Acceder al foro

Cafecito virtual

De sociales, café, eventos y otros cuentos.

me
autor Escrito por apologeta
Gobernador
Tuesday 28 de December de 2021 13:28

LOS ESCUADRONES DE LA MUERTE... SON NECESARIOS??

Los llamados Escuadrones de la Muerte surgieron en Brasil en la década de los sesenta como grupos parapoliciales de ultraderecha destinados a eliminar a los enemigos de la dictadura militar que se instaló en 1964. Formados por policías, ex policías, ex militares, empresarios y vigilantes de empresas de seguridad, estas bandas estaban encargadas de “limpiar” el país de exconvictos y traficantes de drogas. Estos escuadrones actuaron en varias urbes, principalmente Río de Janeiro y Sao Paulo. En esos inicios, estos Escuadrones formados por expolicias y militares retirados, patrocinados por la iniciativa privada, para ejecutar a los delincuentes en libertad. De alguna manera los ricos empresarios iban depurando la escoria, de secuestradores y asaltantes. Ese era el objetivo!!

Pero ya en los 90's se registraron casos en los que asesinaron a delincuentes, indigentes, prostitutas y niños en situación de calle, ya que a estos últimos los vieron como una amenaza para la sociedad a corto plazo. Estos grupos de exterminio de niños de la calle, comenzaron a expandirse por todo Brasil.

Su armamento procede de los aparatos estatales y de sectores privilegiados de la sociedad, quienes aportan las finanzas a cambio de que sus negocios sean protegidos de la delincuencia común. Tal situación hace de estos escuadrones una peculiar mezcla de interés estatales y privados, lo cual supone el problema de que resulten incontrolables para las fuerzas de seguridad al ya no depender únicamente del vínculo paraestatal para subsistir.

El Salvador y Brasil son los países donde se ha desarrollado con mayor vigor esta etapa de estos escuadrones. En El Salvador, el fin de la guerra civil y el tránsito a la normalidad democrática no estuvo acompañado de las condiciones propicias para cumplir a pleno la reinserción de los excombatientes a la vida civil, quienes crearon bandas criminales para proveer su sostén económico. Esta situación impactó en los escuadrones que, debido a su informalidad y clandestinidad, no fueron objeto de la desmovilización. Al poco tiempo incursionaron en la delincuencia común y en prácticas de limpieza social, particularmente ajusticiamientos por venganza personal y la ejecución de otros delincuentes, algunas veces ordenada por propietarios privados.

Los Escuadrones de la Muerte asesinaron a 445 niños y adolescentes durante 1990. Los millones de jóvenes abandonados que circulan por las ciudades brasileñas son las principales víctimas de estos grupos de exterminio. El Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE) reveló recientemente que el 63% de los niños de 9 a 12 años murieron asesinados en el país en 1989.
Es así como son llamados los varios grupos de extermino que actúan en la periferia de las grandes ciudades brasileñas, dedicados a eliminar a supuestos delincuentes o a meros sospechosos. El IBGE calcula que 44 millones de niños brasileños viven en la miserla. De éstos, de acuerdo con los datos oficiales, ocho millones habitan en las calles, muchos de ellos sin la menor referencia familiar.

Mendigos y prostitutas

Provenientes de favelas (barrios marginados) o de zonas periféricas, los niños sin techo han sido arrojados a la calle por sus propias familias, que no tienen cómo alimentarlos. De noche duermen bajo las marquesinas o en los porches, se esconden en galerías comerciales o simplemente pasan las noches acurrucados en las veredas. Durante el día andan en grupos; son limpiabotas, mendigos, ladrones o prostitutas. Sucios y harapientos, vociferadores y agresivos, suscitan la ira de los hoteleros y de los comerciantes que trabajan con turistas.

En los últimos años se ha extendido entre ellos el hábito de drogarse con "goma de zapatero", que llevan en bolsas de plástico e inhalan "para no sentir hambre", como explica Bira, un esmirriado muchachito negro de 13 años. Bira, que parece ser el portavoz de una pandilla de 12 o 15 adolescentes que viven bajo unos árboles en la playa de Copacabana, dice ganar algún dinero cuidando automóviles estacionados, "pero a veces aparece algún gringo con cara de tonto; entonces nos juntamos dos o tres, le robamos la cartera y salimos corriendo. Después, por algunos días, no hace falta trabajar", declara. Pequeños andrajosos sin familia, raterillos de ocasión, los niños sin techo se convierten en víctimas de los matones que han implantado clandestinamente la pena de muerte para limpiar las áreas turísticas de Río de Janeiro, el centro financiero de Sao Paulo o los barrios elegantes de Recife.

Para los que quieran participar, sólo contesten SI o NO son necesarios en México estos escuadrones, y por qué?? (Esa es la pregunta)

https://elpais.com/diario/1991/01/09/sociedad/663375608_850215.html 

ESTE TEMA CONTINUARÁ...


¿Te gustó este tema? puedes compartirlo, ¡es gratis!

Hay 9 respuestas al foro

Hola, para seguir leyendo por favor identifíquese con alguna cuenta:
no está identificado, debe identificarse para leer el resto del escrito.