Acceder al foro

La Laguna

Discusión sobre el acontecer diario en la Comarca Lagunera

me
autor Escrito por gido
Visitante distinguido
sábado 21 de enero de 2012 09:18

"SIMAS" EL ROSTRO OCULTO DEL CORRUPTO EDUARDO OLMOS

Ese es el enfoque erróneo, contra el cual debemos levantar la voz hasta hacerla grito. No debemos gastar más de lo que nos ingresa, ni hipotecar el futuro… Siempre subdesarrollados, siempre dependientes, nunca dueños de nuestro destino… Cuando el país entero capte en toda su plenitud esta verdad elemental y terrible de la que depende nuestro destino, ese día México podrá lograr su verdadera fisonomía.

SIMAS es un ejemplo vivo –todavía– de la renuncia del Estado a supervisar la forma del gasto. La ausencia de una voluntad decidida y permanente para ampliar la base de beneficiados –quitando las prerrogativas electoreras concedidas  a lideres-  aunada a la monomanía de aumentar la carga tributaria sobre la misma población cautiva de causantes, da como resultado una cantidad siempre insuficiente de recursos para atender las necesidades más sentidas de la población. Además, “éramos muchos y parió la abuela”, como reza el dicho popular. A la escasa disponibilidad de medios económicos se suman con particular saña las numerosas, sistemáticas y cuestionables sangrías del erario por parte todo funcionario público.

Y para rizar el rizo, una idea brillante que nos ha mantenido ocupados durante las últimas décadas. Para mitigar un poco la sed de Tántalo que es esa pobreza insultante –que no conviene acabarla porque es muy rentable–, se aplica un rejón de fuego endulzado con caridad y solidaridad a una clase media desarticulada y casi extinta. Se inventan una serie de mecanismos –teletones, kilos de ayuda, redondeos, carreras atléticas, donaciones en cada retiro de los cajeros automáticos, etc.– para exprimir algunos pesos más que, sumados, se destinan –eso nos dicen– a los más necesitados. Una innombrable transferencia de responsabilidades a una ciudadanía que no tiene por qué hacerse cargo de ellas. Para no reconocer públicamente la desatención de los deberes que marcan las leyes, un elegante juego de manos que, a la par que trata de conmover, le carga la mano a los paganos de siempre.
Las instituciones públicas –en especial aquellas que atienden las exigencias más urgentes como el suministro del vital liquido – no pueden seguir dependiendo de presupuestos mal aplicados y erráticos o de la caridad pública como ahora lo pretenden.

La convivencia en una misma sociedad  –¿asociación causal?–  de miles de desamparados con multimillonarios de clase mundial no puede seguir formando los cimientos de nuestra estructura social.
¿Cuándo empezaremos a hacer lo necesario para dejar de ser un país de limosneros? Es lo que me pregunta el de al lado mientras espera SIMAS a que le deposite unas monedas en su bote. Con suerte, hoy reunirán lo necesario para prolongar un poco más la vida “miserable” que lleva”.

 


¿Te gustó este tema? puedes compartirlo, ¡es gratis!

Hay 7 respuestas al foro

"Cada quien tiene su propio Macondo"...... Eduardo Olmos Castro

1
autor gido el 21/ene, 2012 10:15
Visitante distinguido

Desesperanza, hartazgo, indignación, pero sobre todo, miedo es lo que percibo en los correos electrónicos que intercambio con amigos y colegas de todo el estado de Coahuila, y en las más íntimas charlas que mantengo con familiares, amigos y amigas de Torreón, Coahuila, mi ciudad natal, que hasta no hace mucho tiempo era una de las más jóvenes, liberales, pacíficas y progresistas del norte mexicano, donde hoy prevalece un caos que, visto desde la distancia parece no ser reversible.

Torreón hoy está en plena degradación, y créanme que no es fácil afirmar y aceptar una realidad que plasman los diarios locales que, por obvias razones revisamos varias veces al día, para al menos conocer los pormenores de una situación que se aleja mucho del desarrollo y la paz que tanto han anhelado sus habitantes.

N

La degradación avanzó rápidamente y llegaron nuevas elecciones para renovar la alcaldía. Se volvió a postular Eduardo Olmos Castro, quien hizo infinidad de promesas y compromisos de los que, hasta el momento y como “nuevo” alcalde –gracias al pésimo trabajo de su antecesor- no ha cumplido una sola de sus promesas. Lo importante es que el pueblo de Torreón tiene memoria, aun los que por distintos motivos ya no habitamos ahí.

 

Los torreonenses no olvidan que Eduardo Olmos Castro –hoy bajo el amparo del clan Moreira- nunca terminó uno solo de los cargos de elección popular, ni por designación, y que permanentemente salta de un cargo al otro, viviendo siempre a costa del erario público. El más patético de los ejemplos es el de la diputación local por el distrito 12, que ganó en 2008 y asumió el 1º de enero de 2009, para separarse 13 días después de la pertinente protesta, engañando así al electorado que lo había votado.

