Legisladores del Partido Acción Nacional, encabezados por el senador Julen Rementería, formalizaron la alianza con el partido ultraderechista español VOX durante la visita de su líder, Santiago Abascal, a México. En el encuentro, los legisladores emanados de la fuerza opositora suscribieron la Carta de Madrid, con lo que se declaran adversarios de la “amenaza” del comunismo en la iberoesfera.

En el encuentro organizado durante la gira de Abascal por América Latina para sumar apoyos contra el Grupo de Puebla, sucesor del desaparecido Foro de Sao Paulo, 15 de los 25 senadores del PAN suscribieron la Carta de Madrid. Además de Rementería, destacaron sus compañeros de bancada Lilly Téllez; originalmente electa por el Movimiento Regeneración Nacional; Roberto Moya, Alejandra Reynosa, Marco Gama, Nadia Navarro y Martha Márquez.

Además de los legisladores federales también se sumaron diputados locales del PAN en la Ciudad de México: América Rangel y Raúl Torres, electo como diputado migrante. Fuera de Acción Nacional, primera fuerza del bloque opositor al Gobierno de Andrés Manuel López Obrador, también se sumaron activistas vinculados al partido, siendo el caso de Fernanda Betancourt, de la organización Hijas de la MX, o Alice Galván de Unión Mujer.

“México nunca va a ser comunista”, sentenció el coordinador del Grupo Parlamentario de Acción Nacional en el Senado de la República durante el encuentro realizado en las instalaciones de la bancada en el edificio de la colonia Tabacalera. Además de defender que el documento ha reunido apoyo internacional de distintos líderes políticos internacionales de diversas ideologías, principalmente opositores a los gobiernos de Cuba, Venezuela, Bolivia y Argentina.

Lee también: España “liberó” a millones de personas con la Conquista de Tenochtitlán: VOX

Como ya se ha reportado con anterioridad en Reporte Índigo, la Carta de Madrid fue suscrita a finales de 2020 por Fernando Rodríguez Doval, secretario de Estudios y Análisis Estratégicos del Comité Ejecutivo Nacional del PAN. Siendo uno de los dos mexicanos que la suscribió en primera instancia. El otro fue el actor Eduardo Verástegui, conocido por impulsar organizaciones religiosas, pro-vida y en favor del expresidente estadounidense Donald Trump.

Además de ellos Abascal también contó con el apoyo del diputado Eduardo Bolsonaro, hijo del presidente Jair Bolsonaro, así como de varios exfuncionarios y asesores de la administración de George W. Bush. Todos postulando el discurso respecto a los peligros que representa el comunismo para el desarrollo de las naciones de la iberoesfera, es decir, América Latina y la península ibérica.

“El avance del comunismo supone una seria amenaza para la prosperidad y el desarrollo de nuestras naciones, así como para las libertades y los derechos de nuestros compatriotas. El Estado de Derecho, el imperio de la ley, la separación de poderes, la libertad de expresión y la propiedad privada son elementos esenciales que garantizan el buen funcionamiento de nuestras sociedades, por lo que deben ser especialmente protegidos frente a aquellos que tratan de socavarlos”, lee.

PAN se adhiere a Vox para frenar el avance del comunismo