Escribir nuevo tema

Cafecito virtual

De sociales, café, eventos y otros cuentos.

me
autor Escrito por apologeta
Gobernador
jueves 7 de septiembre de 2017 22:25

El General Tito Gomes, traía…bolso.

Voy a presentar una lista de los mayores estafadores de todos los tiempos...y empezamos con el primer personaje:

María Teresinha Gomes bien pudo decir que vivió dos vidas. Una, como mujer fue tranquila y triste, porque el hombre de su vida murió prematuramente. A partir de ese momento, Teresinha empezó su segunda existencia. Que fue fantasiosa y valiente, pero también acabó mal.

Maria Teresinha Gomes se compró un disfraz de militar y unas medallas de latón para el carnaval de Lisboa, en Portugal. Durante 18 años, se dejó puesto el disfraz, haciéndose pasar por general del ejército, y también por abogado, agente de la CIA y funcionario de la embajada de Estados Unidos en Lisboa. Ah... y no tenía estudio alguno.
Fue en los carnavales de 1974, cuando a Teresinha se le ocurrió la idea. Pasó a hacerse llamar General Tito Anibal de Paixao Gomes, y nadie se dio cuenta del engaño, que duró hasta 1992, un total de 18 años, hasta que fue descubierta, juzgada y condenada por usurpación de identidad y estafa.
Teresinha nació en Funchal (Madeira) en 1933, y murió en fecha incierta, en junio de 2007, en una aldea cercana a Lisboa. Su vida está plagada de misterios, ya que con 16 años se fugó de casa para instalarse en algún lugar incierto del continente, por culpa de un desengaño amoroso. Su familia incluso la llegó a dar por muerta.
En 1974 se produjo la “rocambolesca” historia, adquiriendo la personalidad de Tito Anibal da Paixao Gomes, nombre que sacó de un hermano suyo, que murió siendo un bebe, antes de que ella misma naciera.
La misma noche en que compró el disfraz, conoció a Joaquina Costa, una enfermera con la que convivio durante 15 años, simulando ser un matrimonio normal, aunque durmiendo en habitaciones separadas.
Para ganarse la vida, pedía prestado dinero, para luego invertirlo supuestamente en el extranjero y devolverlo con intereses. Para hacerlo utilizaba su falsa identidad y sus maneras educadas y cultas.
En 1992 fue descubierta y juzgada por un tribunal de Lisboa, que la condenó a tres años de prisión, que nunca llego a cumplir. El juicio, al que la acusada acudió vestida de hombre, tuvo una gran repercusión. Su compañera Joaquina, declaro que no supo del verdadero sexo de Teresinha hasta que acabo su relación, después de 15 años juntas. Los propios abogados del proceso la llamaban por su nombre ficticio, y los testigos se referían a ella como "señor general" y "hombre bueno". Tras oír su condena, tiró de poesía y patria: "Mi vida sólo acaba cuando el corazón deje de latir. Entonces mi cuerpo deja de existir. Por eso quiero ser cremada y soñaba con poder llevar la bandera [de Portugal] envuelta en los pies".
Después de todo el escándalo que se produjo, Teresinha Gomes se retiró a vivir a Carambancha de Cima, una aldea aislada del norte del Tajo, donde pasó sus últimos años de vida en compañía de María Augusta, la sobrina de Joaquina Costa.

Personaje literario, feminista adelantada a su tiempo, ser libre, la Generala alimentó la imaginación de muchos portugueses. El dramaturgo extremeño Manuel Martínez Mediero, siempre atento al estrambote ibérico, promete una pieza de teatro sobre ella. Quizá utilice estas frase-epitafio de Fernanda Ribeiro, vecina de Carambancha: "Si la mataron o se suicidó son cosas que nunca sabremos, porque siempre fue una persona cuya vida fue un misterio y que no permitía preguntas indiscretas".

Foto: La Generala María Teresinha Gomes en su juicio.

                                                            imagen


¿Te gustó este tema? puedes compartirlo, ¡es gratis!

Hay 23 respuestas al foro

1
autor apologeta el 9/sep, 2017 14:16 Gobernador

Les van otros individuos de estafa y engaños, son solo algunos:

Hay individuos que han usado el correo postal para enviarse a sí mismos.

- El caso más reciente es el de Charles McKinley, que el 5 de septiembre de 2003 se introdujo en una caja certificada para visitar a su familia en Desoto (Texas). Su viaje de Nueva a York a Dallas, sin embargo, se frustró poco antes de llegar a su destino, cuando las autoridades descubrieron los ojos de McKinley mirando desde el interior de la caja a través de un orificio practicado en la misma.

- Mejor suerte corrió una niña de 4 años llamada May Pierstorff. En febrero de 1914, sus padres decidieron enviarla como paquete postal desde Grangeville (Idaho) hasta la casa de su abuela, en Lewiston. 120 kilómetros de distancia que salían mucho más económicos que un billete de tren (el precio del billete de la niña costaba el salario de varios días de sus padres).

El peso del paquete era de 22 kilogramos (el máximo permitido era 22,68 kilogramos), así que fue aceptado por la oficina postal y, tras el franqueo de 53 centavos, May viajó sin problema en el compartimiento de correo del tren hasta Lewiston, donde fue entregada en mano en casa de su abuela.

- Y mucho más arriesgado fue el caso de 1849, cuando Henry “Box” Brown escapó de la esclavitud enviándose a sí mismo (con la ayuda de las redes abolicionistas) por correo a Filadelfia. Pasó 26 horas en una pequeña caja en un viaje de 275 millas. Después de esta aventura, dio conferencias para el movimiento contra la esclavitud y, más tarde, se convirtió en un mago. El segundo nombre, "Box", se añadió después de su envío a la libertad.

- Más recientemente, otro mago, Wade Whitcomb, fue noticia cuando afirmó que él mismo se había enviado a bordo de un avión de carga de UPS. Una hazaña que no fue muy bien recibida por el FBI, ya que constituía una grave violación de la seguridad de la carga aérea.  

 

¡¡Deja que los perros ladren...es señal de que vamos avanzando!!



2
autor apologeta el 9/sep, 2017 14:28 Gobernador

Otro estafador más:

Herman Boerhaave (1668-1738) fue un famoso médico, botánico y humanista de origen holandés que destacó en su época por sus grandes conocimientos en medicina. Durante su vida ocupó varias cátedras en la Universidad de Leiden y brilló por su capacidad de combinar los trabajos clásicos con las teorías patológicas que habían surgido en el siglo XVII. Aunque hoy en día quizás por una de las cosas por las que más se le recuerde sea por su gran sentido del humor. Y es que tras morir dejó en testamento un libro escrito de su puño y letra titulado 'Los secretos más exclusivos y más profundos del arte médico". El mismo, estaba sellado, por lo que más tarde la obra fue vendida en subasta pública a cambio de 20 mil dólares en oro. El mismo, llegó a manos del anónimo comprador totalmente cerrado, pero su sorpresa fue mayúscula al ver lo que había en su interior: hojas en blanco y, al final, una pequeña nota que decía:

"Conserve la cabeza fresca, los pies calientes y hará empobrecer al mejor médico del mundo".

 

¡¡Deja que los perros ladren...es señal de que vamos avanzando!!



3
autor apologeta el 9/sep, 2017 15:24 Gobernador

Tal vez el mayor estafador de todos los tiempos:

Sea Victor Lustig, el maestro estafador que vendió la Torre Eiffel (dos veces).

A finales del año 1935 podíamos imaginarnos la escena: un hombre divisa a través de una diminuta ventana como pasan numerosas embarcaciones de recreo a través de la Bahía de San Francisco. Ese tipo ahora tiene la mirada cansada y perdida recordando lo que fue su vida hace no tanto y lo que es ahora. Esa diminuta ventana se encuentra en la prisión de Alcatraz y nuestro hombre está fuertemente encadenado de manos y pies. No es un recluso cualquiera, es Victor Lustig pasando los últimos años de su insólita vida entre rejas.

Lustig finalmente fue capturado después de haber planeado una operación de billetes del banco falsificados, un plan tan enorme que amenazaba con sacudir la confianza de la propia economía estadounidense. Fue su último plan, aunque antes existieron muchos y muy variados.

El hombre que se cuenta entre los estafadores más grandes de la historia nacía en 1890 en Hostinne (República Checa). Hijo de padres campesinos, Lustig decía que desde pequeño tuvo que robar para sobrevivir, aunque desde la cárcel de Alcatraz dijo también, que sus robos tenían como protagonistas únicamente a personas codiciosas o deshonestas. Veamos.

En plena adolescencia, a comienzos de 1900, Lustig fue pasando de ladronzuelo a ratero, de robo pequeños o menores a más sofisticados. Se fue curtiendo en la calle como un buscavidas mientras en sus ratos libres perfeccionaba otros de sus hobbys, los trucos de carta con los que se sacaba un dinero en las calles.

Pronto se trasladaría a Estados Unidos. Allí se percata de la labia y encanto que tiene en el trato cara a cara, además poseía una sencillez innata para hablar idiomas con fluidez. Así fue como comenzó con sus primeras estafas, a bordo de los transatlánticos de vapor que cubrían las rutas entre Nueva York y París. Los pasajeros a bordo en primera clase serían presas fáciles para un elocuente, locuaz (e incluso refinado si fuera necesario) Lustig.

Una etapa donde también haría uso de su primer alias, el primero de los 47 que fueron registrados por la posterior investigación de la policía donde encontrarían tras su detención que Lustig utilizó decenas de pasaportes falsos. El hombre había llegado a Estados Unidos al finalizar la Primera Guerra Mundial, por tanto llegó en el apogeo de los “locos años 20”, una época donde el dinero circulaba a gran ritmo. Las investigaciones posteriores hablan de al menos 40 ciudades de Estados Unidos donde Lustig dejó su “sello” personal.

Su primer gran “truco” de estafador llegó en estas fechas a través de lo que se llamó “la caja de dinero rumana”, es decir, una supuesta máquina de impresión de dinero con la que puso en práctica la siguiente estafa: Lustig organiza una reunión con posibles compradores realizando una demostración con las capacidades de una pequeña máquina, nada menos que una copia exacta de un billete de 100 dólares. La realidad es que previamente había introducido tres billetes auténticos de 100 dólares. La demostración es un “éxito”. También es el momento en el que Lustig se lamenta de que su dispositivo necesita de seis horas para llevar a cabo otra copia.