 

Actualmente y en medio del caos que vive la población de Torreón, convertida hoy en una ciudad sombría, deforestada, semidestruida y sin rumbo administrativo, Eduardo Olmos Castro pretende de nuevo pegar el brinco; abandonar a medias la administración en el proceso electoral que ya vive Coahuila para la renovación de mandato estatal –con Rubén, el sucesor de la dinastía Moreira como candidato del Revolucionario Institucional- y volver a contender en las elecciones federales de 2012 para una diputación federal o bien, para una senaduría.

 

Para Olmos Castro, lo de menos son el futuro y el destino de la población que se comprometió a gobernar y administrar. Tan poco le importa esta tarea, que cualquiera –bajo la protección del círculo cercano del alcalde- puede saquear parquímetros, participar de actos partidarios y de proselitismo en horas de trabajo, y violentar constantemente las leyes y reglamentos vigentes, porque para Eduardo Olmos Castro lo importante es el partido y los cargos que éste le pueda proveer.

Los mismos compañeros de partido del edil priísta, resentidos unos y preocupados otros, no sólo se están alejando de su entorno, sino que empiezan a tomar conciencia –al menos eso dicen, rogando que no mencionemos sus nombres- de que hay que empezar a hacer algo para que la gente reaccione porque afirman “eso no es lo que busca el PRI para la gente de Coahuila, y menos para Torreón”, sólo que también ellos, los priístas inconformes tienen el mismo miedo que el resto de la población.

o resulta gratificante conocer las estadísticas: 210 personas ejecutadas de enero a la fecha, es decir un promedio de 41 personas muertas por mes en una ciudad con una población de casi 700 mil habitantes; tampoco es halagüeño enterarse que Coahuila es el segundo estado de la República Mexicana en materia de desempleo y que, dentro de Coahuila, Torreón ocupa el primer sitio en pérdida de empleos, pues, de acuerdo con datos oficiales del Instituto Mexicano del Seguro Social, entre octubre de 2009 y junio de 2010 se perdieron 46 mil 500 empleos en la ciudad y que, si bien se han empezado a recuperar, los puestos laborales pertenecen a los sectores de la construcción, la manufactura y el comercio, es decir, los empleos recuperados son de baja calidad y por tanto de escaso salario, lo que implica que los universitarios recién egresados se queden sin esperanza de conseguir un puesto laboral en su propia ciudad.

 

Más allá de las cifras –porque podríamos seguir analizando rubro por rubro para constatar y demostrar la degradación social-  sus actuales autoridades, encabezadas por el alcalde priísta Eduardo Olmos Castro, exponen en los hechos su propia indiferencia a las demandas sociales básicas y lógicas como son la seguridad, la atención a la infraestructura urbana, la sensibilidad necesaria para evitar que más empresas de la ciudad sigan cerrando sus puertas y sobre todo, la verdadera decisión de encarar los muchos problemas de una población cansada de ser botín electoral, pero que a pesar de eso no hace gran cosa para evitarlo, pero sigue llenando el Territorio Santos Modelo en temporada futbolera.

 

La incapacidad y ceguera del alcalde Eduardo Olmos Castro –quien ya había sido derrotado en las urnas por su antecesor panista, José Ángel Pérez Hernández en 2005- es tal que, mientras responsabiliza al gobierno federal de sus propias carencias y de los problemas de inseguridad de la ciudad a la que tendría la obligación de gobernar y atender, construye sus propios sueños de trascender en el tiempo en una “macroplaza” cuya construcción –se quejan muchos torreonenses- no avanza; en distintas obras cuya construcción podría haber esperado para mejores tiempos en aras de meterse de lleno al combate a la delincuencia, en la construcción de un estacionamiento subterráneo en la Plaza de Armas del centro histórico de la ciudad -que nadie usará, porque es justo donde más álgido se presenta el fenómeno de la violencia- y una serie de las llamadas “obras de relumbrón” que de muy poco le servirán a un pueblo que teme salir a la calle.

 

Más aún, el poco patrimonio histórico recuperado recientemente, como el Canal de la Perla, uno de los muy pocos sitios de interés, se dañó alegremente por la excavación casi ilegal para construir un estacionamiento que no beneficiará al ciudadano, sino que enriquecerá a una empresa privada… ¿y del daño al patrimonio histórico-cultural de los torreonenses, quién se hará cargo, si en este momento hay elecciones?

 

el enemigo de mi enemigo es mi amigo



Pues si.....

