Acceder al foro

Cultura

Intercambio de información sobre música, lectura, teatro, etc. Apuntes del acontecer cultural en la Comarca y sus fronteras.

me
autor Escrito por princessdy
Diputado local
domingo 30 de octubre de 2011 12:28

DIA DE MUERTOS... LA DELGADA LINEA ENTRE LA VIDA Y LA MUERTE

LA TRADICION DEL DIA DE MUERTOS

 

“Para el habitante de Nueva York, Paris o Londres, la muerte es palabra que jamás se pronuncia porque quema los labios. El mexicano, en cambio, la frecuenta, la burla, la acaricia, duerme con ella, la festeja, es uno de sus juguetes favoritos y su amor más permanente. Cierto, en su actitud hay quizá tanto miedo como en la de los otros; mas al menos no se esconde ni la esconde; la contempla cara a cara con paciencia, desdén o ironía”.

Octavio Paz

 

 

El origen del ahora llamado día de muertos es incierto, se remonta, según algunos estudiosos, hasta el año 800 a.c. en el llamado Festival de muertos, celebrado entre los aztecas durante los meses de julio y agosto, como una fiesta para celebrar el final de la cosecha de maíz, frijol, garbanzo y calabaza, que formaban parte de la ofrenda a la diosa Mictecacihuatl. Esta Diosa, reina de Chinahmictlan era la guardiana del noveno nivel del infierno, llamado Mictlan.

 

Algunos aseguran que la tradición del festival se mezcla con la costumbre prehispánica de enterrar a los muertos con objetos, comida y ofrendas para su viaje a la otra vida. La tradición nace de la creencia que al morir, las personas pasan al reino de Mictlán, donde tienen que estar un tiempo para después ir al cielo o Tlalocan. Para el viaje, nuestros seres queridos necesitan comida y agua para el camino; veladoras para alumbrarse; monedas, para pagar al balsero que los cruza por el río, antes de llegar a Mictlán y un palo espinoso para ahuyentar al diablo.

 

Todo esto, se colocaba en su tumba y en el altar de muertos, para su visita anual a los vivos, en el que se coloca copal y flores de cempasuchil para marcar el camino.

 

Al llegar los españoles, estas creencias fueron adaptadas al calendario cristiano y se celebran el 1 y 2 de Noviembre. El primero se celebra el Día de Todos los Santos, dedicado a los niños y el 2 al resto de las personas queridas, siendo estos los únicos días en que las almas tienen permiso para regresar a visitar a sus seres queridos. De manera que es, en realidad una fiesta de bienvenida para aquellos que se extrañan.

En algunas regiones se cree que el 28 de octubre bajan los muertos por accidente y el 30 aquellos que están en el limbo por no haber sido bautizados; sin embargo estas creencias no son generalizadas.

 

EL RITUAL DE CELEBRACION ACTUAL

 

Anticipadamente a esta celebración, hay un ambiente de alegría en los mercados. El cempasúchitl amarillo y manojos de otras flores son adquiridos. Todos los ingredientes de la comida de la ofrenda son comprados con feliz anticipación antes de la visita de los familiares y amigos fallecidos.

Amigos y parientes convienen en preparar el altar o decorar la casa para recibir a las almas de los fallecidos. La preparación de la comida empieza. Crece la expectativa.

1 DE NOVIEMBRE

Las almas de los niños regresan a sus familias para disfrutar de su compañía y ser alimentados. En algunas regiones de México los niños toman el rol de líderes en la velación matutina, honrando a sus hermanitos fallecidos.

En la noche los adultos mantienen la vigilia en el cementerio reviviendo las memorias de sus familiares fallecidos.

2 DE NOVIEMBRE

En este día, las almas de los adultos fallecidos retornan a sus familias para pasar un tiempo con ellos, disfrutando la compañía, además de alimentarse con el aroma de las ofrendas que sus parientes y amigos les han preparado.

Algunas veces las oraciones son dichas durante el día y durante la noche en la velación que realizan en el cementerio, acompañadas de música.

ALTARES Y OFRENDAS

Mientras que los altares y las ofrendas varían como variada es la tierra en México, algunas tradiciones generalmente se mantienen casi intactas.  Actualmente, el Día de Muertos en México, representa una mezcla de la devoción cristiana con las costumbres y creencias prehispánicas y se materializa en el tradicional altar-ofrenda, una de las tradiciones más mexicanas. El altar-ofrenda es un rito respetuoso a la memoria de los muertos, su propósito es atraer sus espíritus. Consiste en obsequiar a los difuntos que regresan ese día a convivir con sus familiares, con los alimentos y objetos preferidos por ellos en vida, para que vuelvan a gozar durante su breve visita. En la ofrenda o altar de los muertos no deben faltar la representación de los cuatro elementos primordiales de la naturaleza.

 

Tierra, representada por sus frutos que alimentan a las ánimas con su aroma.

 

Viento, representado por algo que se mueva, tan ligero como el viento, empleándose generalmente papel picado o papel de china.

 

Agua, un recipiente para que las ánimas calmen su sed después del largo camino que recorren para llegar hasta su altar.

 

Fuego, una vela por cada alma que se recuerde y una por el alma olvidada.

 

En la ofrenda también se coloca sal que purifica, copal para que las ánimas se guíen por el olfato, flor de cempasúchitl que se riega desde la puerta hasta el altar para indicar el camino a las almas. Aquí, siempre hay alguno de la familia esperando la llegada de ellas para demostrarle su respeto y compañía.

 

VELACION

Es el primero de noviembre, en el cementerio de Janitzio la luz rosada del nuevo día ilumina las pequeñas figuras envueltas en sus rebosos, sentadas silenciosamente ante las tumbas. Los niños, con sus ojos cargados de sueño, llegan con sus padres a rendir homenaje a la memoria de sus muertos, se inicia asi la velación de los angelitos.

