Escribir nuevo tema

Cultura

Intercambio de información sobre música, lectura, teatro, etc. Apuntes del acontecer cultural en la Comarca y sus fronteras.

me
autor Escrito por apologeta
Gobernador
sábado 20 de mayo de 2017 23:11

Entrevistando a…Gengis Kan

“Si se borraran de las páginas de la historia los relatos de todas las batallas que ha habido en el mundo, menos los de aquéllas en las que participó Gengis Kan, todavía tendrían los hombres de armas una mínima e incalculable riqueza de dónde sacar la ciencia necesaria para formar un ejército”. Estas palabras fueron expresadas por el General Douglas MacArthur. Según él, el militar no puede aprender su profesión solamente con la práctica. A pesar de que las armas cambian, los soldados profesionales tendrán que buscar en el pasado los principios fundamentales e invariables del arte militar. Y en ningún sitio los encontrará mejor ilustrados que en la vida del emperador de los mongoles, hace 800 años aproximadamente.

Gengis Kan forjó, por medio de sucesivas conquistas, el imperio más vasto que ha conocido el mundo. Se extendía desde las orillas del Pacífico hasta el mismo corazón de Europa, incluía casi todo el mundo conocido y más de la mitad de los hombres que lo poblaban hasta entonces. Karakorum, la capital de Mongolia, era el centro del mundo oriental que amenazaba con aniquilar las fuerzas del cristianismo.

Sr. Gengis Kan, emperador de los mongoles…bienvenido a este Foro de El Siglo de Torreón, único en este tipo de entrevistas. Quisiera darle importancia a sus tácticas y armas de guerra en esta entrevista que muy poco se conocieron. Kan, ¿Qué le parecieron las palabras del General MacArthur sobre usted?

-Gracias Don Polo por su invitación a este foro, a sus foristas y lectores también. De plano tuve que aparecerme para que fuera su siguiente entrevistado, Don Polo. Le diré que el General MacArthur no estaba tan perdido, él sabía reconocer “la clase de la melcocha” de un guerrero. Fui un estratega nato, como lo fueron sus Generales Pancho Villa y Porfirio Díaz aquí en México…e igualmente de sanguinario. Pero a diferencia de Villa, Díaz y Napoleón, jamás tuve una sola derrota en el campo de batalla. Y una diferencia aún más grande…del mismo César y también de Alejandro Magno, ellos debieron sus triunfos en gran parte a sus precursores, que habían creado y perfeccionaron La Legión Romana y La Falange Macedonia del rey Filipo II, padre de Alejandro. Yo tuve que fabricarme mi  propio instrumento de guerra.

- Emperador Kan, antes de empezar de llenos a sus estrategias y armas inventadas por usted…creo necesario nos diga el significado de su nombre y su verdadero nombre.

- Bien Don Polo…el Nombre Gengis Kan, significa “Soberano Poderosísimo” que yo mismo me di ese nombre. Mi verdadero nombre es Temujén.

- Emperador Kan, platíquenos brevemente a partir de la muerte de su padre y que usted estuvo resuelto a sucederlo como jefe de esa tribu de nómadas feroces que vivían en la estepa.

- Don Polo, mi padre fue envenenado por sus enemigos, yo tenía 13 años de edad, pero ya me consideraba como un gran jinete y habilidoso con el arco. Mis hermanos de tribu no quisieron dar oído a mis pretensiones y los demás jefes resolvieron deshacerse de mi…me persiguieron y acosaron como a una bestia dañina. La historia de aquellos años es una serie ininterrumpida de persecuciones, ardides y celadas. Durante esos años me gané seguidores leales y los antiguos súbitos de mi padre comenzaron a pasarse a mi campo. Antes de cumplir los veinte años fui elegido jefe de mi tribu. Y logré que otras tribus formaran una confederación con la mía.

- Emperador Kan, se le acusa de sanguinario…o de un cruel asesino. ¿Qué nos puede decir sobre esto?

