Acceder al foro

Cultura

Intercambio de información sobre música, lectura, teatro, etc. Apuntes del acontecer cultural en la Comarca y sus fronteras.

me
autor Escrito por apologeta
Gobernador
Friday 27 de January de 2017 18:23

Visitando al Mahatma Gandhi…

Estimados foristas y lectores, en esta ocasión tenemos a un invitado de súper lujo, el muy conocido y famoso Mahandas Karamchand Gandhi, el líder más pacifista de todos los tiempos. Es para mí y para este Foro de El Siglo de Torreón un honor tenerlo con nosotros.. Sea usted bienvenido Mahatma.

- Gracias Don Polo, por invitar al más humilde de sus entrevistados.

Mahatma Gandhi, ¿Por qué lo de “Mahatma”?

- Bien, Don Polo, Mahatma es una voz sánscrita que significa: un Asceta o jefe espiritual de la India y también significa "alma grande", título reservado para los mayores sabios en la India.…solo eso. Ya aclarado lo de Mahatma, le quiero comentar, que se ha escrito ya mucho sobre mi humilde persona y usted ya no tendrá mucho material que exponer a sus lectores. Le propongo algo más atractivo para ellos. Con su prodigiosa imaginación le invito a pasear unos días a la India de mis tiempos y presencie en mi compañía los quehaceres de un Mahatma…usted solo escriba lo que vaya viendo y me pregunte cuando no entienda alguna situación. ¿Le parece bien mi propuesta Don Polo?

Para luego…es tarde Mahatma, encantado de la vida haré este viaje en su compañía. Oiga Mahatma, me puedo llevar mi Tequila?

- Claro que si Don Polo, pero lo voy a desairar porque yo no tomo bebidas embriagantes. Entonces listo para este viaje?

Listo Mahatma!!

- Bien Don Polo, nos remontamos al año de 1946 a un pequeño cuarto donde publico una sencilla revista semanal en inglés, titulada Harijan. Cuando la comisión ministerial inglesa dio a conocer el plan para conceder gobierno autónomo a la India. La verdadera incógnita no era si los indios aceptarían la fórmula inglesa; el problema era ¿si yo la aceptaría?

Mahatma, y cuándo contestará a los ingleses?

- Ya tengo 4 días de minucioso examen, analizando la trascendental oferta de Inglaterra para conceder la independencia a la India. Y es ahora que ya tengo la respuesta. Don Polo, quiere leerla?

Claro, dice así: “En las presentes circunstancias, los ministros del gabinete han encontrado el método más fácil y más expedito de terminar con el dominio inglés”.

Mahatma, ¿qué artículos escribe en la revista Hirijan?

- Mire Don Polo, escribo artículos, como cuando defendía la independencia de la India; en otro pedía que se redujese la ración de azúcar para la fabricación de dulces; en otro hablaba del programa de la criminalidad, y en otro los usos del cacahuate. Para mi, la política no era un tema demasiado grande y ni los cacahuates constituían un tema insignificante.

Les platico a los lectores, que después de pasar leyendo varios artículos de su revista, no fuimos a cenar y me sorprendió el Mahatma, ya que en su menú no incluye carne, huevos, no toma café, ni té y mucho menos bebidas alcohólicas. Yo si saqué mi Tequila y por respeto a su religión…no pedí  carne.

Después de una charla de sobremesa, ya nos fuimos a dormir a la clínica del Dr. Dinshah Mehta, en el poblado de Poona. El Mahatma se tiende en la terraza que está al descubierto y a ras del suelo. No lejos del Mahatma duermen varios discípulos suyos. A mí me dieron una habitación en el interior, con una buena cama…a guuusto. Eso si, con un méndigo calorón de la tostada…muy húmedo. Acostumbrado al calor seco de la Laguna. Pero esto es parte de la aventura, como decía mi abuela: “A donde vayas hazte amigo de los alacranes”.

Al día siguiente en la madrugada, a la cuatro de la mañana me despierta el Mahatma y sus prosélitos con sus rezos y así fueron todos los días que pasé con el Mahatma. Después de las oraciones, el Mahatma toma su jugo de naranja o de mango. Y a las 5:30 de la mañana me invita a caminar con él…y así fueron todos estos días. Les cuento que uno de esos días, amaneció lloviendo y le dije: “Mahatma, seguramente no saldremos con esta lluvia”…y me contesta:

- Por supuesto que sí Don Polo…acompáñeme, no envejezca antes de tiempo.

Después de la caminata, se pone a contestar personalmente, de puño y letra, su correspondencia. Escribe con letra clara y pulso firme. Conserva la vista, oye bien y me dice que espera llegar a los 125 años.

Cuando el Mahatma termina de contestar las misivas, entra Rajkumari Amrit Kaur, dama cristiana emparentada con un príncipe indio, que había renunciado a todo para poderle servir a Gandhi en calidad de secretaria, ella le lee las noticias trasmitidas telegráficamente por una agencia informativa británica. Nunca vi en estos días al Mahatma leer los periódicos ni escuchar la radio.

Lo que más me ha impresionado, es que el Mahatma, vive las 24 horas del día a la vista del público y parecía medrar con ello. Llegan centenares de visitantes de toda la India que acuden a él. Y para eso lleva un reloj niquelado que lleva colgado de la cinta con el cual se sujeta el paño a la cintura para ver la duración de cada visita. Es un hombre de extrema puntualidad.

Mahatma, ¿qué es lo que más goza?

- Don Polo, gozo de todo lo que hago, me agrada especialmente charlar, así como lo estoy haciendo con usted, pasear, comer y dormir.

 

CONTINUARÉ DESDE LA INDIA…CON EL MAHATMA GANDHI.

                                      imagen


¿Te gustó este tema? puedes compartirlo, ¡es gratis!

Hay 12 respuestas al foro

Hola, para seguir leyendo por favor identifíquese con alguna cuenta:
no está identificado, debe identificarse para leer el resto del escrito.