El cliente, obviamente, veía en la máquina un gran potencial, así que por norma general acababa comprando la máquina a un precio muy alto. Durante las siguientes doce horas la máquina sería capaz de producir otros dos billetes de 100 dólares (billetes reales que Lustig había introducido previamente). Tras el último billete, la máquina solo produce papel en blanco.

Los clientes entonces se daban cuenta de que habían sido estafados pero habían pasado más de doce horas y Lustig ya estaba camino de otra ciudad para continuar con esta y con otras estafas como las falsas carreras de caballos o inversiones mobiliarias que le dieron grandes dividendos.

Continuaremos con…Victor Lustig y la venta de la Torre Eiffel.

Foto: Victor Lustig

                                          imagen

¡¡Deja que los perros ladren...es señal de que vamos avanzando!!



4
autor apologeta el 9/sep, 2017 15:55 Gobernador

La venta de la Torre Eiffel

Así llegamos hasta el año 1925, momento en el que se produce lo que los investigadores denominaron como “la gran venta”, nada menos que la mismísima Torre Eiffel. Según explicó el agente secreto James Johnson en sus memorias, el hombre que siguió la estela de Lustig, este llega a París en mayo de ese mismo año.

Nos encontramos en un contexto donde Francia se ha recuperado de la Primera Guerra Mundial y en particular la ciudad de París se encontraba en plena ebullición y auge. Probablemente el mismo Lustig pensó que no existía un lugar mejor para subir la apuesta del engaño ante algo mucho más grande. Esa misma primavera y mientras leía el periódico en un café parisino se encuentra con un artículo que habla del problema que tenía la ciudad de París para llevar a cabo el mantenimiento de la Torre Eiffel.

El artículo explicaba que sólo la pintura ya era un gran problema y una tarea costosa y que por esta razón la obra se estaba convirtiendo en una escultura un tanto descuidada. Lustig vio un filón en la noticia y se puso a desarrollar una historia paralela.

Lo primero que hizo fue contactar con un falsificador para pedirle una serie de notas y documentos que pudieran pasar por oficiales del gobierno. Luego invitó a seis comerciantes de chatarra a una reunión en el Hotel de Crillon, uno de los más prestigiosos de la ciudad, con el fin de discutir un acuerdo sobre un negocio que no detalló en el anuncio.

Acudieron los seis a la cita y nuestro hombre se presenta como director adjunto del Ministerio de Correos y Telégrafos. Allí les explica que habían sido seleccionados sobre una gran base de empresarios debido a su buena fama como profesionales honestos. Seguidamente le explica al grupo que el mantenimiento de la Torre Eiffel era un escándalo en términos económicos y que la ciudad no podía soportar su mantenimiento por más tiempo, así que habían decidido venderla como chatarra.

También les explica que debido a las probables protestas de la opinión pública, el asunto debía llevarse en el más absoluto secreto hasta que los detalles y las negociaciones finalizaran. Lustig termina explicando que él ha sido designado para elegir al empresario ganador.

Es posible que en este punto pienses que se trata de un plan totalmente surrealista. La realidad es que hoy sería así, pero en aquella época y en el contexto de París, no tanto. La idea no era tan inverosímil en 1925 porque la Torre Eiffel se había construido para la Expo de París de 1889, no hacía mucho por tanto, y se preveía que no fuera permanente. De hecho en 1909 estuvo a punto de ser trasladada.

El siguiente paso de Lustig fue llevar a los hombres a la torre en una limusina alquilada, todo como parte de una visita de inspección. La puesta en escena seguía dando sus frutos y los hombres estaban entusiasmados. Allí y cuando ya había mostrado sus cartas, Lustig analizó cada uno de los posibles “compradores” intentando calibrar cuál de ellos era el más entusiasta (y crédulo). Al finalizar la visita les comunica que al día siguiente tendría lugar la licitación recordándoles una vez más que debían guardar discreción absoluta ya que era un “secreto de Estado”.

Cuando Lustig se dirigía a su casa él ya sabía quién sería el ganador. Nuestro hombre aceptaría la oferta de André Poisson, un comerciante algo inseguro que había aireado su tristeza por no estar en los círculos internos de los grandes comerciantes de París. El hombre decía que la obtención del acuerdo por la Torre Eiffel lo situaría en la gran liga de los negocios. La esposa de Poisson en cambio no pensaba lo mismo y se preguntaba quién era realmente este director adjunto y las razones para que una cosa así se mantuviera en el más absoluto secreto. También se preguntaba por la rapidez en una operación tan grande.

Poisson le trasladó estas dudas a Lustig, razón por la que el estafador organizó otra reunión, esta vez sólo con él. Lustig contaría a Poisson que como Ministro del Gobierno no ganaba lo suficiente para tener el estilo de vida de deseaba, y que por esta razón debía encontrar la manera de complementar sus ingresos. También significaba que esos tratos debían llevarse con cierta discreción.

Poisson entendió rápidamente lo que Lustig le estaba explicando. Captó que Lustig no era más que otro funcionario del gobierno corrupto que quería un soborno. De esta manera Poisson se relajó completamente, él mismo había tratado con tipos así y estaba familiarizado, por lo que no tenía problemas para negociar en esos términos. Así que nuestro hombre no sólo se llevó los fondos por la supuesta venta de la Torre Eiffel, también se llevó un soborno.

Tras sellar el acuerdo y la entrega del dinero Lustig partió en tren a Viena. Lo hizo con una maleta llena de dinero en efectivo. Por extraño que parezca en los siguientes días o semanas nadie le buscaba. Poisson había sido estafado de forma tan humillante que jamás acudió a la policía.

Esta fue la razón de que al cabo de un mes Lustig regresó a París. Allí seleccionó a otros seis comerciantes para vender una obra, ¿adivinan cuál? La Torre Eiffel por segunda vez, aunque esta vez la víctima sí acudiría a la policía presentando los papeles y documentos falsos. El hombre había firmado pero no le había dado el dinero a Lustig, quien a su vez logró escapar de la policía huyendo a Estados Unidos.

Continuaremos con el más grande estafador…Victor Lustig en Estados Unidos.  

 Foto: El más grande "trácala" de la historia...claro, no le llega a Peña Nieto.

                                        imagen

 

¡¡Deja que los perros ladren...es señal de que vamos avanzando!!



5
autor apologeta el 9/sep, 2017 16:15 Gobernador

Estados Unidos: última parada

Ya en Estados Unidos y durante los años posteriores, el artista del engaño agrandaría su leyenda como estafador. Leyenda que al final de su vida acompañó con un decálogo de mandamientos o reglas para futuros o posibles estafadores:

  • Ser un oyente paciente
  • Jamás tengas una mirada aburrida
  • Espera a que la otra persona revele sus opiniones políticas, entonces, estarás de acuerdo con ellas.
  • Deja que la otra persona revele sus puntos de vista religiosos, luego tú debes tener los mismos.
  • Nunca te emborraches
  • Jamás seas desordenado

Pasaron los años y posiblemente la codicia fue lo que llevó a Lustig a su perdición. En 1930 el estafador se asocia con el químico Tom Shaw para entrar en el negocio de los billetes de dólares falsos. De esta forma Lustig comenzó a crear billetes de 100 dólares impecables capaces de engañar incluso a los cajeros de los bancos. Un lucrativo negocio que encendió las alarmas de los servicios secretos del país, quienes temían que una racha de estos billetes falsos pudieran llegar a tambalear la confianza internacional en el dólar. Fueron meses en los que Lustig viajaba con todo un arsenal de disfraces para poder escapar bajo cualquier circunstancia.

Hasta el 10 de mayo de 1935. Ese día fue detenido en Nueva York por agentes federales por cargos de falsificación tras una llamada anónima. Ese día también nuestro hombre tenía un maletín consigo. Al abrirlo los agentes solo encontraron ropa y su cartera junto a una llave. Lustig se negó a especificar lo que abría la llave.

Unas semanas más tarde los investigadores descubrieron el enigma. Se trataba de una llave que abría una taquilla en la estación de metro de Times Square, taquilla que contenía 51 mil dólares en billetes falsos junto a las placas con la que habían sido impresos.

Un día antes del juicio contra su persona, Lustig escapa por la ventana del centro de detención de Manhattan en el que se encontraba. Cuando la policía acude a su celda se encuentra ésta vacía junto a una nota, un extracto de Los Miserables. Una nota donde Lustig venía a reivindicar su estilo de vida.

Victor eludió la ley hasta el 28 de septiembre de 1935, momento en el que fue detenido en Pittsburgh. Ahora sí, el juez lo declaró culpable y fue condenado a 20 años de cárcel en la isla de Alcatraz. Allí murió el 9 de marzo de 1947, dos días después de contraer neumonía.

Aun así y después de morir, dejaría dos últimas “jugadas” maestras en su currículum. La primera en el certificado de defunción de su ocupación, espacio donde se escribió: “aprendiz de vendedor”.

La segunda, y quizás más importante, ocurriría muchas años después. Y es que en marzo del 2015, el historiador Tomas Andel de la ciudad natal de Lustig, comenzó la ardua tarea de buscar toda la información biográfica acerca del ciudadano más famoso de la ciudad de Hostinne. El hombre buscó en los registros rescatados de la quema de material de los nazis, estudió minuciosamente las listas públicas electorales e incluso accedió durante semanas a documentos históricos de la ciudad. No encontró nada.

Pensó que como mínimo debía estar registrado en la lista de la única escuela primaria local. Tampoco aparecía su nombre.

Así que tras una ardua investigación Andel dejó de buscar y llegó a la única conclusión posible: no había una sola evidencia de que Lusting hubiera existido.

Mi comentario, antes de continuar con la lista de los grandes estafadores en la historia:

Hoy en día triunfa más lo de estafar a multitudes por cantidades más bajas, con cosas como la homeopatía, el reiki o flores musicales. O con inventos como los imanadores (imánes) de agua o los alargadores de pene.

Luego está la categoría esotérica, donde brujos y adivinos campan a sus anchas y donde alguno se deja llevar por su codicia y pega un sablazo a algún incauto/a con la excusa de limpiarle el aura o cosas así. También suelen aparecer casos de limpiezas astrales a través del sexo. Pero los más grandes estafadores de hoy en día, los más grandes de todos los tiempos, lo conforma un grupo de sujetos y sujetas sin alma, que son capaces de convencer a la mayoría de un país de que son los ideales para gobernarlos, aunque tengan más corrupción encima que Al Capone y hayan hecho de todo Para Rechingar a los Incautos, pero no me atrevo a decir quiénes son...Jajajajajajaja.

Foto: En el apartado # 10 del certificado de defunción de Victor Lustig. En su ocupación, se escribió: aprendiz de vendedor. Pero fue todo un gran maestro de las estafas… y del engaño.

