Acceder al foro

Cultura

Intercambio de información sobre música, lectura, teatro, etc. Apuntes del acontecer cultural en la Comarca y sus fronteras.

me
autor Escrito por apologeta
Gobernador
Sunday 8 de July de 2018 16:54

El hombre que transformó a Japón… WILLIAM EDWARDS DEMING

Los japoneses distinguieron  y premiaron a Edwards Deming, un estadístico norteamericano difusor del concepto de “Calidad total”. El Emperador Hirohito de Japón, galardonó a Edwards con una Medalla que decía:

“El pueblo de Japón atribuyen el renacimiento de la industria Japonesa y su éxito mundial a Edwards Deming”.

Pero…¿Qué hizo Edwards Deming para recibir semejante honor?

No siempre Japón fue una gran potencia. La segunda guerra mundial impactó sobre Japón terriblemente,  gran parte de sus ciudades quedaron en ruinas debido a los ataques, sus producciones se desplomaron y la cantidad de refugiados y enfermedades hacía necesaria la ayuda internacional para poder sobrevivir. Su economía estaba destrozada.

En ese entonces Deming era profesor universitario estadounidense, promulgaba y publicaba sus investigaciones acerca de la importancia del “control estadístico de los procesos”, junto al concepto de “calidad total”.

Sumergidos en la ruina, varios científicos, directivos y profesionales japoneses, prestaron atención a las ideas de aquel hombre y lo convocaron para que realizara conferencias y les diera asesoramiento acerca de sus teorías.

Así fue cómo en medio de aquella crisis Japonesa, William Edwards Deming viaja a Japón y en uno de sus discursos pronunció las siguientes palabras:

“Si ustedes mejoran algo acerca de ustedes mismos y hacen de la calidad un logro y un modo de vida, ustedes revertirán la economía de Japón en diez años. Luego, si continúan mejorando cada día, aunque sea algo minúsculo, en tres décadas se convertirán en un poder económico mundial”.

Sus ideas se centraron en lo que él llamó “Los Catorce Puntos y Siete Enfermedades de la Gerencia”. Los japoneses tomaron nota y distribuyeron cada una de las conferencias de Edwards, implementaron sus consejos y se convirtieron en aquel poder económico mundial que Deming predijo.

Su aporte fue tan importante para los japoneses, que hoy en día existe el Premio Deming, que se entrega una vez al año y es considerado el mayor reconocimiento que una empresa (no solo japonesa, sino del mundo)  puede tener en cuanto a la calidad que ofrece.

El reconocimiento no solo es para el Señor Deming, sino también a una cultura que en medio la ruina absoluta supo oír, supo prestar atención al pensamiento de un hombre y fundamentalmente aplicaron los consejos, mejorando sin respiro la calidad en todo lo que hacían.

“MEJORAR UN POCO CADA DÍA”. Ese fue el gran consejo que marco el rumbo de los japoneses, comenzaron a analizar e investigar cómo mejorar sus productos, sus industrias, cómo ser pioneros en tecnología, en electrónica, en comunicación, etc. Y fue así como Japón logró conquistar mercados.

“BUSCAR LA CALIDAD EN TODO LO QUE HAGAN”. Esta fue la gran declaración que cambio la historia de los japoneses, que los orientó y les dio esperanzas no sólo para salir de aquella crisis, sino también para dar vuelta su destino y convertirse en una gran potencia mundial como lo es hoy. “Si tan solo se ponen la meta de mejorar algún área de sus vidas con el 1% diario, a los 365 días, habrán logrado un crecimiento personal exponencial, pero a través de pequeñas metas diarias”. Si toda una nación pudo ponerse de acuerdo para lograrlo, solo resta hacer un pacto contigo mismo, escuchar las palabras de Deming y avanzar hasta despegar todo tu potencial.

“Mejora un 1% cada día, busca la calidad en todo lo que hagas y sentirás la satisfacción del objetivo alcanzado, que te seguirá impulsando hacia adelante”. A veces el ser humano, para lograr alcanzar grandes objetivos, primeramente debe de ganar pequeñas batallas, por lo general, contra si mismo.

Continuarán los 14 puntos de Deming…

                        imagen


¿Te gustó este tema? puedes compartirlo, ¡es gratis!

Hay 12 respuestas al foro

Hola, para seguir leyendo por favor identifíquese con alguna cuenta:
no está identificado, debe identificarse para leer el resto del escrito.