Acceder al foro

Cultura

Intercambio de información sobre música, lectura, teatro, etc. Apuntes del acontecer cultural en la Comarca y sus fronteras.

me
autor Escrito por apologeta
Gobernador
Tuesday 18 de August de 2020 23:37

Línea de Escape Roma… Monseñor Hugh O’Flaherty

El año pasado, con motivo del 75° aniversario de la liberación de Roma (4 de junio de 1944) la Sociedad Conmemorativa Hugh O'Flaherty (HOFMS por sus siglas en inglés) organizó una reunión en la Ciudad Eterna para conmemorar la memoria del sacerdote irlandés que salvó a miles de judíos durante la Segunda Guerra Mundial.

Nacido en Kiskeam en 1898, y ordenado sacerdote en Roma en 1925, Hugh O’Flaherty fue vicerrector de la Congregación para la Propagación de la Fe antes de unirse a los servicios diplomáticos del Vaticano, y luego al Santo Oficio en 1938.

"Todo comenzó cuando, comisionado por sus superiores, O'Flaherty comenzó a visitar a los prisioneros de habla inglesa recluidos en cárceles alemanas. Solía llevarles libros, cigarrillos y chocolates, además de que siempre les ofrecía palabras de aliento"… explica Kieran Troy, miembro de la HOFMS.

Entre el armisticio del 8 de septiembre de 1943 y la liberación del 4 de junio de 1944, Monseñor O'Flaherty y sus colaboradores lograron salvar a miles de prisioneros de guerra judíos, proporcionándoles documentos de identidad falsos y ocultándolos en conventos y monasterios romanos.

Para lograr sus fines, el sacerdote irlandés formó una red cuyos miembros tenían un nombre clave. Frente a una tenacidad digna de un hijo de San Patricio, la Gestapo, encabezada por el Obersturmbannführer Herbert Kappler, a menudo tuvo que admitir la derrota, como la vez en que Monseñor O'Flaherty, disfrazado de carbonero, logró engañar a los puestos de control de la SS para recuperar una suma de dinero en el Palacio Doria Pamphili. En varias ocasiones la Gestapo intentó asesinarlo, pero fue en vano.

Al momento de la liberación de Roma, el prelado intervino para proteger a la familia del teniente coronel Kappler, quien fue capturado y juzgado. Después de la guerra, y hasta su muerte en 1963, el prelado solía viajar regularmente a Italia para visitar a Herbert Kappler, condenado a cadena perpetua. Y esta fue la última conquista de Monseñor O'Flaherty: la conversión del ex oficial de la SS al catolicismo y su bautismo en 1959, que recibió de manos del hombre que había perseguido en Roma unos años antes.

De acuerdo al libro “Escarlata y Negro”, de J.P. Gallagher, los heroicos esfuerzos salvavidas de Monseñor O’Flaherty comenzaron cuando recorrió los campos de prisioneros en Italia, en los primeros años de la II Guerra Mundial. Su propósito era saber sobre prisioneros que hubieran sido reportados como perdidos en acción. Una vez que los encontraba vivos, notificaba a sus familias a través de Radio Vaticana.

El heroísmo de Monseñor O’Flaherty fue retratado en la película “Escarlata y Negro” de 1983, protagonizada por Gregory Peck como Mons. O’Flaherty, con Christopher Plummer como el Coronel Kappler y Sir John Gielgud como el Papa Pío XII. La cual recomiendo ampliamente y la pueden encontrar en youtube.

CONTINUARÁ… 

Foto: Monseñor Hugh O’Flaherty

imagen


¿Te gustó este tema? puedes compartirlo, ¡es gratis!

Hay 2 respuestas al foro

Hola, para seguir leyendo por favor identifíquese con alguna cuenta:
no está identificado, debe identificarse para leer el resto del escrito.