                                 imagen

 

¡¡Deja que los perros ladren...es señal de que vamos avanzando!!



6
autor apologeta el 10/sep, 2017 14:05 Gobernador

Hace varios años, un joven hombre, llamado WH. Coltharp, demostró que en el servicio postal, no sólo se pueden manejar paquetes pequeños, pues él logró el envío de un edificio. Si bien a su ingenio, no deja de ser un tramposo.  

El Banco de Vernal en Utah (EEUU) pasa por ser el mayor objeto enviado por correo postal ordinario a lo largo de la historia. Lo absurdo de la historia invita a su lectura, admirando la capacidad simbiótica del ser humano.

El 1 de enero de 1913, el Servicio  Postal fue inaugurado en los Estados Unidos. El servicio de envío de paquetes postales era ideal para las zonas rurales estadounidenses, que ahora podían utilizar la oficina de correos como un método de entrega para recibir todo tipo de bienes. Los agricultores y los artesanos rurales aprovecharon especialmente la comodidad que ofrecía para obtener sus productos al mercado. Los habitantes de la ciudad también se utilizaban el servicio frecuentemente y el servicio se convirtió en uno de los motores de la microeconomía del momento.

  1. Coltharp, un joven hombre de negocios de la ciudad de Vernal, Utah, quiso construir un edificio y  dedicárselo a la memoria de su padre. Consultando con las entidades prestamistas locales, el señor Coltharp adquirió un terreno en la confluencia de “Vernal Avenue” con “Main Street” una de las zonas más comerciales de la época y elaboró un proyecto para la remodelación completa del edificio existente; la antigua sede de la institución bancaria denominada “Ashley Co-op”  inaugurada por Samuel R. Bennion en 1886.

Coltharp consiguió un estupendo precio en la partida de ladrillos destinada a su construcción gracias a sus contactos en la “Salt Lake Pressed Brick Company” una compañía dedicada a los materiales de construcción situada en las proximidades de Salt Lake City a unas 120 millas de Vernal (193 Km).

El problema surgió cuando calculó los costes de transporte de los ladrillos hasta Vernal, El precio de fletar un barco  multiplicaba por cuatro el valor de la compra de los mismos. Esta es una de las razones principales de por qué las casas estadunidenses son de madera.

La excepción, que confirma esta regla, se encuentra en el golpe del “genio creativo” que tuvo Coltharp. Conociendo los precios más que populares que el Servicio Postal tenía en la ciudad para implantar su servicio decidió mandar todos los ladrillos (80 mil) a la pequeña ciudad. Siempre ateniéndose a las estipulaciones normativas del servicio.

Para ello tuvo que embalar cuidadosamente los ladrillos en cajas de peso inferior a 50 libras (22 kg)  no pudiendo enviar más de 40 cajas al mismo tiempo; lo que suponía un máximo de 900kg por envío.

Evidentemente la ruta de los ladrillos se adaptaría a las “líneas de correo” del servicio postal y no al camino más corto trazado por el sentido común. En primer lugar los ladrillos fueron enviados a Mack (Colorado) utilizando el Ferrocarril de Denver y Río Grande. A partir de ahí, fueron a Watson (Colorado),  por medio de un ferrocarril de vía estrecha. Por último los ladrillos fueron transportados las últimas 65 millas hasta Vernal en los vagones de mercancías. La longitud total de la ruta postal era de más de 400 millas (650 Km).

El edificio se completó con un bajo presupuesto y todos los ladrillos fueron enviados con éxito. La compañía postal decidió entonces, abrumada por el caso, cambiar la normativa para prohibir los envíos de más de 200 libras. Los vecinos lo apodaron como: “El Banco Parcel Post” en referencia a la compañía postal que realizó el traslado. Hoy el edificio sigue en pie como sede del “Zion’s Bank“.

Mi comentario: Tal vez Coltharp era un judío.

                                                                   imagen

¡¡Deja que los perros ladren...es señal de que vamos avanzando!!



7
autor apologeta el 10/sep, 2017 15:45 Gobernador

Otra mujer más, disfrazada de hombre… para combatir a lado de su hombre.

«La guerra ha empezado y Johnny ha de luchar / quisiera a su lado mis días pasar», decía una vieja canción sobre una de las historias más fascinantes y olvidadas de la Guerra de Secesión: la protagonizada por Loreta Janeta Velázquez. Envuelta en misterio, tachada de mentirosa y prostituta durante años, y con una biografía controvertida, esta inmigrante cubana de Nueva Orleans fue una mujer adelantada a su tiempo que transgredió todas y cada una de las normas de su época. ¿Cómo? Cometiendo la osadía hacerse pasar por un hombre y alistarse como soldado del Ejército confederado para combatir junto a su marido en la Guerra Civil americana.

Aunque Loreta nació en La Habana en 1842, en el seno de una adinerada familia aristocrática, pronto emigró a Estados Unidos. Allí recibió una educación tradicional centrada en formarla como una mujer refinada que supiera coser y tocar el piano. Sin embargo, su fuerte carácter afloró y pronto se distanció del papel que le habían reservado. Primero, cuando en Nueva Orleans se trasladó con su tía y se pasaba los días vistiéndose con la ropa de su primo, y, segundo, cuando sus padres quisieron obligarla con 14 años a casarse con un cubano del que ella no estaba enamorada.

 Desobedeciendo a sus padres, Loreta se fugó y se casó con John Williams, un oficial de Texas con el que tuvo tres hijos y que fue el detonante de que esta rebelde llevara a cabo su mayor transgresión.

De Loreta a Henry

Poco después de morir sus tres hijos, su marido decidió alistarse en el Ejército confederado. Loreta, que tenía 19 años, intentó convencerle de que no lo hiciera y, en caso contrario, para que le dejara acompañarle. Pero William no aceptó ninguna de las dos cosas.

Loreta no estaba dispuesta a dejar marchar a su marido y quedarse sola, Loreta no estaba dispuesta a dejar marchar a su marido y quedarse sola en casa, soportando la idea de no volver a verlo jamás, así que se puso en acción: utilizando su riqueza, consiguió reclutar y equipar a un batallón de infantería de 236 soldados, en apenas cuatro días, e ir a Pensacola en busca de William creyendo que aquello agradaría a su marido y les daría la posibilidad de permanecer juntos durante la guerra.

Siendo mujer, sin embargo, aquello no era tan fácil. Se cortó el pelo, se compró un bigote y una perilla falsos, se manchó el rostro, el cuello y las manos para endurecer su aspecto, le encargó a un sastre un uniforme de oficial confederado y, finalmente, se cambió el nombre por el del teniente Henry T. Buford. En un tiempo record, Loreta pasó de ser una refinada ama de casa a un duro soldado.

Continuaremos con la muerte de su marido.

Foto: Loretta y como soldado.

                                                         imagen

¡¡Deja que los perros ladren...es señal de que vamos avanzando!!



8
autor apologeta el 10/sep, 2017 15:50 Gobernador

La muerte de su marido

Cuando Loreta llegó a Pensacola, en el estado de Florida, y presentó las tropas a su marido, el cabreo de éste fue monumental porque había desobedecido sus instrucciones. De cualquier forma, el disgusto no le duró mucho al bueno de William, porque falleció poco después a causa de un accidente con su arma de fuego durante un entrenamiento.

Devastada primero por la muerte de sus tres hijos y ahora por el fallecimiento de su amor, Loreta decidió no revelar su verdadera identidad y continuar luchando al frente de su regimiento como si ya nada tuviera que perder, en medio de una guerra en la que perdieron la vida más de 600 mil  personas.

Intervino en las batallas de Blackburn´s Ford, Bull Run, Ball’s Bluff, Fort Donelson y, por último, en Shiloh, donde resultó herida de gravedad. Fue durante su cura cuando el médico descubrió que Henry T. Buford era en realidad una mujer llamada Alice William, nombre que solía utilizar Loreta Velázquez.

DE SOLDADO A ESPÍA

Después de aquello, Loreta se volvió a casar y sufrir la muerte de su segundo esposo, el capitán Thomas DeCaulp, lo que le hizo regresar al ejército para participar de manera más activa. Tal fue la intensidad con la que vivía que se vio preparada para asumir otro giro en su destino. En Richmond, Virginia, aceptó convertirse en espía de la Confederación, y lo hizo tan bien que fue trasladada a Washington, donde llegó a reunirse con Simon Cameron, secretario de la Guerra del presidente Abraham Lincoln.

En 1876 publicó su polémica autobiografía, considerada una farsa durante años Y antes de acabar la guerra, llegó a participar también en la organización de revueltas en Ohio para liberar a los prisioneros de guerra confederados. No había barreras para ella.

La guerra por fin acabó y Loreto se dedicó a viajar por Europa, después vivió en Venezuela y finalmente regreso a Estados Unidos, en un periplo en el que le dio tiempo a casarse otras dos veces y tener un hijo.

Pero las cosas no iban tan bien como ella esperaba y, en 1876, decidió escribir un libro contando sus aventuras para conseguir algunos ingresos: «Una mujer en combate: la historia de las hazañas, aventuras y viajes de la señora Loreta Janeta Velázquez». Algunos estudiosos ven en estas memorias un relato maquillado. Fueron incluso calificadas de farsa durante más de un siglo. Sin embargo, muchos historiadores han descubierto recientemente documentos en los Archivos de la Nación que demuestran que la historia de esta rebelde, cuya muerte se produjo alrededor de 1897, y cuya tumba aún no ha sido encontrada, es cierta… y ocurrió 150 años antes de que el Ejército de los Estados Unidos permitiera legalmente a las mujeres participar en los combates.

Foto: El libro de Loreta Janeta y su historia.  

                                                                      imagen

¡¡Deja que los perros ladren...es señal de que vamos avanzando!!



9
autor apologeta el 11/sep, 2017 23:28 Gobernador

Vamos con la siguiente vivales…La Princesa Caraboo

La tarde el jueves 3 de abril de 1817, una extraña joven hizo su aparición en la casa de un zapatero de un pueblo cercano a Bristol, Inglaterra. A la muchacha se le notaba confusa y perdida, además de que estaba ataviada de una extraña manera y llevaba un exótico turbante negro en la cabeza. La primera persona que la vio fue la esposa del zapatero, quien al preguntarle qué es lo que deseaba, se dio cuenta de que la joven hablaba en un extraño idioma que nunca antes había escuchado. Atónita la señora y sin poder entender lo que la joven le decía, pensó que se trataba de una mendiga extranjera. Cabe señalar que en aquella época en Inglaterra la mendicidad era castigada con prisión, y en casos de reincidencia con el destierro a Australia.

