Acceder al foro

La Laguna

Discusión sobre el acontecer diario en la Comarca Lagunera

me
autor Escrito por ulident
Visitante distinguido
miércoles 14 de febrero de 2007 12:15

Encendiendo conciencias

Hace 7 años, el 6 de febrero de 2000, la PFP irrumpió en Ciudad Universitaria para detener a la cabeza del movimiento estudiantil que resistía contra la privatización de la UNAM: más de 2 mil 500 militares disfrazados de gris apresaron a la plenaria del Consejo Generan de Huelga, más de 700 estudiantes de todas las escuelas de la Universidad que sesionaban en el auditorio Ché Guevara. Con esta acción, el gobierno pretendió dar fin a la pelea de los de abajo por defender el derecho a una educación pública, gratuita y de calidad para todos. En sus planes estaba, después de imponer colegiatura en la UNAM, seguir en el sendero de la elitización de la máxima casa de estudios, hasta hacer de ella una institución sólo para los que pudieran pagar por recibir educación en sus aulas; pero no sólo eso, en la agenda del gobierno, pactada con organismos financieros internacionales como el Banco Mundial, el FMI y la OCDE, estaba la privatización de toda la educación media y superior en México. La UNAM era sólo el primer paso para esta nueva, y definitiva ofensiva. No pudieron. La huelga del CGH de 1999-2000, con su tenacidad, con su resistencia, con sus miles de brigadistas, sus multitudinarias marchas, con su alegre rebeldía, fue una de las primeras, sino es que la primer gran lucha en México que para en seco al neoliberalismo. Ya habían privatizado y reprivatizado los bancos; ya habían entregado los teléfonos, los ferrocarriles, el cemento, ahora venían por la educación, y se tuvieron que largar con la cola entre las patas. Más de 1000 estudiantes encarcelados tuvo que pagar el movimiento estudiantil (más de 700 del 6 de febrero en CU, y alrededor de 300 del 1º de febrero en la Preparatoria 3), pero al final ellos no pudieron cantar victoria. Después de esta gran batalla por la educación, vinieron otras luchas históricas, que quedarán marcadas en la memoria de nuestro pueblo. Una de ellas, digna de remembranza y de seguir ejemplo, es la de los campesinos de San Salvador Atenco, que poniendo sus vidas en prenda echaron para atrás un decreto presidencial que les arrebataba sus tierras para construir un aeropuerto. Después de años de golpeteo, el neoliberalismo estaba recibiendo sus primeras derrotas, y el pueblo por fin comenzaba a cosechar victorias. En 1982 llegó el neoliberalismo a México, y con él, un largo y doloroso periodo de empobrecimiento masivo de la población; de precarización del trabajo y aumento del desempleo en todos los rincones del país; de degradación progresiva del ambiente social y familiar por el aumento de la violencia, la drogadicción y el crimen como forma de vida en que millones de mexicanos se encuentran, obligados por la carencia de un empleo digno, de un salario que alcance siquiera para la sobrevivencia decorosa. Es el neoliberalismo, el modelo económico que ha perjudicado gravemente a más de 70 millones de mexicanos, mientras que un puñado de magnates se da una vida de lujos y despilfarro. Por ello la importancia de aquella huelga rebelde de los universitarios, porque demostró que sí se les puede derrotar, que a los neoliberales, corruptos, represores, entreguistas del gobierno se les puede vencer, para generar alternativas desde abajo, alternativas para mejorar la calidad de vida de todos, para trabajar beneficiando al pueblo, no a los dueños del dinero. Y es que es posible generar empleos con derechos laborales y prestaciones sociales, como es posible otorgar educación y salud gratuitas a toda la población, y elevar considerablemente la calidad de vida de las familias mexicanas. Ya lo vemos en Bolivia, en Venezuela, en Cuba, cómo los de abajo se alzan, se organizan y avanzan, en contraposición al neoliberalismo salvaje, en la construcción de sociedades más justas, más igualitarias, más democráticas. Claro que sí, es posible, quien lo hace imposible es este sistema económico injusto y quienes lo pregonan. Este modelo neoliberal, y este sistema capitalista depredador ya le han hecho mucho daño a nuestro pueblo y a los pueblos del mundo. Veamos lo que hace el genocida George Bush en Irak, enviando tropas a un país donde el pueblo resiste y derrota día a día al imperio más poderoso del mundo. Y en México, sólo falta ver con qué saña se aferran al poder los dueños del dinero, para poder seguir beneficiándose a costillas del pueblo, han sido capaces de atrocidades como las cometidas en Atenco los 3 y 4 de mayo pasados, donde esa misma PFP de hace 7 años, asaltó el pueblo golpeando salvajemente a sus pobladores, encarcelando a 200 personas inocentes y violando a decenas de mujeres; han sido capaces de cometer un fraude electoral para poner a uno de los suyos, el espurio Felipe Calderón, por la fuerza en la silla presidencial; han sido capaces de invadir Oaxaca, para reprimir el movimiento popular que repudia a un gobernador asesino, como lo es Ulises Ruiz. Batallas como las del CGH se hacen imprescindibles. Con brigadas populares a las calles para contrarrestar las mentiras de Televisa y TV Azteca. Con volantes y carteles exigiendo la renuncia de los espurios Calderón y Ulises Ruiz, y la libertad inmediata para los presos políticos de Atenco y Oaxaca. Con sus consultas y sus marchas de unidad, con sus representantes elegidos democráticamente en asambleas masivas, donde además se organizaba cotidianamente la resistencia, con su tenacidad, con su dignidad, con su entusiasmo y su voluntad inquebrantable. Todo eso, que marcó la lucha de los estudiantes huelguistas de 1999-2000, hoy tenemos que comenzar a construirlo en todos los rincones del país. Sí, batallas como las del CGH se hacen imprescindibles.