Por dos días y dos noches, a través de todo México, se realizan vigilias en honor de parientes fallecidos. En algunas regiones, la velación se realiza en el cementerio, en otras regiones se realizan en casa, pero la tradición es la misma. Dar la bienvenida y compartir algunos momentos con las almas de familiares y amigos.

 

Aunque la tradición varía, las velas, flores y comida para recibir a las almas que regresan, es universal. También universal es el sentimiento de tristeza y pérdida, unidos a la alegría por la oportunidad de revivir y recordar las creencias, de aquellos que no pueden ser vistos, aunque se puede sentir su espíritu.

 

CALAVERITAS

Se les llama así tanto a las rimas, versos satíricos como a los grabados que ilustran calaveras disfrazadas o bien de dulce descritas a continuación:

 

 

Durante la Celebración del Día de Muertos, las calaveras de dulce son preparadas de diferentes tamaños. El azúcar se disuelve en agua hasta obtener un jarabe muy espeso que se vierte en moldes. Cuando el azúcar se seca se decora con filigrana de azúcar coloreada y recortes de papel brillante de diferentes colores, sin dejar de colocar en la frente del cráneo un nombre de pila. El comprador así puede regalarla a un amigo o pariente para que se “coma su calavera”

 

Sirve también para los arreglos del altar, representando a los muertos que se recuerdan. Los esqueletos se encuentran por cantidades en esculturas de papel maché y en juguetes. Todas ellas expresando la dualidad de la vida y la muerte de la existencia humana. Esto sucede por cierto en la Ciudad de México donde el arte de las figuras representando la muerte ha crecido, pudiendo admirarlas en galerías y museos.

 

 


¿Te gustó este tema? puedes compartirlo, ¡es gratis!

Hay 5 respuestas al foro

1
autor luna66l el 30/oct, 2011 14:28 Alto Magistrado

@princessdy »  pienso que detras de nuestra manera de reirnos de la muerte esta el gran temor que todos le tenemos,, aveces no a morir nosotros , pero que muera uno de nuestrso seres queridos,, mas aun asi me quedo admirada como en la mayoria de los velorios que recuerdo de nina incluso habia momentos que hasta chiste se contaban,,, yo aun era muy nina asi que solo escuchaba y miraba,, pero no a los difuntos siempre he tenido miedo de ver una persona cuando esta en su ataud,, incluso cuando murio mi esposo, nunca me arrime a verlo,, prefiero recordar a la persona tal cual era de viva y quedarme con esa imgen dentro de mi cabeza, siento que si viera a un difunto no podria dormir en muchisimo tiempo,,, y me da mucho temor verlos ya difuntos,, por eso cuando muere alguien conocido jamas me arrimo a verlo,, solo de lejos, me deprime mucho estar en un velorio por eso creo que el dia que yo muera nadie ira a mi funeral,,, por que a mi no me gusta ir a velar difuntos,,

Gracias por ser como eres!!



2
autor magnate3 el 30/oct, 2011 17:03 Diputado plurinominal

Opino que hay que recordarlos como lo que fueron amigos, familiares o conocidos muy queridos pero hasta ahì porque lo que no se pudo hacer en vida se quiere hacer despuès de muerto y asì estamos creando mas ataduras, mas ligamientos a este mundo terrenal y no los dejamos ya descansar en paz., que su espìritu se vaya al mundo espiritual a donde pertenecen por eso hay espìritus que se aparecen porque los estamos invocando y se arraigan aquì y èllos ya se quieren ir pero sienten las ataduras terrenales.

magnate3



3
autor PEITON el 31/oct, 2011 00:34 Ciudadano distinguido

@princessdy

vaya que si esta delgada esa linea...imaginate alguien de carne y hueso bailando y que la vieras con rayos exquis...verias el puro hueso y la muerte de cerca...

aqui esta tu calaverita...

 http://youtu.be/DRutaCP8m6Q

The Lone Ranger



4
autor PEITON el 31/oct, 2011 00:43 Ciudadano distinguido

este enano si que no le tiene miedo a la muerte...

quien fuera niño,son los unicos que no le tienen temor como uno de adulto...

http://youtu.be/8pWcic_OBKM

The Lone Ranger



CUESTION DE DUELO

5
autor princessdy el 31/oct, 2011 08:57 Diputado local

@todos: buenos dias, compañeros de foros, aunque parezca que no entro por aqui, leo atentamente cada uno de sus posts, y me encuentro muy agradecida de que hayan tomado un poco de su tiempo para dedicarle a la lectura de este tema y posteriormente comentarlo, todas sus aportaciones son en sumo valiosas.  Respecto a lo que dice @luna y @magnate, pues si, amigos mios, esto es cuestion de duelo y el duelo es PERSONAL, no existe un patrón de conducta referente a esto, existe quienes sienten la necesidad de ver a su familiar en el ataúd como parte de su aceptación y reconocimiento de la muerte, hay quienes no, hay también aquellas personas que inmediatamente se "deshacen" de las pertenencias de la persona fallecida y quienes se resisten a tal hecho, como les digo, es algo personal y cada quien lleva el duelo que su mismo sentimiento le ha dictado, lo importante aqui, es vivir y darle curso al dolor, permitirse sufrir por aquello que nos lastima, pues como dice el compañero @magnate, es un proceso más para dejar partir a la persona que se ha ido.  @PEITON........ GRACIAS POR MI CALAVERA!!!!!!!!!!!! JAJAJAJAJAJAJAJA, saludos afectuosos para todos






¿Te gustó este tema? puedes compartirlo, ¡es gratis!


Foros de el Lector en El Siglo de Torreón.