Tratando de hacer una obra de caridad la esposa del zapatero llevó a la chica a la Comisaría, pero igual, las autoridades policiales no supieron qué hacer con ella. Además estaba claro que aquella agraciada joven no era una mendiga, puesto que sus manos eran finas y delicadas, y sus uñas se encontraban muy bien cuidadas y limpias, lo que denotaba que no había estado acostumbrada a realizar trabajos duros. No se les ocurrió otra idea que llevarla a la casa del señor Worral, que era el magistrado del condado.

El magistrado Worral y su esposa tenían en su casa un criado griego que hablaba varios idiomas y lo hicieron llamar enseguida para ver si podía entender a la misteriosa joven, pero fue en vano, ya que tampoco conocía aquel raro idioma, que además no se parecía a ninguno de los idiomas europeos. Mientras pensaban a donde podían llevarla, la muchacha vio un cuadro donde estaba dibujada una piña, y enseguida exclamó: Ananás! y la señalaba con el dedo con entusiasmo, como queriendo explicar que era una fruta de su patria. El criado enseguida comentó que Ananás es el nombre con el que se conoce a las piñas en Grecia, y en algunos lugares de Europa. Bueno, por lo menos ya tenían alguna pista.

Viendo aquel entusiasmo de la muchacha, la esposa del magistrado Worral se ofreció a prepararle la cena, pero ella mediante señas se hizo entender que sólo prefería tomar un té, y también mediante señas entendieron que la joven se llamaba "Caraboo". Le sirvieron una taza de té y la muchacha empezó un extraño ritual antes de beberlo, repitiendo una extraña oración mientras se cubría los dos ojos con una mano. Más tarde por la noche, cuando le mostraron la habitación donde iba a dormir, ella se acostó en el suelo, demostrando así que no sabía lo que era una cama, hasta que le explicaron lo cómodo que era dormir en ella y aceptó acostarse, no sin antes arrodillarse para rezar sus oraciones a un dios que ella llamaba Allah Tallah.

En la casa del magistrado la joven se mostraba especialmente impresionada cuando miraba unas piezas de cerámica china y sus caracteres, por lo que llegaron a pensar que era probable que la muchacha había llegado desde el Asia, pero esto los confundía aún más, puesto que la joven tenía unos atractivos rasgos europeos, una larga cabellera negra, ojos oscuros y piel clara. Su comportamiento seguía llamando la atención, pero la esposa del magistrado estaba feliz de tenerla como huésped en casa. Cuando iban a la mesa la joven siempre rechazó comer carne, de hecho mantenía una dieta estrictamente vegetariana y sólo bebía agua potable o té.

El magistrado se dio cuenta que tenía en su casa a una perfecta desconocida que sabrá Dios de donde era, por lo que en contra de su esposa llevó a la muchacha a donde el alcalde de Bristol para que él tomase alguna decisión al respecto. El verdadero temor de las autoridades era de que la muchacha sea una fugitiva de algún extraño país y por ende un peligro para la comunidad, pero el alcalde de Bristol, John Haythorne, no tenía pruebas de nada, ni podía imputársele ningún cargo, ya que a duras penas lo único que sabían era que se llamaba "Caraboo", entonces decidieron cumplir con lo que estipulaba la ley y fue enviada al Hospital St. Peter hasta que aparezca alguien que aportase alguna otra prueba.

En aquel sucio hospital para indigentes, Caraboo se negó a probar cualquier tipo de alimento, e incluso se negó a dormir en aquellas viejas camas y pasaba las noches sentada en el suelo. Como ya se había corrido la historia de la muchacha mucha gente de la ciudad empezó a visitarla, y le llevaban extranjeros y políglotas para tratar de descifrar su idioma, pero ninguno tuvo éxito.

Continuaremos con los vivales…

Foto: La Princesa Caraboo

imagen

¡¡Deja que los perros ladren...es señal de que vamos avanzando!!



10
autor apologeta el 11/sep, 2017 23:32 Gobernador

Continuamos…

Cuando la esposa del magistrado se enteró de que Caraboo se negaba a comer, fue en su ayuda y la sacó de aquel lugar y se la llevó hasta las oficinas de su marido, donde le adecuaron una habitación en donde pasó los siguientes diez días al cuidado de su ama de llaves. Aún en ese lugar seguían visitándola muchas personas que llevaban gentes de otros lugares para ver si alguien le atinaba con su lenguaje, hasta que por fin sucedió lo impensable. Entre toda esa gente que llegó, hizo su aparición un viajero portugués llamado Manuel Eynesso, quien después de hablar con ella dijo haber resuelto el misterio.

Caraboo era una princesa de un reino llamado Javasu, en una isla lejana del Océano Indico, de donde había sido secuestrada por piratas, y que después de un largo recorrido por el océano, ella logró escapar de sus captores saltando por la borda del barco cerca al Canal de Bristol, desde donde había nadado hasta la orilla. La traducción del portugués fue prueba suficiente para que el magistrado y su esposa estén convencidos de que estaban alojando y protegiendo a una "princesa extranjera", por lo que decidieron inmediatamente llevarla hasta su residencia y darle el trato que tan ilustre huésped merecía.

Durante su estancia en la residencia de los Worral, la princesa encantada recibió muchísimas visitas de las amistades de la pareja, a quienes siempre deleitó con sus finos modales y extraño "pero encantador" comportamiento. Le gustaba utilizar un arco y flecha que adornaba la pared del salón principal, bailaba danzas exóticas y nadaba desnuda en el lago cercano a la mansión cuando se encontraba a solas. Nunca se olvidaba de sus oraciones a su ser supremo 'Allah Tallah', y claro, todo esto era acompañado de sus inusuales costumbres vegetarianas y su extraño dialecto.

La esposa del magistrado pensaba que como todo aristócrata que se respete, la princesa Caraboo también debía tener un retrato suyo pintado, para lo cual le hizo confeccionar un exótico vestido con las mejores telas, que fueron escogidas en conjunto con la princesa. Luego llamaron a un artista de retratos y la hicieron posar.

Cada semana más y más personas acudieron a visitar a la exótica Princesa Caraboo, quien respondía con su natural gracia y comportamiento a las atenciones que le dispensaban los aristócratas de Bristol. En una de esas tantas tertulias aceptó escribir algunos símbolos y gráficos de su idioma, los cuales algún invitado curioso, envió a Oxford para su análisis. Poco después llegó la lacónica respuesta de los expertos, sugiriendo que aquellos pictogramas no pertenecían a ningún idioma ni dialecto conocido, y que no eran más que una farsa.

De todas formas, la noticia de que una exótica princesa de tierras lejanas habitaba en Bristol se había regado como pólvora, en poco tiempo los periódicos ingleses se hicieron eco, y la joven pasó de ser una extraviada desconocida a convertirse en una celebridad en la época. Realmente el asunto de la fama se había salido de las manos, y en poco tiempo ésta fue su perdición.

Una señora de apellido Neale, tenía una pequeña posada en las afueras de Bristol, y un buen día leyó en la prensa la descripción de la princesa Caraboo, y se le hizo familiar, luego al seguir leyendo el artículo y su descripción, la reconoció inmediatamente. Hace algunas semanas aquella muchacha había sido huésped en su posada y se había hecho muy amiga de sus hijas, a quienes entretenía hablándoles en un gracioso lenguaje que ella misma había inventado. Cuando se despidió y se fue de su posada, la señora recordó que la joven se había puesto un curioso turbante en la cabeza.

Los medios en seguida se hicieron eco de las declaraciones de la posadera, y la noticia nuevamente fue un reguero de pólvora, hasta que llegó a oídos de los Worral, quienes ahora se habían convertido en el hazmerreír de toda Inglaterra. Casi en shock la esposa del magistrado confrontó y pidió explicaciones a Caraboo, quien no tuvo más remedio que aceptar la mentira y confesarle en perfecto inglés que su nombre verdadero era Mary Baker, y que era hija de un zapatero del pueblo de Witheridge, que tenía 25 años y que era la hija de quien supuestamente la había encontrado. Que después de haberse divorciado y no tener un lugar estable donde vivir, había inventado esta historia junto a sus padres.

Después de ese balde de agua fría, y especialmente por haber abusado de la amabilidad de la señora Worral y hacerlos quedar en ridículo ante toda la sociedad, el magistrado se puso a pensar en qué hacer con la muchacha. Si la botaban de la mansión y la chica se quedaba en Bristol, sería una vergüenza aún mayor para la familia, porque cada vez que fuera vista por las calles la gente recordaría la ingenuidad de los Worral, así que pronto decidieron sacarla de Inglaterra y enviarla hacia los Estados Unidos.

El 28 de junio de 1817, embarcaron a Mary Baker rumbo a Filadelfia bajo la tutela de tres monjas amigas de la señora Worral, a quienes a pesar de todo, les había recomendado que cuidasen de la muchacha. A los pocos días de haber llegado se separó de las monjas y no se supo de su paradero durante algunos años, salvo una carta de agradecimiento que fue recibida en noviembre de 1817 por la señora Worral.

Obviamente, la prensa intrigada buscó a los padres de la muchacha para escuchar su versión, y ellos lo único que alegaron es que su hija estaba mal de la cabeza desde que sufrió una fiebre reumática a los 15 años, y que desde ahí había tenido todo un historial de recaídas y desequilibrios mentales que alguna vez hasta la pusieron al borde del suicidio. Luego había salido a Londres a mendigar, y con un poco de suerte pudo encontrar trabajo en la casa de una familia judía, donde aprendió el alfabeto hebreo que tanto le serviría después en su papel de princesa. Luego por alguna razón que sus padres no tenían muy clara, se enteraron que se encontraba internada en el hospicio de Santa María de Londres, y poco tiempo después apareció de repente en casa. Su madre le había conseguido trabajo en una pescadería, donde conoció a un señor de apellido Baker con quien se casó y juntos se fueron nuevamente a Londres, pero poco tiempo después él la había dejado abandonada en la gran ciudad. Fruto de esta relación Mary tuvo un hijo que no dudó en entregarlo a un orfanato para su adopción.

Mary Baker regresó a Inglaterra en 1824, y ya en Londres quiso vivir de la fama que le había dado la prensa años atrás con el asunto de la princesa Caraboo, pero no tuvo éxito, y prefirió irse buscar la vida a Francia y España. Cinco años después regresó para establecerse y ganarse honestamente la vida vendiendo sanguijuelas en el Hospital de Bristol, ciudad en la que tuvo una hija y vivió el resto de su vida, y en la que fue enterrada a los 75 años en una tumba sin nombre.
Lo que continúa siendo un misterio hasta la fecha, es la verdadera identidad de aquel falso navegante portugués que supuestamente pudo entender su idioma. Quizás era un cómplice, su amante o el padre de su hijo, pero Mary Baker, siempre evitó hablar de él.

