Acceder al foro

Ayuda

Ayuda del foro, peticiones sobre la página , tips de escritura, reglas del foro y más.

me
moderador autor Escrito por evaldez
Senador
Friday 13 de April de 2012 08:13

Presidente o Presidenta?

@Todos

Reconozco que soy de los que me se que la regla gramatical dice que para verbos terminados en -er o -ir, el sufijo es -iente o -ente, así presidente es el que preside, sirviente es el que sirve y asistente es el que asiste y que al escribirlo asi, incluye al femenino como cuando uno escribe "todos" este tambien incluye a "todas. Bien, yo fui uno de los primeros en ver la propaganda de la JVM en donde usa la palabra Presidenta y, no que haya puesto el grito en el cielo, pero si pense, estos panistas de verdad que estan, no se hacen.

Pocos días despues me encontre una colaboracion de Rosaura Barahona en el Norte (escribe ahi dos veces por semana) donde reflexiona sobre el uso de la lengua y tengo que reconocer que me gano el argumento. Ella provocadoramente nos dice muy bien, esa es la regla que muchos conocemos, pero entonces porque nadie chista al hablar de la "sirvienta" o "asistenta", solo cuando hablamos de "gerenta" o "presidenta" es donde los gallos cacaraquean. Despues de leerla me dije, que lo digan como quieran, la neta.

Para los que quieran cultivarse, ahi les dejo la participacion de Rosaura y su correo por si le quieren echar un grito. Hint, si contesta:

 

Presidente o presidenta

Rosaura Barahona
3 Abr. 12

He recibido varios mensajes en donde me preguntan si decir "presidenta" es correcto. Me enviaron los artículos de A y B, ilustres académicos (lo digo sin ironía), que explican por qué presidente se aplica tanto al masculino como al femenino. De pasadita recuerdan que es innecesario decir todas y todos, puesto que todos incluye a todas, pero no a la inversa.

Es imposible empezar siquiera a discutir aquí el concepto de corrección lingüística. Para hacerlo deberíamos preguntar de acuerdo a qué corriente y época porque si algo tiene vida en la vida, es la lengua.

Los niños de nuestro campo dicen "mesmo" o "ansina" y está bien: usan la lengua que aprendieron de sus mayores, quienes hablan con anacronismos porque su contacto con el mundo urbano ha sido pobre o mínimo y su español no ha cambiado.

La lengua está viva y evoluciona todos los días en muchos sentidos y en muchas direcciones, nos guste o nos disguste. Por eso me da risa la súbita preocupación de algunos señores por corregir presidenta. ¿Por qué nunca repelaron cuando decimos (y ellos lo dicen) sirvienta en vez de sirviente?

Cuando se trata de un verbo terminado en "ar", el sufijo que significa quien lo hace, se presenta como "ante" (cantar, cantante). Cuando se trata de verbos terminados en "er" o en "ir", el sufijo se presenta como "iente" o "ente" (presidente, asistente y sirviente). Sirviente es, entonces, quien sirve y presidente, quien preside. Y aunque el sufijo puede tomar formas femeninas, mientras dijimos sirvienta nadie chistó, pero al decir presidenta, los gallos cacaraquearon.

Los españoles están buscando reivindicar a las mujeres en lo lingüístico y para lograrlo han integrado muchos cambios. Eso enfurece a quienes crecieron con otros valores lingüísticos. Muchos se quejan porque se dice ministra en lugar de ministro. Olvidan que, por años, ellos mismos han dicho asistenta (sinónimo español de sirvienta) y nadie lo cuestionó.

La gramática tan socorrida hoy para probar el error de presidenta es el cuerpo lingüístico más ignorado e inútil para el uso correcto de la lengua. La gramática, normativa, nos dice que los adverbios no tienen diminutivo, pero los mexicanos decimos tempranito, tardecito, ahorita y ahoritita que es diferente a decir temprano, tarde y ahora y es totalmente correcto.

Los académicos españoles calificaron, por años, como barbarismo, desviación o vicio cuanta palabra fuera usada en sus antiguas colonias, pero no en España. Hoy son reconocidas como variaciones regionales.

Era la mamá regañando a sus hijos por hablar mal. Pero nosotros ignoramos sus regaños e impusimos nuestros respectivos dialectos del español: el mexicano, el argentino, el salvadoreño...

Dámaso Alonso, como presidente de la RAE, dijo que era absurdo que los entonces 30 millones de españoles esperaran imponer su lengua a 400 millones de hispanohablantes al otro lado del océano, cuando nuestro entorno, nuestra herencia y nuestros habitantes eran totalmente diferentes a los suyos. Y recomendó a España abrir los oídos a esos cambios, si no quería enmudecer.

Sí, en español hay palabras llamadas común de dos que al cambiar de género para describir a personas de diferente sexo conservan su forma: espía, presidente, asistente, dentista...

¿Por qué no les preocupa asistenta y sí presidenta? Porque la lengua está vinculada al poder. Si todos incluye a todas es porque los académicos de la lengua (todos hombres) decidieron, hace mucho tiempo, que en un grupo en donde se mezcle lo masculino y lo femenino, manda lo masculino. ¿Qué hubiera pasado si hubieran sido académicas?

Por eso no les molesta ni preocupa que se cambie la "e" final de "ente" a sirviente y asistente para dejarlas en sirvienta y asistenta. ¡Ah, pero que no osen tocar la "e" de presidente ni de gerente porque, entonces sí se enfundan en el lábaro de la corrección y nos acusan de incorrectas!

Usted ignórelos y diga como se le antoje y no entre en discusiones estériles. Si tuviéramos una presidenta, con "e" o con "a", sería mujer de cualquier modo. El lenguaje evoluciona junto con el mundo. El tema les preocupa a muchos no por la corrección lingüística, sino porque ven amenazado su añejo y resquebrajado patriarcado.


[email protected]gmail.com

 


¿Te gustó este tema? puedes compartirlo, ¡es gratis!

Hay 28 respuestas al foro

Hola, para seguir leyendo por favor identifíquese con alguna cuenta:
no está identificado, debe identificarse para leer el resto del escrito.