Acceder al foro

Ayuda

Ayuda del foro, peticiones sobre la página , tips de escritura, reglas del foro y más.

me
autor Escrito por ulident
Visitante distinguido
martes 31 de julio de 2007 13:53

La visita a La Cueva

Una de las fiestas más celebradas por los guanajuatenses es la que se lleva a cabo el 31 de julio de cada año. Consiste en un clásico paseo familiar y de amigos que se dan cita en la explanada conocida como El Hormiguero, para pasar allí el día en honor de San Ignacio de Loyola. Algunas personas desde la media noche emprenden la visita a La Cueva. Allí practican danzas, cantos, rezos especiales según el ritual tradicional que es llamado "velación" y que culmina con una misa a las 8 de la mañana. Los deportistas, al amanecer de ese día, escalan los picachos de La Bufa, desde cuya cima domina un hermoso panorama de la ciudad que ha inspirado a poetas y que algunos artistas han sabido plasmar en lienzos o fotografías. La Bufa con sus acantilados o picachos, es uno de los cerros que circundan la ciudad de Guanajuato por el sureste. Al oeste de tal montaña se levanta otra de menor altura en la cual hay una oquedad que fue agrandada en la época colonial para dar cabida a cerca de cincuenta personas, es la Cueva de San Ignacio, cuyos muros están decorados con pinturas y frescos de varias épocas, indicio evidente de la presencia humana desde tiempos prehispánicos, cuando la localidad fue ocupada por diversos grupos indígenas, algunos de los cuales dejaron allí su huella. Sucede que en ese último día de julio el pueblo manifiesta gran regocijo por tratarse de la fiesta más característica de la ciudad de Guanajuato, en honor de su santo patrono San Ignacio de Loyola, fundador de la Compañía de Jesús. La costumbre cristiana se remonta al primer tercio del siglo XVII. Es sabido que los jesuitas se relacionaron en época temprana con la población de Santa Fe, es interesante pues, conocer el origen de la devoción a dicho santo y de la fiesta de La Cueva. En relación con esto hay variada información: leyendas, estudios de antropólogos y documentos históricos. Nos ocuparemos brevemente de cada especie de datos. El licenciado Agustín Lanuza, en su libro Romances, tradiciones y leyendas, nos presenta una imagen sobre la leyenda: La ciudad encantada "Se alza La Bufa imponente, limitando la cañada que se llama La Rodada, y es conseja popular, que existe en aquel lugar una ciudad encantada. Desde el crestón se domina la llanura del Bajío, y el extenso caserío de la población vecina mas si la altitud fascina y causa grande arrebato, es el paisaje más grato, ver entre las verdes lomas, como nidos de palomas, las casas de guanajuato." La leyenda narra que en esta fecha, 31 de julio, existe la posibilidad de desencantar Guanajuato, si algún visitante que llegue a La Cueva observa determinadas instrucciones. De manera realista podríamos preguntarnos si el Guanajuato de la leyenda pudiera ser el que está enterrado, pues es sabido que debido a las frecuentes inundaciones sufridas por la localidad, parte de la ciudad quedó sepultada; aunque lo que se ha encontrado, con las excavaciones, han sido muros, arquerías, cacharros y de vez en cuando algún tesoro. Estudios antropológicos han sido realizados sobre las pinturas de la cueva, por la antropóloga Ana María Crespo, del Instituto Nacional de Antropología e Historia, quien tiene un estudio sobre el significado de las figuras que aparecen tanto en el muro norte como en el sur. Crespo nos dice que algunas de la pared norte son de origen prehispánico y datan del año 1000 d.C.; están dibujadas en rojo, posiblemente en cinabrio y se encuentran recubiertas por otras de fechas posteriores. Los trazos de las primitivas son simétricos y cruciformes; también a la entrada de la cueva aparecen figuras antropomorfas. Pueden estar relacionadas con los mitos y ritos de las tribus que poblaron la localidad, ya fuera en calidad de observaciones calendáricas, culto solar o ritos de la fertilidad.(1) El estilo de los trazos es semejante al de los otomíes de otros lugares. Ahora bien, según el Códice Ramírez mencionado por Luis Velasco y Mendoza, los atomíes vivían en los riscos y los más ásperos lugares de las montañas. El símbolo de sus dioses era la montaña y la gruta; por tal razón sus actos religiosos los efectuaban en las cumbres y dentro de las cuevas.(2) Cabe suponer que en la cueva que nos ocupa, desde los tiempos prehispánicos se celebran ritos paganos, algunos de ellos para llamar a la lluvia, pues la fecha del 31 de julio podría coincidir con algún cambio de ciclo agrícola. Continuando con la descripción de las pinturas en la pared norte, se nota la figura de la Virgen María con una serpiente y una media luna a sus pies. Así como varias fechas: 1540-30 de julio de 1795- 17 de julio de 1870-1973, que tal vez indican celebraciones de eventos de la Orden Jesuita o fechas de inundaciones o la factura de las pinturas. En el muro sur se ve la imagen de San Ignacio de Loyola bajo un estandarte; cerca de los pies del santo aparece una rana plateada con un tambor y un cañón, además de varias instrucciones. San Ignacio lleva en su mano izquierda un libro abierto donde se relata su vida. La rana está dentro de un marco heráldico, entre dos banderas cruzadas, y tal vez sea símbolo de la minería de Guanajuato. En los acantilados situados frente a la cueva está dibujado varias veces el diablo, quizá rememorando la lucha de San Ignacio contra él en la cueva de Manresa, España, según la leyenda.