La película...

                                                                     imagen

¡¡Deja que los perros ladren...es señal de que vamos avanzando!!



11
autor Lagunerohastalamuert el 13/sep, 2017 09:17 Diputado local

@apologeta » 

Mi estimado, no tienes idea de cómo he seguido todo el hilo de este post.  La verdad es que estoy impresionado...y he aprendido un par de cosas nuevas.

Mis aportaciones al respecto son:

  1. Curiosamente, el apellido "Lustig", si este era su apellido real, creo que entonces esto ha sido un "lustiges Zufall" (coincidencia divertida).  Y es que "lustig" en alemán significa "divertido" o "gracioso" (cuando es acerca de una situación) o, mejor todavía, "bromista" (cuando es acerca de una persona).  Así pues, si este era realmente su apellido, le quedó como anillo al dedo.  Como información adicional:  vivo en Alemania (y de hecho no muy lejos de la frontera con Rep. Checa).
  2. Sobre el interesantísimo caso de la mujer cubana que amaba a su marido a tal grado que se fue a pelear a su lado, ahora todo tiene sentido, pues a mí me gusta mucho una canción que canta el grupo español "Mocedades" (donostiarra) llamada "La Guerra Cruel" (desconozco quién la cantaría antes, pero supongo que ya es una canción anterior a "Mocedades"), pero no entendía si era una historia de ficción o estaba basada en hechos reales.  Ahora que cuentas esta historia, me entero de su contexto real.  Estoy anexando la ejecución de esta canción en concierto.  Me trae muchos recuerdos, pues aunque esta música no fue "de mi época", sí lo fue de la de mis padres, y por ello la conozco.  Cuando mi abuelito llegó a la edad en la que voluntariamente dejó de conducir y nos hacía a los nietos llevarlo y traerlo en el coche, nos gustaba escuchar en ese mismo CD la versión de este mismo grupo de "La Barca de Oro" (su canción favorita).  Aunque bueno, como decía la Nana Goya, "esa es otra historia".

Como siempre, magnífico tema mi estimado.

https://www.youtube.com/watch?v=_txFZ9m3cBs

La ignorancia es el origen de todos los males (y del obradorismo junto con todas las corrientes de izquierda).



Muy entretenido

12
autor GVC2107 el 13/sep, 2017 10:27 Diputado plurinominal

@apologeta » vaya que me entretuvieron las historias de esas mentes sagaces, encaminadas al fraude, pero muy hábiles, sobre todo el tal Lustig, que tal vez sea sólo otro invento de ese Hombre, la identidad tal vez nunca nadie la sabrá...la Princesa Caraboo muy amena historia y sobre todo la capacidad de inventar su propio lenguaje nos da muestra que fue una mente brillante.

Gracias por las historias y la que si de plano no apruebo es la de los que están Para Rechiingar a los Incautos, de esos cabrones veo más hábilidades para robar y timar a toda una Nación y encima algunos los defienden a capa y espada y algunos otros sólo critican sin aportar nada, aunque se digan Ingleses son más Indios que Cuahtemoc...y vaya que Cuahtemoc es una persona grata y parte de nuestra historia.

Nuevamente agradezco tu aporte y espero más de esto, ya que Estafadores hubo, hay y habrá siempre...saludos mi Estimado Polo.

XAS



13
autor apologeta el 13/sep, 2017 18:04 Gobernador

Gracias @Lagunerohastalamuert por tus valiosas aportaciones al tema…como siempre. Y claro que seguirán otros personajes más, y espero tu colaboración en el tema. Gracias y un abrazo hasta Alemania.

Y como bien dices @GVC2107  “ya que Estafadores hubo, hay y habrá siempre...”. Y si, hay mentes muy habilidosas en la estafa, ojalá que no se nos atavíese uno en el camino. Gracias por tus comentarios y continuará el tema con más de esta liga. Saludos mi estimado

¡¡Deja que los perros ladren...es señal de que vamos avanzando!!



14
autor apologeta el 13/sep, 2017 19:05 Gobernador

El siguiente caso es de un joven argentino en el año 2000. Marcos Castagno, era estudiante de ingeniería electrónica de 22 años. Le contó a su director que había ganado el premio como El estudiante del siglo que la Fundación Motorola otorga cada año, por haber inventado una cafetera que funcionaba a través de comandos de voz.

Su director a su vez le dio la noticia a su rector, que se emocionó con la noticia y sin perder ninguna oportunidad, se lo contó a un diputado. La mentira fue extendiéndose más, que llegó a oídos del gobernador de la provincia, José Manuel de la Sota.

La fama del muchacho creció como espuma, y su historia se publicó en los periódicos más importantes, se relataba que el electrodoméstico, además hablaba y contaba con un sistema computarizado con planos de la ciudad y los recorridos de los transportes para guiar al usuario hacia su destino.

Tras haberse hecho famoso de una mentira que todos desconocían, fue enviado a Japón para exponer su invento, sin embargo, nada tonto, el estudiante aseguró que lo habían asaltado y le quitaron la tan “famosa cafetera”. Este incidente generó varias dudas y tras una investigación se descubrió el engaño. Finalmente Marcos confesó, y no quiso jamás hablar más del asunto.

Menos mal que no estafó…SOLO FUE UN GRAN MENTIROSO!!

Foto: El estudiante argentino, Marcos Castagno.

                                                                    imagen

¡¡Deja que los perros ladren...es señal de que vamos avanzando!!



15
autor apologeta el 13/sep, 2017 19:31 Gobernador

Un día como cualquier otro de 1906 un alemán llamado Wilhelm Voigt se levantó con la intención de cambiar su empobrecido y simple estilo de vida, y no exactamente de manera honrada. Con este fin se dirigió a una tienda de rezagos militares y tras un intenso regateó con el vendedor, al que convencería de haberle dado una valiosa estampilla la cual en realidad no valía nada, logró obtener un uniforme de capitán descartado del ejército prusiano. Acto seguido, y con un porte señorial y un caminar tan altivo que inhibiría hasta el más valiente, aparece en las barracas de Köpenick y ordena a un sargento y cuatro granaderos que le acompañen. Estos, al ver a tan imponente capitán, que por cierto nunca antes habían visto, no cuestionaron ni por un momento la orden y lo siguieron en su marcha.

Los soldados se sorprenderían cada vez más al ir dándose cuenta que su viaje tenía como meta las oficinas del gobierno de la ciudad, no obstante, continuaron marchando sin objeción alguna. Una vez allí, “el capitán” les ordena que arresten a Rosenkranz, el secretario del gobernador, y a Georg Langerhans, el gobernador mismo, bajo los cargos de corrupción y desfalco del tesoro público. Los hombres perplejos por semejante orden pero temerosos de tan rígido capitán procedieron a atar a los “culpables” de tan grave crimen mientras al mismo tiempo Voigh tomaba como “evidencia” 4 mil marcos y 70 pfennigs. Tras el arresto le ordena a dos de los hombres permanecer realizando guardia en las oficinas y al sargento y los otros dos granaderos a llevar a los “culpables” a Berlín para que sean interrogados. Luego de dar las ordenes el “capitán” se dirige hacia la estación de tren y desaparece.

Pasarían unos meses y finalmente debido a la “vida despampanante” que se estaba dando en los burdeles prusianos las autoridades lograron encontrarlo y apresarlo. Todo indicaba que iba a recibir la pena máxima por su crimen, sin embargo “su hazaña” le ganó la admiración del pueblo que no dejaba de burlarse de las fuerzas del orden a causa de lo sucedido. Semanas antes de su condena los disturbios fueron tales que el mismo Káiser Wilhelm II vetó la condena y le otorgó el perdón… Voigt, ni siquiera tuvo que devolver el dinero y quedó con tan buena fama que incluso le levantaron un monumento en su honor… Murió en 1930, completamente arruinado por la hiperinflación de los años 20.

Foto: Wilhelm Voigt, una estatua a la estafa…jajajajajaja

                                                                 imagen

¡¡Deja que los perros ladren...es señal de que vamos avanzando!!



16
autor apologeta el 14/sep, 2017 10:20 Gobernador

El siguiente personaje es de un usurpador y loco genial.

La ambición es un poderoso motor político de la Historia pero, más allá del ansia de poder de personajes clásicos que lograron su propósito y se convirtieron en figuras de referencia, como Julio César o Napoleón, es preciso puntualizar que no todos los casos son tan brillantes.

Hay algunos cuya experiencia, no consiguió pasar de la categoría de anécdota curiosa y a menudo estrambótica, como los del papa Luna, el Pastelero de Madrigal o la princesa Caraboo.

Ahora bien, pocos alcanzaron el nivel inaudito de Joshua Abraham Norton, quien a mediados del siglo XIX se autoproclamó ¡Emperador de EEUU y Protector de México!

El 10 de enero de 1880 San Francisco acogió un funeral multitudinario con la asistencia de unas treinta mil personas que formaban un cortejo de casi cinco kilómetros. La prensa publicó extensos obituarios, así como artículos contando la vida del finado, y el establishment local presentó sus respetos.

Incluso al día siguiente se produjo un eclipse de sol, como si el astro rey también quisiera mostrar condolencias. Paradójicamente, el fallecido había muerto en la ruina y tuvo que ser una asociación de empresarios la que costeara los gastos del sepelio junto con un ataúd digno, pues al principio le habían puesto en uno de madera barata.  

Algo impropio de todo un emperador, sin duda, pues tal era la categoría del muerto, el citado Norton; probablemente el primero en darle el sentido actual a la palabra freaky.

Poco se sabe de la juventud de Joshua Abraham Norton, ya que no era de familia aristocrática precisamente. Se cree que nacería en torno a 1815, según se deduce de la inscripción de la placa de su féretro («[muerto] a la edad de 65 años»), pero otras fuentes (registros de pasajeros navales, fichas de la asociación de empresarios…) proponen fechas alternativas.

Lo que sí es cierto es que, aunque probablemente era originario de un extrarradio de Londres llamado Deptford -hoy absorbido por la capital-, la mayor parte de su vida temprana la pasó en Sudáfrica, a donde sus padres -comerciantes judíos- emigraron en 1820 al amparo del plan de colonización británico dictado ese año.