- Don Polo, en este negocio de la guerra…no hay que tocarse el corazón, ni aun siendo de la familia. Yo mataba a los que pretendían compartir conmigo el poder. Le platicaré un ejemplo: Tuve un primo que se llamaba Yamuga, que en los días de adversidad, habíamos dormido bajo la misma manta y habíamos repartido fraternalmente de los pocos alimentos de que disponíamos, eran tiempos difíciles…pero mi primo Yamuga, no conforme con su papel de subordinado, reunió sus propios seguidores. Y nos enfrentamos en una batalla y mi primo fue hecho prisionero por mi tropa y sin inmutarme di la orden de que lo ahorcaran. Otro caso más: Togrul había sido gran amigo de mi padre, e incluso me había protegido cuando era perseguido. Pero cuando viejo Togrul, se mostró renuente a acatar mi jefatura…también di la orden de que le dieran muerte. El refrán reza: Corta las cabezas y el resto te seguirá.

- Emperador Kan, le paramos hoy para que deguste de un Mezcal Chinantla que mi esposa trajo de Oaxaca…un elíxir de los dioses de Monte Albán.

- Le haremos los honores Don Polo…gracias por compartir su mezcal…sé que solo lo comparte con sus amistades muy especiales.

CONTINUAREMOS..

Foto: Gengis Kan con el traje de guerra de los mongoles.

                                               imagen


¿Te gustó este tema? puedes compartirlo, ¡es gratis!

Hay 9 respuestas al foro

1
autor paty14 el 21/may, 2017 17:35 Diputado local

@apologeta » 

Primeramente gusto en saludarte,  escogiste buen personaje para una buena  entrevista Polo, Gengis Kan está denominado como un ser sanguinario y cruel dentro de los conquistadores, uno de los más despiadados de la historia, pero leyendo acerca de él, llegó a la conclusión que su vida y sus acciones  fueron resultado del contexto de una época en que todo se resumía en eliminar al enemigo o morir.

Sabías que la banda británica Iron Maiden se inspiró en este personaje para una de sus piezas instrumentales, en las cual relata de manera sonora las hazañas de esta figura?

https://www.youtube.com/watch?v=dU97Bb-9hw8

paty14



2
autor blablablabla el 21/may, 2017 18:21 Gobernador

@paty14 @apologeta » como siempre buenísima elección de entrevistados y curiosamente estoy aquí en estos momentos hojeando este libro , donde casualmente mencionan a este personaje que hoy entrevistas, bueno sólo mencionan que Malala nació en el valle de Swat, en Pakistán, una región de extraordinaria belleza, codiciada en el pasado por conquistadores como Gengis Kan y Alejandro Magno y protegida por los bravos guerreros pastunes, los pueblos de las montañas 

imagen

imagen

saludos.



3
autor apologeta el 21/may, 2017 19:19 Gobernador

@blablablabla @paty14 » Compañeros Paty y Blablabla...es un gustazo su participación, el video extraordinario al igual que mi entrevistado. Gracias a ambos y espero sigan con sus aportaciones, abrazos. Y continuamos con mi entrevista.

Continuamos con la entrevista al emperador Gengis Kan…

- Don Polo, en verdad que exquisito está su Mezcal Chinantla y veo que es de sus favoritos por las botellas que tiene…Salud Don Polo!!

- Salud Emperador Kan…es mi Mezcal preferido. Y continuando con su entrevista Kan, casi siempre sus ejércitos tuvieron que hacer frente a naciones que disponían de fuerzas muy superiores en número. Es probable que usted jamás logró poner más de 200 mil hombres en pie de guerra, sin embargo, con estas huestes relativamente pequeñas pulverizó imperios de muchos millones de habitantes.