2
autor pedropadre el 21/ene, 2012 12:18 Ciudadano distinguido

@gido » Pues si, es cierto.....asi es, las cosas como son.......que bueno, una exposicion clara y concisa, sin descalificaciones ni apasionamientos, tal y como los escribes.......asi sin mas comentario de mi parte............................BIEN DICHO




Otra mas

3
autor pedropadre el 21/ene, 2012 12:34 Ciudadano distinguido

@gido » Es cierto, que finalidad tiene todas las campañas de "redondeo" de los grandes almacenes, de los super´s, de las tiendas de conveniencia, vaya, ya hasta el señor de las frutas con chilito, pide el redondeo. Claro es cierto que el dinero va a obras de beneficiencia, a hospicios, casa de ancianitos, guarderias etc, etc, pero eso representa para las tiendas una deduccion de impuestos y lo cierto es, que los centavos, ya juntos se convierten en pesos y estos en miles de pesos, en millones.........esta bien, uno, la gente de buena gana, deja los centavos al "redondear" porque sabe de cierto, que esta ayudando a quien lo necesita, pero.....ya todo junto, convertido en millones mensuales, a quien realmente se le ayuda es a los grandes almacenes, ya que los donativos que hacen con todos esos millones, son deducibles de impuestos para ellos.........y ahi, es precisamente en donde se pierde , se va al caño, la buena intencion filantropica de los dueños de esos almacenes-.......llamense como se llamen.....ahorran buena lana con esas deducciones.

Por otro lado, que ocurre con los dineros del TELETON, esta bien, podemos creer que no haya malversacion de los fondos, pero es lo mismo, las empresas que donan grandes cantidades son igualmente deducibles de impuestos, y ahi se pierde toda buena intencion.....

Creo que el gobierno, es quien deberia de atender todo eso, no sacarle la vuelta al asunto, que acaso?? no es a cargo de ellos la salud de todos los mexicanos, porque dejar la atencion de los menores con capacidades diferentes a una obra buena de beneficiencia como lo es el TELETON..................yo nomas digo y como veo doy......




yo creo que es revanchismo

4
autor magrare el 21/ene, 2012 13:30 Ciudadano distinguido

@gido dice:

Los torreonenses no olvidan que Eduardo Olmos Castro –hoy bajo el amparo del clan Moreira- nunca terminó uno solo de los cargos de elección popular, ni por designación, y que permanentemente salta de un cargo al otro, viviendo siempre a costa del erario público. El más patético de los ejemplos es el de la diputación local por el distrito 12, que ganó en 2008 y asumió el 1º de enero de 2009, para separarse 13 días después de la pertinente protesta, engañando así al electorado que lo había votado.

Actualmente y en medio del caos que vive la población de Torreón, convertida hoy en una ciudad sombría, deforestada, semidestruida y sin rumbo administrativo, Eduardo Olmos Castro pretende de nuevo pegar el brinco; abandonar a medias la administración en el proceso electoral que ya vive Coahuila para la renovación de mandato estatal –con Rubén, el sucesor de la dinastía Moreira como candidato del Revolucionario Institucional- y volver a contender en las elecciones federales de 2012 para una diputación federal o bien, para una senaduría  

Estoy segura de que esto es revanchismo, destruir Torreon y demostrarnos a los de la Laguna de Coahuila que SI ELLOS LOS del PRI se lo proponen NOS DESTRUYEN,  quien no sabe que en Torreon el pri no gana? quien no sabe que los de Torreon somos mas gente de trabajo que de politica? quien no sabe que la gente de Torreon razona? TODOS, Salinas de Gortari SE ENOJO por que en la Laguna se le avento con HUEVOS PODRIDOS y a consecuencia de ello LA LAGUNA QUE ERA LA MEJOR PRODUCTORA DE ALGODON Y BENEFICIABA A MILES DE FAMILIAS LAGUNERAS..... DEJO DE SERLO a consecuencia del revanchismo.... Desde cuando les ha importado las familias para las que deben de gobernar y procurar que tengan una vida de trabajo y de ingreso para el sustento?

....



de donde sacaste tanto copy and paste?

5
autor Fer2009 el 22/ene, 2012 00:44 Ciudadano distinguido

@gido » 

de donde te fusilaste el articulo ese? fueron varios cpy and paste, verdad?

o la mera verdad, dinos exactamente que fumaste?




sin verborrea

6
autor gido el 23/ene, 2012 07:52
Visitante distinguido

@Fer2009 » 

sin tanta averiguata, mejor senalame en que puntos no estas de acuerdo y lo discutimos, si te parece. Porque en todo lo escrito incluso el mas priista del foro coincidio.
el enemigo de mi enemigo es mi amigo



7
autor Lagunerohastalamuert el 26/ene, 2012 05:47 Diputado local

@Fer2009

Como era de esperarse, vienes a defender lo indefendible.  Mejor dinos cuándo es que tu novio, el cabeza olmeca de Olmos, va a pagarle a sus compañeros de la Preparatoria Carlos Pereyra, el dinero que les robó de los anuarios hace ya algunos ayeres.

Dime tú cuándo ocurrirá eso que te pregunto, y entonces ganará credibilidad.  Pero si no es capaz ni de devolver el dinero robado de unos anuarios...¿qué nos podemos esperar el resto de los ciudadanos?

¿O no serás tú el mismísimo Eduardo Olmos usando un pseudónimo?

La ignorancia es el origen de todos los males (y del obradorismo junto con todas las corrientes de izquierda).





¿Te gustó este tema? puedes compartirlo, ¡es gratis!


Foros de el Lector en El Siglo de Torreón.