Acceder al foro

Religión

Foro sobre religión.

me
autor Escrito por rickmen
Visitante distinguido
Saturday 31 de July de 2010 15:44

CONGREGACION PARA LA DOCTINA DE LA... FE?????

La temible inquisición sigue existiendo como policía secreta de la iglesia católica, encargada de la represión de los disidentes al interior como al exterior. Solamente ha cambiado de nombre, ahora se llama Congregación para la Doctrina de la Fe. Ya no quema físicamente a los llamados herejes, sino que los destruye psíquica y moralmente. Su actividad continúa diariamente a escala mundial en el siglo XXI, ahora tiene una dimensión global y moderna. Las denuncias que recibe diariamente por correo electrónico en contra de obispo tercermundista, teólogo de la liberación, religiosos y religiosas, sacerdotes y novicios de todo el mundo, ahora quedan escrupulosamente registradas en los ordenadores del Vaticano.

El procedimiento continúa siendo secreto y los autos no pueden ser consultados por los inculpados, derecho que se le concede a cualquier criminal en una sociedad democrática. Es por esa razón que el Vaticano no puede firmar la Declaración de los Derechos Humanos del Consejo de Europa, algo muy inconveniente, ya que el Papa pide constantemente que se respeten los derechos humanos en todo el mundo.

El comisario político de la iglesia, el Gran Inquisidor Cardenal Ratzinger, se toma no pocas molestias en enviar continuamente los úcases de la inquisición a todo el mundo para impedir las actividades de «herejes» y «disidentes» que pueden perjudicar la unidad de la iglesia y su poder. Entre ellos no sólo se encuentran los teólogos y obispos de la «niebla del norte» donde el espíritu de Lutero sigue desconcertando a la gente. También se trata de reprimir a los teólogos jesuitas de México, a quienes se destituye o se mantienen alejados de cargos importantes, a obispos brasileños por señalar la pobreza de los pobres, a teólogos de la India o Sri Lanka, a quienes se castiga duramente por discrepar de la teología neo-escolástica incomprensible para la mente subalimentada del cuarto y quinto mundo subdesarrollado.

Siguiendo la tradición de su predecesor en el cargo de inquisidor, el Cardenal napolitano Juan Pedro Caraffa, entonces papa Pablo IV, encarceló por «hereje» en la prisión de Engelsburgo al Gran Cardenal Reformista Morone, que no fue puesto en libertad ni se rehabilitó completamente hasta después de la muerte del Papa, en 1559. El cardenal Ratzinger reprimió a su ex-amigo y colega en la Universidad de Tubingen, el teólogo más importante de estos tiempos, Hans Küng.

El más secreto de los archivos secretos del Vaticano ha sido el de la inquisición, la violación de este secretissimo era sancionada con la excomunión, cuya absolución era reservada specialíssimo modo al Sumo Pontífice en persona. ¿Por qué tanto secreto, habrá tantos crímenes que ocultar?

Sin embargo, con la llegada del Papa Juan XXIII y la realización del Concilio Vaticano II, se decidió abrir parcialmente los archivos de la Inquisición de los siglos XVI al XIX, pero manteniendo cerrados los del siglo XX.

Probablemente Galileo y Giordiano Bruno ya no pueden hacer daño a la retrógrada ortodoxia de la iglesia, pero sí continúan siendo peligrosos los teólogos heterodoxos como el Padre Pierre Teilhard de Chardin, quien intentó realizar una síntesis de ciencia y religión, y por sus ideas evolucionistas, fue rechazado, silenciado, perseguido implacablemente y finalmente desterrado de la Iglesia, a la que sólo intentaba servir. ¿Cómo es posible que la Iglesia Católica siga tratando de impedir el progreso de la ciencia?

En pleno siglo XX, Pío X una vez subido al trono papal inició una cruzada antimodernista de la que fueron víctimas toda una serie de teólogos importantes; también puso en dificultades a los obispos de Italia, Francia y Alemania, distanciando más a la iglesia de la intelligensia. Sería conveniente que se abrieran los archivos para saber de una vez por todas, la actitud de la iglesia durante la época del fascismo, del nazismo y el franquismo durante el cual los obispos bendecían las armas con que se asesinaba a sus hermanos españoles. El Papa Pío XII que no dijo ni pío durante la exterminación de los judíos por Hitler, canonizó al inquisidor Pío X e inició una nueva campaña con la encíclica Humanis generis, prohibiendo los sacerdotes obreros, y destituyendo los teólogos más importantes de su época, como los jesuitas Teilhard de Chardin y Henri de Lubac, y los dominicos Yves Congar y Meri-Dominique Chenu. ¿Hasta qué punto éstos y muchos otros teólogos eran inocentes? Sólo abriendo los secretissimos archivos los sabremos.

  Esta institucion maldita y demoniaca ha cambiado de nombre a lo largo de la historia... sin embargo se sigue manteniendo vigente hasta nuestros dias.

 

 


¿Te gustó este tema? puedes compartirlo, ¡es gratis!

Hay 16 respuestas al foro

Hola, para seguir leyendo por favor identifíquese con alguna cuenta:
no está identificado, debe identificarse para leer el resto del escrito.