¿Te gustó este tema? puedes compartirlo, ¡es gratis!

Hay 6 respuestas al foro

Ulident

1
autor a123456 el 14/feb, 2007 13:11
Visitante distinguido
¿Secretrio De Estado En Jalisco?


otro fusil

2
  autor vampiro12 el 14/feb, 2007 13:37 Diputado local
ulident, otro fusil con verdades a medias, conoces san salvador atenco, porque yo si, y te puedo decir que las dichosas tierras las riegan con aguas residuales y del c.g.h. mejor ni hables, porque son puros seudoestudiantes agitadores profesionales, pregunta a quien vive en el d.f. quienes son. una pregunta "fuiste a votar".
Hay rasgos de virtud en el malvado..jejee



ULIDENT

3
  autor vampiro12 el 14/feb, 2007 14:09 Diputado local
SOLO RESPONDISTE UNA PREGUNTA Y LAS OTRAS QUE?, TE FELICITO POR HABER IDO A VOTAR, PERO NO TE CIEGUES, POR ESO NO PROGRESAMOS. Y YA ESCRIBA ALGO SUYO NO "FUSILES" DE OTROS.
Hay rasgos de virtud en el malvado..jejee



Crónica de otra agresión

4
autor Tox007 el 14/feb, 2007 15:31
Visitante distinguido
Cómo se forjó la ley 4 Mayo 14 de 1991: Marco Antonio Valencia, Rector de la Universidad de Sonora, lanza la convocatoria para la renovación de coordinadores de varias unidades académicas. Apegado a la letra de la Ley 103, busca que los consejos directivos correspondientes designen a alguno de los miembros de las ternas que él enviará. Rompe con los usos y costumbres implantados en los años recientes, que establecen un sistema de elección directa con la participación de las plantas de profesores y de estudiantes. Simultáneamente circulan rumores en el sentido de que algunos candidatos a diputados al congreso local por parte del partido oficial han prometido que será modificada la ley orgánica de la Universidad. Septiembre de 1991: Luego de varias sesiones accidentadas del Consejo Universitario, donde el Rector y su Secretaria General se enfrentan con los consejeros en lugar de presidir la toma de acuerdos, Valencia cita a sesión fuera del campus universitario. El principal conflicto proviene de la escuela de Ingeniería Civil, donde profesores y estudiantes han elegido coordinador por elección directa. El nuevo condimento de los hechos radica en que la rectoría recurre a prácticas que ya no se utilizaban desde hacía más de nueve años. Corre el mes de septiembre y el periódico El Imparcial "profetiza" que los cambios a la ley universitaria viene por fast track (vía rápida), los universitarios empezamos a prepararnos para resistir la ofensiva oficial. Octubre 3 de 1991: El Consejo Universitario toma acuerdos que desagradan a la rectoría, lo cual lleva a que Valencia abandone la sesión. Sin el respaldo de la Comisión de Asuntos Hacendarios, que nunca estuvo de su lado, y ahora enfrentado al Consejo, el Rector se queda solo. Octubre 22 de 1991: *Manlio Fabio Beltrones Rivera* asume la gubernatura de Sonora. En su discurso de toma de posesión alude directamente a la Universidad e invita al Congreso a que modifique la ley orgánica de esta institución. Una parte del libreto ha sido llevado a escena. Segundo Acto. La agresión se lleva a cabo Octubre 30 de 1991: Los trabajadores universitarios se quedan sin su quincena. Pretextando adeudos por dos mil millones de pesos a BANAMEX, el gobierno de Beltrones embarga el presupuesto de la Universidad de Sonora. La acción viola la Ley Federal del Trabajo, pero eso no detiene al exempleado de la Secretaría de Gobernación. Noviembre 4 de 1991: El Rector Valencia, que no había abierto la boca cuando se detuvo el pago a los trabajadores universitarios, ni cuando la corriente eléctrica fue cortada, aparece en escena para denunciar malos manejos por parte de la Comisión de Asuntos Hacendarios. Pide una auditoría al Congreso y éste la acuerda minutos antes de la tres de la tarde. Simultáneamente llegan los auditores al edificio principal de la