Acceder al foro

Política

Para dar puntos de vista sobre el acontecer político en la Comarca Lagunera y en México.

me
autor Escrito por analitica
Ciudadano distinguido
Wednesday 7 de October de 2015 19:39

Moreira: una víbora hablando de águilas.

La historia contínua.....Ni perdón ni olvido! ¡porque esto se acaba hásta qué se acaba! 

La más reciente andanada de noticias a propósito de las acciones de Humberto Moreira, nos dejan en claro no solamente la consabida poca, escasa o nula memoria de la sociedad mexicana, sino la ya también híper conocida tendencia de nuestros políticos y gobernantes a jugarle al cínico y sinvergüenza.

 

El ex gobernador no solamente genera distractores que mantienen a la comunidad atenta a cuestiones que en realidad poco son trascendentes y nada debieran de importarnos, sin embargo no se cumple ese propósito ya que el objetivo de semejantes diatribas tiene como fin el de precisamente establecer una línea de inconsciencia en el espectador promedio y por ende en el votante.

 

Es preocupante cómo las personas somos tan vulnerables. Entre un público informado y otro que no lo está, las únicas diferencias parecen ser los nombres y las preferencias políticas, la mayor parte de las ocasiones. Existen también diferencias sociales, culturales, lingüísticas, educativas y laborales o económicas, -casi nada-. Ya no digamos generacionales, otro casi nada. Sin embargo, el verdadero problema no se debiera centrar tanto allí, sino en la percepción, esa arma divina que para los clásicos significaba tanto a la subjetividad como a la objetividad horizontal con todo y sus paradigmas y simbiosis extra intelectuales. Es indiscutible que el profesor Moreira sabe jugar a las mentiras y para saber jugar a ellas en un ambiente social tan violentado por lo político  como el nuestro, se necesita no solamente desfachatez sino protección .


¿Te gustó este tema? puedes compartirlo, ¡es gratis!

Hay 37 respuestas al foro

Hola, para seguir leyendo por favor identifíquese con alguna cuenta:
no está identificado, debe identificarse para leer el resto del escrito.