Tras morir sus progenitores, Joshua se embarcó hacia esa tierra de promisión que eran los jóvenes EEUU en la Franceska y recaló en San Francisco el 23 de noviembre de 1849.

Con él llevaba la herencia de su padre, cuarenta mil dólares americanos, gracias a los cuales pudo empezar una nueva vida en negocios como el mercado de materias primas y especulación inmobiliaria que le proporcionaron una posición bastante acomodada, de manera que a finales de 1852 se había convertido en uno de los hombres más prósperos de la ciudad.

Aún no había terminado ese año cuando vio lo que consideró una oportunidad única: la hambruna por la que pasaba China -que impulsaría una fuerte ola migratoria precisamente a San Francisco- hizo que el país oriental prohibiera la exportación de arroz, de manera que el precio de éste se disparó en EEUU.

Norton se enteró de que el buque Glyde regresaba de Perú trayendo un ingente cargamento de arroz (noventa y un mil kilogramos) y lo compró íntegro por veinticinco mil dólares con la idea de acaparar el mercado y venderlo a mayor coste aún, ya que previamente también había adquirido todas las existencias que encontró.

Lamentablemente para él, tras el Glyde llegaron otros navíos desde el país andino con el mismo cargamento y la esperada subida de precios no sólo no se produjo sino que, al contrario, se desplomaron.

Norton se encontró con que nadie pagaba por su mercancía y aunque intentó paliarlo demandando al proveedor con el argumento de que el producto no tenía la calidad prometida, el juicio se prolongó cuatro años y al final la Corte Suprema de California falló contra él. Endedudado, le embargaron sus propiedades, tuvo que declarar la quiebra en 1858 y dejar la ciudad, viviendo únicamente de un subsidio.

Aquella nefasta experiencia le afectó mucho; tanto que, a tenor de su comportamiento posterior, puede decirse que prácticamente perdió la razón.

Disconforme con la sentencia, de pronto consideró que las instituciones judiciales y políticas del país no satisfacían los intereses de sus ciudadanos, así que el 17 de septiembre de 1859, ya de regreso en San Francisco, envió una inaudita carta a todos los periódicos con la siguiente declaración:

“A petición, y por deseo, perentorio de una gran mayoría de los ciudadanos de estos Estados Unidos, yo, Joshua Norton, antes de Bahía de Algoa, del Cabo de Buena Esperanza, y ahora por los pasados 9 años y 10 meses de San Francisco, California, me declaro y proclamo emperador de estos Estados Unidos; y en virtud de la autoridad de tal modo investida en mí, por este medio dirijo y ordeno a los representantes de los diferentes Estados de la Unión a constituirse en asamblea en la Sala de Conciertos de esta ciudad, el primer día de febrero próximo, donde se realizarán tales alteraciones en las leyes existentes de la Unión como para mitigar los males bajo los cuales el país está trabajando, y de tal modo justificar la confianza que existe, tanto en el país como en el extranjero, en nuestra estabilidad e integridad.


NORTON I, Emperador de los Estados Unidos”.

Continuaremos con la historia del Emperador Norton I…

Foto: La novela sobre Norton.

                                                          imagen

¡¡Deja que los perros ladren...es señal de que vamos avanzando!!



17
autor apologeta el 14/sep, 2017 10:40 Gobernador

Continuamos con el Emperador Norton I…

Así empezaba un reinado tan insólito como duradero (veintiún años), empezando enseguida a promulgar decretos. El primero, emitido al mes siguiente, abolía el Congreso de EEUU por fraude y corrupción, invitando a sus miembros a reunirse con él en el Platt’s Music Hall para alcanzar un acuerdo; como obviamente no se presentaron, lanzó otra orden destituyéndolos por violar el edicto anterior e instando al ejército a desalojar el Congreso.

Pese a que, como cabía esperar, las fuerzas armadas tampoco le obedecieron, a lo largo de la década siguiente continuó legislando; en un ejercicio de realpolitik reautorizó el Congreso pero suprimiendo los dos grandes partidos (Republicano y Demócrata), estableció una multa de veinticinco dólares al que se empeñara en llamar Frisco a San Francisco (era y sigue siendo el diminutivo popular) y se proclamó Protector de México por la incapacidad de los mexicanos para regir sus propios asuntos.

No todas sus iniciativas eran grotescas; algunas tenían una base razonable que con el tiempo incluso se convertirían en realidad, como la creación de una Liga de Naciones (antecedente de la ONU), la construcción de un puente que salvara la bahía de San Francisco (se hizo el San Francisco-Oakland Bay Bridge al que, por cierto, alguna vez se ha propuesto rebautizar como Norton Bridge) o la exigencia de que todas las instituciones religiosas nacionales dejaran de rivalizar entre sí (y de paso, que le reconocieran emperador).

Asimismo, cuando estalló la Guerra Civil invitó a los presidentes de Norte y Sur, Abraham Lincoln y Jefferson Davies, a reunirse con él como mediador; viendo que no le hacían caso ordenó una tregua que tampoco se materializó.

Esa vocación de intentar arbitrar la llevó a la práctica en otras circunstancias más directas, como cuando se interpuso en el intento de linchamiento de unos emigrantes chinos por parte del populacho, logrando que éste se se dispersara tan sólo entonando un himno religioso y exhortando a amar al prójimo.

Y es que su figura era conocida por todos, ya que solía recorrer las calles luciendo un uniforme azul con charreteras doradas que le había donado el ejército y un singular gorro de castor con pluma de pavo real, además de bastón o paraguas; de hecho, su vestuario se debía a una subvención municipal obtenida después de quejarse vía prensa de que su raído guardarropa era indigno de su condición imperial, agradeciendo la donación con la concesión de títulos nobiliarios a los responsables.

Como se aprecia, Norton I era visto con mucha simpatía por los ciudadanos de San Francisco, que lo consideraban algo suyo porque demostraba interesarse por sus asuntos: en sus paseos, siempre acompañado de dos perros vagabundos adoptados (Bummer y Lazarus), revisaba el estado de las aceras y otros equipamientos urbanos, inspeccionaba el alcantarillado, comprobaba las frecuencias de paso de los autobuses, controlaba el tiempo que tardaba en aparecer la policía cuando se requería su presencia, etc.

Hablando de policía, cuando un agente le arrestó ya bien entrado su mandato, en 1867, acusándole de desorden mental, el jefe ordenó su inmediata puesta en libertad; por supuesto, Norton demostró su grandeza imperial perdonando al policía y con ello se ganó el respeto de todo el cuerpo, cuyos integrantes saludaban marcialmente a su paso.

Se trataba, pues, de un personaje muy popular al que los restaurantes invitaban a comer -junto con sus perros- para poder poner a la entrada placas de latón indicando que habían tenido como cliente a un emperador (una vez no le invitaron en un tren y se convirtió en un escándalo que obligó a la compañía a rectificar y pedir disculpas públicamente).

Asimismo, le reservaban asiento en todos los espectáculos y en todas las iglesias (iba a una distinta cada domingo para contentarlas a todas).

Es más, Norton I emitió una tirada de sellos que tuvo gran éxito e incluso emitió su propia moneda (en billetes de cincuenta centavos y diez dólares que hoy son preciados artículos de coleccionista), con la que sufragaba sus gastos; por increíble que parezca, los comerciantes los aceptaban, igual que aceptaban los pequeños impuestos de pocos centavos que les imponía, porque luego el Ayuntamiento validaba los billetes haciendo gala de un extraordinario sentido del humor.

Continuaremos con el Emperador Norton I…

Foto: Billetes emitidos por el Emperador Norton I

                               imagen

¡¡Deja que los perros ladren...es señal de que vamos avanzando!!



18
autor apologeta el 14/sep, 2017 10:48 Gobernador

Continuamos con el Emperador Norton I…

Y es que institucionalmente también se optó por esa vía, quedando Norton inscrito en el censo nacional de 1870 con la profesión de Emporer (se supone que un error de escritura por Emperor) junto a su dirección de 624 Commercial Street. Allí tenía domiciliada la corte imperial, en la sencilla habitación de una pensión decorada con retratos de la reina Victoria, con la que se rumoreó que planeaba casarse (aunque se dice que sí llegó a cartearse con ella).

También se decía que era amigo de Pedro II, emperador del Brasil, e hijo secreto de Napoleón III. Era inevitable esa leyenda sobre leyenda, hasta tal punto que se cree que algunas de sus leyes no las dictó él de verdad sino que se trataba de añagazas de los periódicos para vender más ejemplares, tal cual pasaría en Londres con las cartas de Jack el Destripador.

Sus perros fueron muriendo y él, que les dedicó fastuosos funerales contratando al mismísimo Mark Twain para escribir los epitafios, se quedó solo. La noche del 8 de enero de 1880 paseaba frente a la iglesia de Ols T. Mary para asistir a una conferencia cuando se desplomó en el suelo, víctima de un ataque de apoplejía.

Falleció antes de que llegara un médico. “Le Roi est mort” publicó al día siguiente en titulares el San Francisco Chronicle, mientras The Morning Call anunciaba en primera plana Norton I, por la gracia de Dios Emperador de estos Estados Unidos y Protector de México, ha dejado esta vida”.

Fue entonces cuando se esclareció otro de los bulos que corrían sobre él: la fortuna que se decía que guardaba en casa no existía y era bastante pobre. Apenas se encontraron unos pocos dólares, una colección de bastones, un sable y el vestuario.

También había cartas escritas para la soberana británica, un telegrama falso del zar Alejandro II felicitándole por su inminente matrimonio con ella, antiguas acciones de una mina de oro y un puñado de bonos imperiales con un interés del siete por ciento que solía vender a los incautos turistas.

No extraña que se ganase como necrológica la misma frase que dijera el jefe de policía: «El Emperador Norton no mató a nadie, no robó a nadie, no se apoderó de la patria de nadie. De la mayoría de sus colegas no se puede decir lo mismo.»

Fue enterrado en el Cementerio Masónico, si bien más tarde, en 1934, ese camposanto se trasladó a Woodlaw y con él sus restos mortales. Su memoria prevalece gracias a relatos, entre otros, de Mark Twain (que lo reseña en Las aventuras de Huckelberry Finn) y Robert Louis Stevenson (en Los traficantes de naufragios, aparte de que su hija le conoció personalmente) y parece que en 2019 la ciudad de San Francisco celebrará por todo lo alto el bicentenario de su nacimiento.

Mi comentario: Él tuvo mucha razón, México no ha sido capaz de gobernarse…tal vez con este pinche loco, nos hubiera ido mejor que con las ratas que tenemos… Jajajajaja

Foto: Tumba del Emperador de los Estados Unidos y Protector de México.  