(3) Ante esta información se puede suponer que el hecho de haber solicitado a San Ignacio como el patrono de la ciudad de Guanajuato, pudo haber sido con el propósito de substituir el culto pagano por el cristiano; además de implorar la ayuda del santo en la producción minera, pues fue precisamente un grupo de mineros y hacendados los que promovieron el patronato. La superposición de figuras representadas en la cueva nos indica el mestizaje de culturas, por eso se observan dibujos prehispánicos como los trazos geométricos relacionados con los ritos indígenas, al mismo tiempo que imágenes y símbolos cristianos como la cruz, la Virgen y San Ignacio. Desde el punto de vista histórico se puede afirmar categóricamente que San Ignacio de Loyola es el patrono de la actual ciudad de Guanajuato, puesto que en el Archivo Histórico de Guanajuato existen documentos que lo comprueban. Dichos testimonios asientan que un grupo de dueños de minas y haciendas del Real de Minas de Santa Fe de Guanajuato, por medio del cura beneficiario del lugar, doctor Diego Gómez, presentaron el 6 de julio de 1615, una solicitud ante el Cabildo y Sede Vacante de Valladolid, Morelia (por estar comprendido el Real de Santa Fe en la jurisdicción del Obispado de Michoacán), para proclamar como patrono del mencionado Real, a San Ignacio de Loyola. Se llevaron a cabo las diligencias necesarias, se estudió y discutió la petición en reunión de Cabildo y finalmente se aprobó el 18 de junio de 1624. El compromiso de los guanajuatenses consistiría en celebrar el día del santo patrono, 31 de julio, en forma permanente por todas las generaciones venideras.(4) Siglo y medio más tarde, por haberse perdido parte del documento, se sacó un testimonio de la concesión, el 17 de junio de 1775. El escribano real, don José Pérez Marañón y el Marqués de San Juan de Rayas, que entre otros constituían el Cabildo de la ciudad en esa época, firmaron la solicitud. La contestación aprobatoria dice a la letra: "…en que consta que el glorioso patriarca San Ignacio de Loyola fue jurado por particular patrono de esta ciudad, sus términos, minas, haciendas de ellas y demás que comprende su feligresía y curato, con la obligación de que, los días treinta y uno de los meses de julio de todos los años en que perpetuamente celebra y solemniza su festividad nuestra Santa Madre Iglesia, se guarde inolvidablemente por todos los individuos que comprende la feligresía y curato, a excepción de los indios (con los cuales no se ha de entender que esta fiesta es obligatoria, sino voluntaria como no lo son las demás fiestas de españoles, de que por bulas apostólicas quedan excluídos los indios)… desde el año de 1624, concedida la gracia y aprobada por el Muy Ilustre Venerable Sr. Dean y Cabildo… y que para que lleve a noticia de todos y ninguno alegue ignorancia, se sirvan de mandarlo publicar… en uno de los días festivos en la Santa Iglesia Parroquial y que se fijen tablillas en las demás iglesias que expresen esa obligación con la que desde luego pesará todo gravemente en sus conciencias y darán cumplimiento puntual a dicho voto y juramento como es debido y mandado que esa diligencia y originales se archiven en la arca de tres llaves para su constancia y perpetua memoria."(5) Por otra parte, el Cabildo del Real de Santa Fe envió un pregonero que "al son de cajas, clarines y atabales, con voz fuerte y clara anunciara por todas las calles de la población la disposición diocesana de hacer el juramento del patronato de San Ignacio de Loyola el día señalado para su festividad."(6) Fue así como el día último de julio se convirtió en fiesta popular para la ciudad de Guanajuato desde 1624 y se sigue conservando hasta nuestros días y los venideros. En resumen, se trata de una festividad que presenta sincretismo religioso, que se remonta a la época prehispánica y que se volvió cristiana a partir de la fecha mencionada arriba. En el transcurso del tiempo ha presentado variaciones. La verbena popular se observa en un cuadro pintado por don Manuel Leal que se exhibe en conocido hotel de la ciudad. En la actualidad se celebra con danzas y acuden peregrinos de varias partes; hay juegos, diversiones variadas y abunda el consumo de licores. No pocas veces un aguacero remata la fiesta, en la que el pueblo convive con las autoridades y visitantes, auténticos guanajuatenses, para conmemorar a San Ignacio. Existe una canción popular que clama por la lluvia en esa fecha: "¡Que llueva, que llueva! La Virgen de la Cueva, los pajarillos cantan, la Luna se levanta, ¡Que sí, que no! ¡Que caiga un chaparrón!" "http://guanajuatocapital.com/espanol/Dcueva.htm":http://guanajuatocapital.com/espanol/Dcueva.htm

¿Te gustó este tema? puedes compartirlo, ¡es gratis!

Hay 3 respuestas al foro

1
autor laguneritarebelde el 1/ago, 2007 03:29
Visitante distinguido
Muy buena la historia,vamos a ver el web site a ver q tal? hasta ganas dan de ir a visitar Guanajuato.
Hilda



2
autor ulident el 1/ago, 2007 14:05
Visitante distinguido
es correcto, de echo me la paso un amigo de gto, me dijo que ayer era el día de la cueva y yo le hice burla, y me paso el link lo leí y me gusto mucho, por lo tanto comparto con uds esta excelente léctura. Es cuanto


3
autor laguneritarebelde el 2/ago, 2007 05:35
Visitante distinguido
Ya entre a la pagina y si esta muy buena,gracias ulident. lagunerita.
Hilda





¿Te gustó este tema? puedes compartirlo, ¡es gratis!


Foros de el Lector en El Siglo de Torreón.