- Don Polo, eso que nos comenta es muy cierto, pero hay que tomar en cuenta que atrás de mis tropas venían nuestras tropas de apoyo…si bien es cierto no eran soldados, pero eran cazadores; herreros con sus fraguas y carpinteros que nos iban fabricando las puntas de lanzas, arcos y flechas; médicos y curanderos; ingenieros y especialistas que manejaban las catapultas y especialistas en sitiar fortalezas enemigas; personal de remonta, encargados de la maestranza  y algo más grande…la nación entera que se nos iban uniendo en el camino, para lograr bienes de los caídos. Prácticamente era toda una nación ambulante con herramientas, bestias de carga con los campamentos y pertrechos de guerra, que reducía nuestras necesidades al mínimo, para así sostener a los combatientes…Don Polo y foristas, se podrán imaginar la impresión del enemigo con esa multitud a lo lejos. Hubo pueblos que se rindieron antes de tirar una sola flecha.

- Emperador Kan, creo que es el justo momento que nos cuente sus tácticas que desplegaba en sus   combates. Fue usted el primero que organizó una nación exclusivamente para la guerra…fue usted quien concibió “La Guerra Total”, algo que todos creíamos una invención modernísima.

- Don Polo, mi ingenio para la organización fue nato y el detalle del armamento con que doté a aquellos soldados hechos para la guerra…les proveí de una coraza de cuero bruto, endurecido y barnizado, les facilité dos arcos; uno para disparar desde el caballo, otro, para hacer mejor puntería a pie. Las flechas eran de tres clases: de largo, mediano y corto alcance. Las flechas destinadas a combatir a corta distancia eran pesadas, tenían la punta de acero y traspasaban hasta una coraza. Los soldados llevaban una ración de cuajada seca para casos de necesidad. Llevaban cuerdas de repuesto para el arco, cera y aguja para las reparaciones que éste requiriera. Guardaban todo su equipo  en una bolsa de cuero de la que se servían, inflándola, para cruzar los ríos.

Mis soldados se agrupaban en contingentes de 100; 1,000 y 10,000 hombres. La táctica con se desplegaban mis ejércitos era siempre un modelo de precisión en virtud del intenso ejercicio a que se sometían mis soldados. Colocaba mis tropas en cinco órdenes, con las unidades separadas por anchos espacios. Delante, las tropas de choque, formidablemente armadas con sables, lanzas y mazas. A retaguardia…los arqueros montados. Éstos avanzaban al galope por los espacios que quedaban entre las unidades de vanguardia. Corrían a rienda suelta disparando una lluvia de flechas…cuando llegaban cerca del enemigo, desmontaban, para empuñar los arcos más pesados y soltaban una granizada de flechas de punta de acero. Lo esencial de estos ataques, era el volumen y la concentración de los proyectiles…desconocidos hasta entonces. Desorganizado el enemigo por aquel diluvio de dardos, las tropas de asalto se lanzaban a la carga para completar la victoria. Todo coordinado por una táctica segura, de movimientos perfectamente combinados…no se daban las órdenes de viva voz, sino agitando banderas blancas y negras…según la posición de cada una de ellas era el significado de las formaciones de las tropas.

Nuestra victoria obedecía siempre a la superioridad del armamento, a la velocidad con que embestíamos al enemigo y la rapidez y precisión de nuestros tiros. Así pasó en las batallas contra los ejércitos de China, con los audaces guerreros del islam, o con los caballeros e infantes Cruzados…todos se dispersaban barridos por la tempestad de nuestras flechas. Así se ganaban las batallas atacando por los flancos en vez de hacerlo de frente, pues por este último sistema las pérdidas de vidas eran superiores…así es como peleábamos los mongoles, Don Polo.

- Emperador Kan…esto amerita unos Mezcales y continuamos nuestra entrevista de cómo fue que le pegaron al más grande ejercito de ese entonces…China.

 

Foto: Arqueros de Gengis Kan en una batalla. Los chinos llamaban a los mongoles “Los hombres del arco y de las flechas”.

                                   imagen  

¡¡Deja que los perros ladren...es señal de que vamos avanzando!!



4
autor chivasmanda el 21/may, 2017 22:33 Líder sindical

@apologeta @blablablabla @paty14 » buen relato como siempre don polo y hablando de gengis kan le recomiendo la serie de netflix marco polo buenisima casi casi al nivel del señor de los cielos de telemundo ja ja ja ja ja ja jaaaa. las locaciones son en asia y el protagonista real de la serie es el gran imperio mongol al mando ya de kublai kan descendiente de gengis de lujo esta serie se las recomiendo, saludos.   mmmmm mescal. 