                                                       imagen

¡¡Deja que los perros ladren...es señal de que vamos avanzando!!



19
autor apologeta el 14/sep, 2017 11:40 Gobernador

@Lagunerohastalamuert » Estimado amigo, tengo otra versión de la canción "Guerra Cruel" por Mocedades. Está es en inglés y con subtitulos para que la mayoría le entienda. Saludos hasta Alemania amigo.

https://youtu.be/DuK4aKnBZWo  

¡¡Deja que los perros ladren...es señal de que vamos avanzando!!



MAY APORTEICHON AL TEMA

20
autor ChiloDays el 14/sep, 2017 13:51
Visitante distinguido

@apologeta » ,,,,UBO UNA VES EN MEJICOU UN CANDIDATO  A PRESIDENTE KE LES DIJO KE IBA  A BAJAR LOS INPUESTOS,,,LAS GASOLAINS (( GASOLINAS EN INGLICH )),,,LA LUZ Y KE IBA A CRIAR MUNCHOS ENPLEOS,,,KE IBA A MANEJAR LOS RECURSOS EN CAJA DE CRISTAL Y KE TODOS IBAN A VIVIR MEJORS

,,,,LUEGO CUANDO YA ENTRO AL PODER DECLAROU UNA DISKE GUERRITA A LOS DISKE NARCOUS,,,,ECHO A SUS MUCHACHOZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZ POR TODO MEJICOU Y LOS DOTÓ  DE INFORMEICHON DE TODOS LOS MEJICANOS REGISTRAOS COMO DELINCUENTES ORGANISAOS,,,,Y LOS MUCHACHOZ FUERON Y MATARON A TODO AKEL REGISTRAO EN LA LISTA Y LUEGO SIGUIERON CON LOS DELINCUENTES KE IBAN SURGIENDO PA KE AL FINAL TODA ACTIVA ILISITA LA CONTROLARA EL GOBIERNOU

,,,CUANDO YA LA PENSO´  MEJORS LE CANBIO´ EL NONMBRE A SUS MUCHACHOZZZZZ SEGUN LA REGION EN LA KE ESTABAN Y ANSINA NO CRIAR SOSPECHAS YA KE ERA MUY SOSPECHOSO KE EL 01 DE DICIENBRE DE 2006 LOS MUCHACHOZZZZZZZZZZZ SE REGARON POR TODO MEJICOU

,,,CORRIERON RIOS DE SANGRE,,,,MUNCHOS MEJINACOS DESAPARESIERON Y NO SABEN NATIN DE EYOUS,,,MUNCHOS NIñITOUS SE KEDARON SIN PAPAS,,,MUNCHAS MADRES SIN HIJOS Y ANSINA ES UN CUENTO DE NUNCA ACABAR

,,,AL FINAL NO SUPO COMO ADMINISTRAR EL CRIMEN ORGANIZAO SE LE SALIO´ DEL GUACAL Y NEGOSIO´ CEDERLE EL PODER DE NUEVO AL PARTIDAZO DE LAS MAYORIAS A LOS KE SI SABEN GOBIERNAR

,,,NO LES BAJO LA LUZ,,,NO LES BAJO LOS INPUESTOS NI LAS GASOLAINS,,,NI LES CRIO´ LOS ENPLEOS PROMETIDOUS,,,,LO UNIKO KE LES BAJO´ JUE LOS CALSONES FLAMIAOS Y SE LAS DEJO´ CAYUFAS

,,,ESTE ESTAFADOR TIENE EN TORRION UN CLUC DE FANS,,,KE SE LA PASAN REPITIENDO::

"" TE ESTRAñAMOUS FELIPE ""

"" PRESIDEN DEL ENPLEO ""

"" EL MEJOR PRESIDENTE DE MEJICOU ""

"" EL PRESIDENTE DE LOS GüEBOTES ""

"" DOLAR A 12 PESOS ""

"" VAMOS GANANDO LA GUERRA SEñOR PRESIDENTE ""

"" MARGARITA DOS MIL CIESIOCHO ""

"" FELIPE REGRESA ""

,,,,Y UNAS CUANTAS FRASES MAS LAS REPITEN COMO IDIOTAS ASENTANDO MUNCHAS VECES CON LA CABEZA EN SEñAL DE SI CUANDO LAS REPITEN

,,,ESE STAFADOR YAMARSE FELIPEDOU CALDE RRON HIJONOSA

,,,SE PASAN MECAY

SALUDES FROM INGLAN.

Resultado de imagen para felipe el borracho

https://www.youtube.com/watch?v=kYYru_cM8YM




21
autor apologeta el 14/sep, 2017 14:20 Gobernador

El siguiente timador y charlatán…es Griffin y su sirena.

Corría el año 42 del siglo 19 y los barcos a vapor exploraban el mundo descubriendo misterios y lugares asombrosos. Gracias a esto la imaginación popular se había elevado a un punto culmine de creencias artífices de monstruos, maldiciones y lugares exóticos dignos de un sueño compartido entre Joseph Conrad y Lovecraft. Una noche, como cualquier otra de la populosa New York, descendería de un barco transatlántico un caballero Inglés llamado “Dr. J. Griffin” de altísima cultura y modales dignos de un noble de alta cuna, también poseería magnificas credenciales siendo miembro de un tal “British Lyceum of Natural History” -inexistente por cierto-. La diferencia entre el Dr. Griffin y los demás pasajeros es que éste, en su equipaje, cargaba con un monumental “descubrimiento de la ciencia”, nada más y nada menos que una sirena.

Supuestamente capturada en las Islas Feejee -en Español Fiji- la sirena se lograría convertir en la “vedette” de los periodistas por lo que decenas de reporteros de todos los medios correrían por entrevistar al prestigioso doctor. Por supuesto ayudó a este furor el que Griffin mandara unos meses antes cartas sobre el descubrimiento de un magnifico ser mitológico. Ante la unánime exigencia de mostrar a la sirena, Griffin sólo ponía negativas, pero tras la presión, lograrían que éste la muestre brevemente… quedando absolutamente convencidos del hallazgo. Acto seguido, el cómplice de Griffin y comediante de profesión, un hombre llamado Barnum se dirigiría a todos los periódicos “ofreciendo” un grabado de la sirena con la excusa de que el ya no lo necesitaba más. “Curiosamente” el grabado reflejaba la imagen de una hermosa joven con cola de pez. Esto, y el que todos los editores pensaran que tenían la exclusiva, bastó para que el 17 de Julio todos los periódicos de New York mostrarían la imagen de la hermosa dama, creando un furor y deseo impresionante por presenciar dicho hallazgo entre el público.

Literalmente todo New York hablaría de la sirena durante semanas, y esto llevaría a que en el momento de su exhibición, no sorprendentemente, hubiera una gigantesca cola de personas esperando a pagar su entrada para ver ese magnífico ser. Sin embargo, una sorpresa aguardaría a los espectadores: La sirena no sería una mujer hermosa sino que terminaría por ser un horrible ser con una de las expresiones de dolor más horripilantes jamás vistas. Ninguno de los miles de espectadores se daría cuenta que en realidad era la cola de un salmón disecada y cosida al cuerpo de un mono que Griffin había comprado por unos centavos a un vendedor de porquerías un tiempo antes. Para cuando se dieron cuenta del engaño realizado por Griffin, que ni siquiera era su verdadero nombre, y sus cómplices, ya estaban muy lejos con valijas repletas de dinero.

El tal doctor Griffin no existía ‒su verdadero nombre era Levi Lyman–, solo había sido contratado por Barnum para darle mayor credibilidad a toda la historia. Kimball en realidad era el propietario original de la sirena, que a su vez se la había comprado a un marinero inglés. Barnum, después de comprobar que el ser era falso, le hizo una propuesta a Kimball: alquilarle la sirena para explotarla comercialmente.

Foto: La sirena de Fiji según las rotativas de los periódicos y la segunda foto: es como en realidad era.

                                               imagen

                                           imagen

¡¡Deja que los perros ladren...es señal de que vamos avanzando!!



22
autor apologeta el 15/sep, 2017 22:45 Gobernador

El siguiente personaje es Christophe Rocancourt, el "playboy" o “el embaucador de Los Ángeles”, fue el hijo de una prostituta y de un alcohólico que prontamente como era de esperar terminó en un orfanato a los cinco años. Tras varios años internado en la institución y luego de algunos años de rondar por las calles como un criminal de poca monta, escapó con rumbo a Paris donde comenzó a trabajar como botones. Gracias a su trabajo aprendió y practicó los gestos y el lenguaje de la alta sociedad, y tras robar algunos trajes y algo de dinero comenzó a visitar distintos bares de alto poder adquisitivo pretendiendo ser miembro de la familia Rockefeller. De fiesta en fiesta entre la alta sociedad y consiguiendo gran cantidad de préstamos y favores de gente que confiaba ciegamente en él gracias al prestigio del apellido que pretendía poseer, Rocancourt logró hacerse de varios contactos y socios comerciales. Llegando incluso a falsificar el título de una mansión y venderla por un millón y medio de dólares.

Pasado el tiempo comenzaría a ser reconocido en Francia, por lo que decide escapar con rumbo a los Estados Unidos. En el nuevo mundo no terminaría su historial delictivo, incluso, y sorprendentemente, se haría más sonante. Falsificando ser una estrella de cine, un boxeador campeón o un exitoso empresario se hizo pasar por el hijo de Sofía Loren o el sobrino de Dino de Laurentiis, logrando así asociarse comercialmente a varias celebridades de Hollywood. Contraería matrimonio con la conejita de Playboy Pía Reyes y consiguió que Mickey Rourke le preste su casa.

Su ego lo llevó a escribir un libro sobre sus “hazañas” y esto sería la mecha para que una investigación Federal lo condene alegando estafas superiores a 40 millones de dólares, solo en Estados Unidos.

Foto: Christopher Rocancourt… “el embaucador de Los Ángeles”.

                                                             imagen

¡¡Deja que los perros ladren...es señal de que vamos avanzando!!