Universidad pero un altercado con decenas de estudiantes suspende el proceso. Noviembre 6 de 1991: Los auditores regresan de nuevo pero esta vez son rechazados por una cantidad mucho mayor de estudiantes. Varios especialistas contratados por el gobierno de Beltrones trabajan en las instalaciones del Colegio de Bachilleres plantel norte. Se menciona entre los participantes a Enrique Carrión y a Roberto Arizmendi. Su enlace con el gobierno estatal es, formalmente, a través de Alberto Flores Urbina. El contacto con la Rectoría se lleva a cabo por medio de Rubén Flores, mano derecha de Valencia. Noviembre 12 de 1991: El Consejo Universitario publica un comunicado en el que pide al Congreso del Estado un plazo razonable para llevar a cabo un proceso de revisión de la Ley 103. Ese mismo día entra a dicho Congreso la iniciativa de ley que los diputados presumen como propia. Los periódicos locales se llenan de desplegados apoyando la nueva legislación. Igual que en 1973, cuando fue impuesta la Ley 103, aparecen siglas de COPARMEX-Sonora, CANACINTRA, CONCANACO, Unión Ganadera Regional de Sonora, etc. Como en aquel año, el Congreso inicia un circo que El Imparcial llama Foro de Consulta Popular. Los actores son, de nueva cuenta, empresarios, líderes sindicales oficialistas, amas de casa que nunca han oído hablar de la Ley 103, profesionistas que no habían podido estudiar en la UNISON porque sus padres dispusieron de suficientes recursos para enviarlos a estudiar fuera de Sonora. La carpa sale de gira y monta sus funciones en Cananea y Navojoa. A esta ciudad son llevados alumnos del CBTIS 40 de Guaymas para hacer bola en el foro de consulta de la ciudad. Desde el Distrito Federal llega el rumor de que un despacho jurídico de la capital del país había fabricado una nueva ley para la UNISON en una suite del Holliday Inn de Hermosillo. Habrán de pasar años antes de que los universitarios podamos enterarnos de que el asesor principal fue un ingeniero petrolero que no se dedica a perforar pozos de hidrocarburos, sino a asesorar reformas legales regresivas en universidades del país. Y así como ocurrió en la sonda de Campeche, donde en 1980 se desgobernó el IXTOC durante once meses, en Sonora la Universidad es desgobernada con la aprobación de la Ley 4. Noviembre 25 de 1991: A pesar de las manifestaciones de varios millares de universitarios, los diputados aprueban la nueva ley orgánica de la Universidad de Sonora, únicamente un diputado del PRD vota en contra. La ley 4 significa un retroceso de más de 40 años en la legislación universitaria. Revive órganos de gobierno y de administración que habían sido eliminados a principios de los años cincuentas por ineficaces e inoperantes. Nos devuelve al pasado, cuando una Junta de Gobierno, llamada Comité Administrativo, integrada por miembros del partido oficial, dirigía la UNISON de acuerdo a los dictados del gobierno. La respuesta inmediata de los estudiantes a la aprobación de la Ley 4 es la toma de rectoría y el cierre de las puertas de acceso a la Universidad. Un día antes de que la Ley se publique en el diario oficial el Consejo Universitario se reune y destituye a Valencia. Elige al profesor Héctor Segura Ramos como Rector Provisional pero el gobierno hace caso omiso de este acto. Tercer Acto. Los universitarios responden Diciembre 4 y 5 de 1991: El gobierno y la rectoría preparan el desalojo de los estudiantes del CEUS de las instalaciones de rectoría. Durante dos días seguidos las puertas de acceso a la Universidad amanecen abiertas. Sin embargo desisten temporalmente. Diciembre 12 de 1991: Un grupo inicial de cinco estudiantes, mas dos que se integran días después, realizan una huelga de hambre enfrente de la Plaza Emiliana de Zubeldía. Diciembre 20 de 1991: La huelga de hambre de los estudiantes se levanta. El