@CHIVASMANDA



5
autor apologeta el 22/may, 2017 15:54 Gobernador

@chivasmanda @blablablabla @paty14 » Gracias chivasmanda por tu participación y si, ya vi la serie de Marco Polo y es bastante buena y entretenida. Y sobre Kublai Kan, tuvo una descendencia de torpes y débiles...así decayó el imperio mongol. Saludos

Foto: Esta es la tercera botella que se acaba mi invitado.

                                                    imagen

¡¡Deja que los perros ladren...es señal de que vamos avanzando!!



6
autor apologeta el 22/may, 2017 15:59 Gobernador

Reiniciamos la entrevista con la invasión a la China milenaria que contaba con un ejército numeroso y bien armado.  

- Emperador Kan, a la edad de cincuenta años usted había reunido las tribus del Asia Central en una hueste de la que usted era el indiscutible caudillo ya su fama era tan grande que voló a través de las estepas, aterrorizando a pueblos chicos y grandes.  Usted había forjado un poderoso instrumento militar para conquistar el mundo, y ahora se disponía a utilizarlo al Este del territorio que usted gobernaba…era la China, con su antiquísima civilización, y que, por aquel entonces, estaba dividida en dos imperios: el de Kin y el de Sung. Platíquenos sobre la masacre en Yenking.

- Don Polo, llegamos a la China y lo que encontramos frente a nuestro camino fue una Gran Muralla, forzamos todo el camino a través de ella rodeándola, y hasta el final de ésta nos precipitamos al frente con mis columnas en los vastos territorios de Kin, o imperio del norte. Tomé su capital, Yenking, hoy en día Pekín, el emperador se dio a la fuga. La campaña fue un verdadero desastre para los chinos.

- Kan, usted arrasó con civiles, niños y mujeres, dejó que sus huestes masacraran por parejo. Y saquearon por un mes esa gran ciudad. A eso se le llama terrorismo señor Kan.

- Don Polo…con el debido respeto, a eso se le llama publicidad a la fama y es algo exagerada, el pánico así funciona. Pero dígame usted cómo se le llama a la matanza de civiles desprotegidos con niños y mujeres, cuando un país poderoso le avienta una bomba atómica a cada una de las dos ciudades japonesas. A eso se le llama Crímenes de Guerra…Y Ginebra hizo algo al respecto?? Si ese es su mundo moderno…prefiero el mío, Don Polo.

- Tiene usted razón Señor Kan, esas personas no pudieron defenderse. Y estoy completamente seguro, que si solo una de esas bombas hubiera caído en un lugar sin habitar…Japón irremediablemente se hubiera rendido. Fue desmedida la fuerza militar…pero la historia la escriben los vencedores. ¿Quién juzgará a esa súper potencia de esos crímenes?

Mejor seguimos con nuestro Mezcal Chinantla, y brindemos por la historia…salud Kan!!

- Salud don Polo, y por sus foristas.

CONTINUAREMOS… 

Foto: Expansión del imperio mongol durante el reinado de Gengis Kan.

                                     imagen

¡¡Deja que los perros ladren...es señal de que vamos avanzando!!



7
autor blablablabla el 22/may, 2017 20:33 Gobernador

@apologeta @chivasmanda @paty14 » orale ya vi la botella y trae su bolsita de piquin y gusano andale para que te prepares un donaji, le pones granadina,  jugo de naranja, sal de chile piquín con gusanillo molido y jugo de limón. Se mezclan los ingredientes bien fríos y se escarchan las copas finamente.o si no pues ya sabes mejor a besos ya ves que dicen que el mezcal no se toma, más bien se besa.

saludos.



