Acceder al foro

Cultura

Intercambio de información sobre música, lectura, teatro, etc. Apuntes del acontecer cultural en la Comarca y sus fronteras.

me
autor Escrito por apologeta
Gobernador
Thursday 3 de April de 2014 12:19

¿QUIÉN FUE JOSÉ DE LEÓN TORAL?

Era como un chisme de beatas que corría de boca en boca. Un rumor, escribió Chao Ebergenyi en su novela histórica Matar al Manco. El que nada sospechó fue el reportero Téllez Vargas a pesar de haber seguido hora tras hora los acontecimientos.

Sucedió más o menos así:

El nueve de febrero de 1929, José de León Toral fue fusilado en el patio La Hortaliza de la Penitenciaría del Distrito Federal, siete meses después de que asesinó al general Obregón en La Bombilla sintiéndose Judit ante Holofernes.

El paredón... los disparos de ocho gendarmes... viva Cristo!! el balazo en la sien con la Colt 45 como tiro de gracia. Vestido de civil, el sacerdote Luis Soto se aproxima para untar en el rostro del ejecutado los aceites de la extremaunción. Por los agujeros de la sien y del pecho está brotando sangre, y de sangre se manchan el traje y las manos del padre Soto. Lo detiene un oficial en la puerta: Alto ahí!! No se permite que salga de la  penitenciaría una sola gota de sangre de León Toral para evitar que los mochos la conviertan en zumo de reliquias. Obligan al padre Soto a lavarse las manos y a frotar su traje con zacate y jabón. Le quitan su pañuelo blanco manchado. 

Ahora el cadáver de León Toral se encuentra en la enfermería del penal. Los forenses Madrid Mendizábal, Lozano Garza y Torres Torrija lo examinan antes de extender el certificado de defunción, y luego de extraerle con jeringas hasta el último sorbo de sangre. Totalmente limpio, seco, deshidratado, entregan el cuerpo al doctor Pascual Toral Moreno, primo del fusilado. Lo envuelven en una sábana. Lo introducen en un ataúd forrado de seda blanca.

Una ambulancia de la Cruz Roja sale a sirenas de la penitenciaría. Las multitudes que repletan las calles para ver pasar al mártir se despistan. Creen que en la ambulancia va el ataúd de León Toral y la siguen, la persiguen, gritan como si fuera Domingo de Ramos. Pero no, la verdadera carroza fúnebre va minutos atrás. Llega por fin a la calle Del Sabino,en la colonia Santa Maria, y se detiene frente al número 214 donde viven doña María y don Aureliano, los padres de Pepe de León. Gritos!! Empujones!! Manguerazos de bomberos!! Grescas y cargas de caballería. Viva Toral!! Viva Cristo Rey!! Cuarenta y nueve mujeres diecinueve varones son detenidos por la gendarmería.

El ataúd de León Toral entra en la casa. Han preparado un cuarto al fondo, como capilla ardiente, pero todavía no dejan entrar a nadie. Sólo un ratito a doña María, que sufre su Viernes Santo. Luego se encierran dentro: don Aureliano, los médicos Pascual Toral y Aristeo Domínguez, y dos amigos que los cronistas no identifican. Uno de ellos es Manuel Ramos. Tiene cincuenta y cinco años, es paisano de San Luis Potosí y amigo de la familia. Fotógrafo de prensa, trabaja para los Casasola.

Los cinco han jurado un pacto de sigilo. Han dicho en público que los doctores Toral Moreno y Domínguez se encargarán de suturar las herida del fusilado, pero también de sacarle el corazón; eso no lo han dicho. Y lo hacen, como si remedaran a un par de sacerdotes aztecas en lo alto del Templo Mayor.

Ahí está en este momento la víscera cordial de José de León Toral, colgando de correas, con una cartulina blanca detrás donde alguien ha manuscrito: Corazón de José de León Toral. Es cuando Manuel Ramos dispara su cámara.

¿Qué fue de ese corazón disecado, podrido? ¿Se mantuvo ahí luego de que León Toral fue enterrado en la fosa 9 del cuartel E del Panteón Español? ¿Lo llevaron a un lugar secreto de algún templo amigo? ¿Terminaron incinerándolo, arrojándolo a la basura?

Es fácil imaginar a los mochos de aquella época visitando a escondida un altar, arrodillándose para rezar muy bajito: Sagrado Corazón de León Toral, en vos confío. 


¿Te gustó este tema? puedes compartirlo, ¡es gratis!

Hay 87 respuestas al foro

Hola, para seguir leyendo por favor identifíquese con alguna cuenta:
no está identificado, debe identificarse para leer el resto del escrito.