gobierno de Beltrones se compromete a llevar a cabo un debate televisivo con los estudiantes. Este será transmitido por el canal estatal. Enero 12 de 1992: El debate se inicia, Octavio Corral Torres, Director de Educación, Juan Carbajal asesor legal, y Jesús Enríquez Burgos diputado, se presentan a defender la nueva legislación. Los estudiantes logran impactar satisfactoriamente a la población pero el hecho no trasciende a ningún medio de comunicación. Los debates terminan el día 18 con el concurso de otros representantes del gobierno que se van rotando, sin embargo, el gobierno sólo mantiene un espacio para la catársis y no aparece una solución al conflicto. El Rector Valencia declara que quienes se oponen al cambio son un grupo reducido de estudiantes y trabajadores. Febrero 4 de 1992: Valencia envía un oficio donde acusa de interrumpir las actividades académicas a los estudiantes que participaron en el debate. El forcejeo se prolongará durante varios meses. Abril 8 de 1992: Luego de varias semanas en las cuales el Rector intenta realizar elecciones para establecer los órganos de gobierno, un grupo de estudiantes y maestros deciden cerrar las puertas de acceso a la UNISON para impedir la realización de elecciones amañadas. Abril 9 de 1992: Valencia y policías del Estado irrumpen violentamente en las oficinas del edificio principal y sacan a quienes las tenían tomadas. Poco después se produce una reacción por parte de centenares de estudiantes, quienes expulsan al Rector y lo obligan a abandonar las instalaciones por la fuerza. Algunos testigos afirman que es retirado en vilo por sus guardaespaldas, quienes llevan pintadas huellas de suelas de zapato en sus ropas. Enseguida se inicia un plantón en el crucero de Transversal y Rosales, que se convierte en una marcha que se dirige al palacio de gobierno. En ese lugar se monta el simulacro de un incendio que permite el traslado de los carros de bomberos a un costado de la plaza Zaragoza pero el objetivo real es recibir y dispersar con chorros de agua a los manifestantes. La marcha no llega a su objetivo porque se detiene a la altura de las calles Serdán y Rosales, donde la policía agrede a los marchistas y secuestra a un profesor. Durante dos días la UNISON permanecerá sitiada por la policía judicial y por grupos de choque lidereados por connotados priístas, quienes solamente esperan la orden para avalanzarse sobre los estudiantes que permanecen en el interior de la Universidad. Unas horas después de suspendida la marcha y de que el contingente ha regresado a la plaza Zubeldía, el Secretario de Gobierno Sánchez Cerezo invita a los representantes del movimiento a "dialogar". Quienes asisten conversan con el durante varios minutos sin llegar a un acuerdo. Al salir del Palacio de Gobierno los espera la policía judicial para apresarlos. El conflicto se dirime un día después con la entrega de las instalaciones universitarias por parte de los estudiantes y la liberación de los jóvenes que habían sido tomados como rehenes. Los hechos terminan con el sabor de que el gobierno estatal ha perpetrado un secuestro disfrazado con procesos legales. Mayo 13 de 1992: Los estudiantes universitarios inician una marcha hacia la Ciudad de México para buscar allá la solución que en Sonora no aparece. Antes de que ésta se inicie el gobierno estatal combina actitudes aparentemente conciliadoras con amenazas veladas. La plaza Emiliana de Zubeldía se mantiene bajo vigilancia policiaca pero la marcha sale. Más de tres mil universitarios acompañan a los jóvenes hasta las afueras de Hermosillo. Esto me lo encontré en "Otra universidad es posible":http://www.unison.com.mx/articulos/deactual.php?id=162 Y para no rollarlos mas, "El último movimiento universitario del siglo XX en Sonora":http://www.colson.edu.mx/portales/docs/CEUS.pdf