8
autor apologeta el 22/may, 2017 21:52 Gobernador

@blablablabla @chivasmanda @paty14 » Así es mi buen Blablabla, con los buenos mezcales me gustan solitos (shot) y tal vez uno muy rasposo ya lo tomaría mezclado. Al igual que un Tequila no muy bueno...hay que tomarlo como "una Paloma" ya mezclado con refresco de toronja y escarchado con sal...pero cuando se amerita se toma un "Caballito" y tal vez con limón y sal. Saludos...y salud!!

¡¡Deja que los perros ladren...es señal de que vamos avanzando!!



9
autor apologeta el 23/may, 2017 19:08 Gobernador

@blablablabla @chivasmanda @paty14 » 

- Señor Kan, no ha habido caudillo militar que lo haya superado en el campo de batalla y mucho menos en la labor del espionaje y logística. Platíquenos algo sobre esto Señor Kan.

- Don Polo…los mercaderes de las caravanas a los que nunca ataqué, formaron mi quinta columna, por medio de ellos contrataba los servicios de agentes en los territorios que proyectaba invadir. Estudiaba concienzudamente la geografía, la política y a los habitantes del país enemigo. Por ejemplo: Mis espías en el Islam me informaron que la madre del sultán estaba celosa del poder de su hijo. Yo le ofrecí auxilio y ella aceptó, cuando entramos en el país, lo encontramos en bandos irreconocibles, casi en guerra civil…nos fue fácil su invasión. En otra ocasión soborné a políticos deshonestos chinos. También utilicé la propaganda para sembrar el terror. Tenía por costumbre recordar a los países que me proponía invadir de los horrores que habíamos desencadenado en aquellos otros que habían osado oponer resistencia…Someterse o perecer, rezaba mi advertencia. Si una ciudad me oponía resistencia, la quemaba y arrasaba, y daba muerte a sus habitantes, hombres, mujeres y niños. Dejaba un puñado de mis soldados, ocultos entre las ruinas, haciéndoles creer que ya nos habíamos retirado…y así cuando los contados habitantes salían de sus escondrijos, hallaban la muerte y para que ninguno fingiese su muerte, les cortaban las cabezas. Hubo una ciudad, que no recuerdo su nombre, en que sucumbieron 500 mil personas.

- Emperador Kan, lo entendí: “o matas o te matan”. Señor Kan, de alguna forma le entiendo y en verdad fue usted el más grande militar de toda la historia, superando a Alejandro Magno. Quiero agradecerle que estuviera en este Foro de El Siglo de Torreón y nos ofreciera algo de sus batallas y estrategias. Y como se ha vuelto una costumbre en la que narro el final de la historia de todos nuestros invitados, solo me queda darle las gracias y un vaso más de este Mezcal.

- Don Polo, yo soy el agradecido por su invitación y que la historia me juzgue. Y gracias por su Mezcal y hospitalidad…Salud a usted y sus lectores!!

Queridos participantes y lectores, así fue la formidable máquina de guerra con que Gengis Kan conquistó al mundo. Este gran caudillo murió en una de sus campañas en 1227, a la edad de sesenta y seis años, en el apogeo de su poderío.

Una vez muerto, el enorme “rodillo militar” siguió aplastando naciones. Sus sucesores dominaron a toda Asia, penetraron aun más en Europa y derrotaron a húngaros, polacos y alemanes…nadie podía hacerles frente. Durante el reinado de Kublai Kan, nieto de Gengis, florecía aún invicto el poderío de los mongoles. Decayó sin embargo, en las manos de los descendientes de Kublai. Hoy no son los mongoles más que un haz insignificante de tribus nómadas. Karakorum yace sepultada bajo las arenas del desierto de Gobi…y hasta su mismo nombre se ha borrado de la memoria de la gente.

Este es el final de esta entrevista exclusiva con Gengis Kan. Gracias y no dejen de ver el siguiente video narrado por mi invitado Gengis Kan…es interesante.

https://youtu.be/X0Kx9nIM9YI 

¡¡Deja que los perros ladren...es señal de que vamos avanzando!!





¿Te gustó este tema? puedes compartirlo, ¡es gratis!


Foros de el Lector en El Siglo de Torreón.




*