23
autor apologeta el 16/sep, 2017 19:04 Gobernador

Este personaje al que me referiré, es solo un payaso…pero es un engañador, se han puesto a pensar, cuántos de ellos poseen una careta de la mentira? Les aseguro que muchos de estos payasos en la ciudad de México…son personas que persigue la ley, pero cuándo lo sabremos? Si así andan todo el méndigo día…disfrazados de payasos. Tengo tanta desconfianza en ellos por experiencias personales. En Mazatlán uno de estos, se metió a mi casa pensando que ésta se encontraba sola. Era un domingo por la mañana. No doy detalles, pero tengo con qué proteger a mi familia…pero les diré, allí marchó un payaso. “Bendita” Sinaloa…jajajaja

A este personaje que les narro, muchos niños lo conocieron como el payaso Pogo. Pasó muchos años haciendo shows en todo Estados Unidos y además fue un miembro respetado de la comunidad. Hasta llegó a conocer a Rosalynn Carter, la futura primera dama. Pero nadie sospechaba que detrás de esta fachada de alegría se ocultaba uno de los más siniestros asesinos seriales.

Entre 1972 y 1978, John Wayne Gacy asesinó a 33 jóvenes y niños, por ello fue sentenciado a la pena de muerte. Tras varios años de juicios, en 1994 se le ejecutó con inyección letal. Cuatro años después de su muerte se intentó volver a excavar en la propiedad de Gacy en búsqueda de nuevos restos, pues unos análisis con radar habían mostrado ciertas anomalías en el terreno.

De las 14 anomalías, solo dos se habían excavado. En vida, Gacy había declarado haber asesinado alrededor de 45 jóvenes, solo 28 fueron encontrados enterrados en las primeras pesquisas, los otros 5 fueron encontrados en el río, justo donde Gacy los había lanzado. Conozcamos los detalles de la tremebunda historia de Wayne Gacy o «Pogo», el payaso asesino.

El niño y el joven detrás del asesino

¿Qué lo llevó a matar? ¿Qué podía haber ocurrido en su vida para encaminarlo en una senda bañada en sangre? Gacy creció en una familia disfuncional, donde sufría violencia psicológica y física por parte de su padre. Además, un hombre cercano a la familia lo violó a la edad de 6 años. Una vez adulto encontró trabajo estable y una esposa con la que formó una familia. Pero desde entonces tuvo problemas con su esposa por sus tendencias sexuales. Era obvio que no sentía satisfacción ni atracción por las mujeres y aun así tuvo dos hijos.

En 1967 agredió sexualmente al joven Donald Voorhees, de tan solo 15 años de edad, por lo que Gacy fue enjuiciado por violación y sodomía. La condena fue de 10 años. Pero si la hubiera completado quizás todas sus víctimas se hubieran salvado. Poco después de ser arrestado, su esposa se divorció de él, pero en 1970, tras pasar 18 meses en prisión, se le otorgó libertad condicional.

En esos años volvió a involucrarse en la política, además comenzó a trabajar en una empresa de contratistas, la misma donde vería a sus víctimas. El primero fue un chico de 15 años llamado Timothy McCoy. Gacy lo abordó en el camino, lo llevó a su casa y prometió llevarlo al autobús al día siguiente. Cuando amaneció, Gacy se vio en la cama y al joven con un cuchillo en mano. Gacy lo atacó y finalmente lo asesinó con el mismo cuchillo. Cuando recorrió la casa se percató que la mesa estaba servida con el desayuno para dos personas, el tocino estaba recién cortado. A pesar de que lo asesinó «por error» —siguiendo siempre el testimonio del propio Gacy—, en el momento de hacerlo lo disfrutó y se percató que matar era algo que lo emocionaba mucho. Se deshizo del cadáver enterrándolo en el sótano.

Durante los años posteriores, los vecinos se quejarían de un extraño y fuerte olor proveniente de la casa de Gacy, pero este les explicaba que se trataba de la humedad en el sótano. En ese periodo disfrutaba haciendo shows como “el payaso Pogo”, aunque nunca atrajo a sus víctimas con ese disfraz, como se pudiera creer.

El último asesinato fue el del joven Robert Piest, quién había ido a la casa de Gacy por un trabajo de contratista. La madre del joven supo de los deseos de su hijo de trabajar y cuando desapareció Robert, dirigió a los policías a investigar a Gacy. Este, hábilmente negó haberlo visto, pero los agentes sospecharon de él y con las investigaciones averiguaron sus antecedentes de pedófilo y pederasta.

Con una orden del juez, registraron la casa y descubrieron pruebas que incriminaban a Gacy, quien no se resistió al arresto y confesó el asesinato de los jóvenes. Los medios rugieron de indignación y más cuando una fotografía de la primera dama con el asesino serial llegó a los medios. Muchos padres de familia quedaron horrorizados pues reconocieron al payaso que había hecho reír a sus hijos, y lo cerca del peligro que estuvieron.

A pesar de haberlo apresado, se sospechaba de otros cómplices en los homicidios lo cual fue confirmado por el mismo Gacy, según él se trataba de otros empleados de la empresa contratista. El famoso perfilador Robert Ressler también compartía esas sospechas, pero nunca se pudo confirmar la participación de otros cómplices.

Los asesinos seriales en muchos casos son personas de las que menos se esperaría porque llevan una doble vida. Portan una máscara pública agradable y confiable que oculta al predador. Es posible que como yo, ustedes hayan conocido o tratado a una persona de éstas.

Mi comentario: Se ocultan bajo un disfraz…pero los niños pequeños desconfían de ellos y no les son agradables, se han preguntado ustedes eso??

Fotos: El payaso asesino…

                                    imagen

                                    imagen

 

¡¡Deja que los perros ladren...es señal de que vamos avanzando!!



Más escritos de Cafecito virtual

Frida Sofia

Escrito el 22 de septiembre 2017 por blablablabla

Feliz cumpleaños Ex amiguita @cynthia11

Escrito el 11 de septiembre 2017 por ElOrdinario

El General Tito Gomes, traía…bolso.

Escrito el 07 de septiembre 2017 por apologeta

,,,JAPY BERDEY TU LLU @RASALGHUL

Escrito el 31 de agosto 2017 por ChiloDays

Fue un gusto haber sido tu nieta.

Escrito el 30 de agosto 2017 por paty14

MENSAJE PA' LOS DISKE ATEOS

Escrito el 22 de agosto 2017 por ChiloDays

¡¡Mamás, no usen biberones de plástico para sus bebés!!…contienen Bisfenol A.

Escrito el 14 de agosto 2017 por apologeta

ganamos.

Escrito el 09 de agosto 2017 por renatoHrecargado

Tanto tiempo sin saludarles !!!!

Escrito el 04 de agosto 2017 por cynthia11

Mujer-Robot sexual con inteligencia artificial… se llamará HARMONY.

Escrito el 23 de julio 2017 por apologeta

Aqui de nuevo antojando

Escrito el 22 de julio 2017 por blablablabla

¿DE QUÉ LUGARES DEL MUNDO SON ESTAS IMÁGENES?

Escrito el 01 de julio 2017 por apologeta

Muchas felicidades !!! @apologeta !!!

Escrito el 24 de junio 2017 por blablablabla

¿Por quién se celebra el día del Padre en Junio?

Escrito el 17 de junio 2017 por apologeta

56 mexicanos y 2 Cachirules…más Famosos en el Mundo

Escrito el 14 de junio 2017 por apologeta

Nunca supe más de tí

Escrito el 08 de junio 2017 por Erencita

ORA ENTIENDO

Escrito el 07 de junio 2017 por ChiloDays

Felicidades !!!!!!

Escrito el 01 de junio 2017 por blablablabla

Si yo fuera mujer...

Escrito el 25 de mayo 2017 por Erencita

El EGO y la ESENCIA

Escrito el 22 de mayo 2017 por blablablabla

Más antojos más Pata de Perro

Escrito el 19 de mayo 2017 por blablablabla

FELICIDADES A @PIPORRO...!!!

Escrito el 19 de mayo 2017 por soto01

El museo del tatuaje en mexico

Escrito el 18 de mayo 2017 por alvaroramirez

Una felicitación al carnal Mixtli

Escrito el 17 de abril 2017 por Nostromo

DOMINGO DE MÚSICA SUAVENA # 9

Escrito el 16 de abril 2017 por Chupeton

A quién estrañas en el foro y por qué.

Escrito el 14 de abril 2017 por blablablabla

La posición (o postura) del misionero...se recomienda discreción

Escrito el 29 de marzo 2017 por Lagunerohastalamuert

Sobre piropos y feminismos.

Escrito el 20 de marzo 2017 por Nostromo

Aún viven?????????????????????

Escrito el 17 de marzo 2017 por Wendy89

El lado obscuro de la luna de Marzo

Escrito el 01 de marzo 2017 por Nostromo

¿Qué opinan acerca de las campañas contra Soriana por apoyar la crueldad a las gallinas?

Escrito el 26 de febrero 2017 por alejamm

Favor de Información

Escrito el 15 de febrero 2017 por elvast1

Mala suerte? ¿Buena suerte? ¿Quién sabe? Yo no sé.

Escrito el 11 de febrero 2017 por blablablabla

¿Por qué Febrero...sólo tiene 28 días?

Escrito el 10 de febrero 2017 por apologeta

FELICIDADES MISTER SOTO..!!

Escrito el 30 de enero 2017 por RexHunter

De verdad es malo Trump o afecta los intereses políticos de diversas naciones.

Escrito el 24 de enero 2017 por ferjavi

No eches aún tu ancla.

Escrito el 24 de enero 2017 por blablablabla

¿DONDE QUEDO EL DEMON Y DEMAS DJS DEL FORO?

Escrito el 20 de enero 2017 por Chupeton

Feliz Año Nuevo!!

Escrito el 31 de diciembre 2016 por heladita

dónde estaré la próxima semana?

Escrito el 31 de diciembre 2016 por blablablabla

FELIZ 2017!!!

Escrito el 30 de diciembre 2016 por GVC2107

Feliz Navidad!!

Escrito el 24 de diciembre 2016 por heladita

SOLO PARA MILLONARIOS Y SEDUCTORES

Escrito el 18 de diciembre 2016 por Chupeton

Link para ver series de estreno, gratis!

Escrito el 14 de diciembre 2016 por Nostromo

Estaré correcto en mi concepto de la perfección ?

Escrito el 07 de diciembre 2016 por blablablabla

ESTOU STAR HASIENDOLES DAñOU

Escrito el 28 de noviembre 2016 por ChiloDays

Para interpretar a Nostradamus.

Escrito el 11 de noviembre 2016 por Nostromo

QUE INGE SU MARE DONALDO TROMP

Escrito el 09 de noviembre 2016 por Chuchonorris

DANIEL....

Escrito el 25 de octubre 2016 por soto01

'Póngase sereno, va a matar a un hombre'

Escrito el 19 de octubre 2016 por soto01



¿Te gustó este tema? puedes compartirlo, ¡es gratis!


Foros de el Lector en El Siglo de Torreón.




*