hey vampiro12

5
autor hevaldez el 14/feb, 2007 15:35
Visitante distinguido
En la forma de escribir y pensar te pareces mucho a un conocido que tengo, el nació en un pueblito ped.orro de Chihuahua, que saltó a la fama (el pueblo, no él) porque ahí mataron a un general afamado. Porque digo que te pareces a ese conocido? Porque coinciden con Santo Tomás (hasta no ver, no creer) y con otros personajes obscuros de la Edad Media en pensar que el hombre no tiene porque hablar de un tema sino ha estado ahí y ha sido testigo de primera mano de unacto. Fijate lo que te estás perdiendo, no pudieramos hablar de los dinosaurios, ni de las maravillas del mundo antiguo, ni de cuanto ha avanzado la ciencia, en fin, los temas se reducirían a lo que hemos visto por nuestros propios ojos. Por ejemplo, no le encuentro mucha lógica a lo expuesto acerca de San Mateo Atenco. Porque si de madrear se tratara por regar tierras con aguas residuales, habría que madrear a muchos! Del CGH ni te pregunto.


LA UNAM

6
autor Perseo el 15/feb, 2007 13:50
Visitante distinguido
Centro de estudios identificado como en manos no de pedorristas sino de pejejistas iniciando con le rector De la Fuente de oficio Psiquiatra (la única diferencia entre este profesional y el paciente es el lado de escritorio que ocupan), C. G. H. y organismos afines anteriores que han proporcionado excelentes maetrías de revoltosos, vean algunos nombres, PEJE Chayito (buena pierna) Robles, Mosh, Muchos de los Funcionarios de Echeverría y del peje en el GDF así que obvio al nenedent el duele, pero que puedes esperar de un tipo que no acepta rienda y arrendador? solo puntos de vista




¿Te gustó este tema? puedes compartirlo, ¡es gratis!


Foros de el Lector en El Siglo de Torreón.