Acceder al foro

Cultura

Intercambio de información sobre música, lectura, teatro, etc. Apuntes del acontecer cultural en la Comarca y sus fronteras.

me
autor Escrito por blablablabla
Gobernador
Saturday 2 de January de 2016 00:36

Me gusta Querétaro

La Fundación de Querétaro esta envuelta de una leyenda llena de magia y esplendor que encierra la credibilidad, inocencia y temor de un pueblo hacia lo desconocido y lo supremo.

Cuenta la historia que el 25 de julio de 1531 en el Cerro del Sangremal se llevó a cabo un combate entre habitantes chichimecas y otomíes que vivían en la Cañada (Villa del Marqués) contra indígenas españolizados al mando de Conin (quien posteriormente se llamaría Fernando de Tapia). La batalla fue sostenida y en ninguno de los dos bandos se usarían armas, sino pelearían cuerpo a cuerpo. Una vez iniciada la lucha, se encarnizó de tal manera que los originarios de la Cañada ya iban alcanzando la victoria; y fue entonces cuando los indígenas cristianizados invocaron la protección del Apóstol Santiago, Patrón de España y al momento se oscureció el sol, aparecieron estrellas, y en lo alto del cielo se proyectó una cruz refulgente de color rosado, acompañada de la figura de Santiago cabalgando un brioso corcel blanco en los aires, lo cual le dio el triunfo a los que comandaba Conín.

Al mismo tiempo en el cual se cuenta este mito, la Ciudad de Santiago de Querétaro, atesora dentro de sus casonas, callejones y monumentos grandes acontecimientos históricos además de legendarios episodios o cuentos que marcan el encanto de esta singular ciudad rodeada de tantas bellezas arquitectónicas. Cada construcción conlleva una historia que conmueve o asombra a los que la escuchan, ejemplo de ello.

La Construcción del Acueducto se debe al benefactor Don Juan Antonio de Urrutia y Arana, Marqués de la Villa del Villar del Aguila. Según los relatos se cuenta que al carecer la ciudad de agua potable las monjas del convento de las capuchinas suplicaron la ayuda del Marqués por conocer de antemano su noble corazón, y éste enamorado de una de ellas llamada Sor Marcela, aceptó ayudar a esta causa con la condición de que ella aceptase casarse con él. Ante esta situación y viendo los beneficios tan grandes que tendría la ciudad, Sor Marcela aceptó la propuesta bajo otra condición que consistía en que ella aceptaba casarse con él, pero a cambio no tendrían vida marital, el Marqués aceptó gustoso porque estaba convencido de que con el trato y el tiempo, Sor Marcela llegaría a amarlo tanto como él deseaba. Y es así como fue erigido ese gran monumento que hoy día simboliza y enorgullece a los queretanos.

El Acueducto de Querétaro a finales del siglo XIX con el Ferrocarril circulando bajo uno de sus arcos.


¿Te gustó este tema? puedes compartirlo, ¡es gratis!

Hay 33 respuestas al foro

Hola, para seguir leyendo por favor identifíquese con alguna cuenta:
no está identificado, debe identificarse para leer el resto del escrito.