Acceder al foro

La Laguna

Discusión sobre el acontecer diario en la Comarca Lagunera

me
autor Escrito por Lagunerohastalamuert
Diputado local
Friday 20 de July de 2007 14:38

Mensaje de un afamado, reconocido y sabio Saltillense

Hola a todos, les dejo este extracto de la nota editorial escrita por un hombre que es un orgullo de Coahuila y de Saltillo, *Armando Fuentes Aguirre* (Catón). Un verdadero Saltillense que en verdad se preocupa por la cultura y buen nombre de la Capital de nuestro Estado de Coahuila y no se encarga de ponerla constantemente en vergüenza como Rafa Contreras y Saltillero69 (el 69 que se avienta con un vato). Saludos y que disfruten esta editorial. LHLM. *De Política y Cosas Peores / Torreón, el primer centenario* _Por_ _Catón_ Publicado por _Grupo Reforma_ (El Norte, diario de Monterrey) el 12 de Junio de 2007. _______________________________________________________________________ Torreón, ciudad la principal de La Laguna y orgullo de mi natal Coahuila, es una población muy joven. Tiene apenas 100 años de edad. De la arena surgió, como los espejismos. Fue fruto del oro blanco: el algodón, y fue fruto también del oro negro: el ferrocarril. Gente muy de trabajo, y generosa, son los laguneros. Tienen pródigo el corazón, y pródigo también tienen el bolsillo. Saben ganar el dinero, y lo saben gastar. Mis queridos paisanos saltilleros fruncen un poco el entrecejo cuando digo que hay una forma fácil de saber si estos cuatro señores que están comiendo en un restorán son de Torreón, de Monterrey o de Saltillo. Si cuando llega el mesero con la cuenta los cuatro se la disputan para pagarla cada uno, esos señores son de Torreón. Si sacan una calculadora para dividir la cuenta entre los cuatro, son de Monterrey. Y si en el momento en que el mesero viene con la cuenta los cuatro se levantan apresuradamente para ir al baño, son de Saltillo. Y es que nuestro carácter, el de los saltillenses, tiene linaje montañés, de gente que por vivir aislada ha de bastarse con lo muy poco que tiene, y administrarlo cuidadosamente. El lagunero, en cambio, recibía cada año del padre Nazas el don de la fortuna, y así como agua se le iba de las manos, al cabo que a vuelta de año le llegaría otra. En trabajosa lucha para hacer que el desierto diera fruto se forjó el talante de los laguneros, del cual he sido yo beneficiario, pues siempre he gozado de su afecto, su hidalguía y su largueza señorial. Estuve la noche del pasado viernes en el hermoso teatro que don Isauro Martínez hizo construir. Tomó ahí la palabra don Ramón Iriarte, quien preside los festejos del centenario, y dijo: "-Todos sabemos que Catón es periodista y maestro; que ha sido actor, compositor, director de orquesta sinfónica, y hasta torero. Pero no sabíamos que también fuera violinista". Hizo una pausa, y concluyó: " - Porque han de saber ustedes que esta conferencia la dio de violín, como una aportación suya a nuestra fiesta". No podía ser de otra manera: fue ése el modo que encontré -modesto, pero lleno con la verdad del corazón - de decirle a Torreón y a La Laguna que éstas son las mañanitas que cantaba el rey David.

¿Te gustó este tema? puedes compartirlo, ¡es gratis!

Hay 20 respuestas al foro

Hola, para seguir leyendo por favor identifíquese con alguna cuenta:
no está identificado, debe identificarse para leer el resto del escrito.