Acceder al foro

Religión

Foro sobre religión.

me
autor Escrito por rickmen
Visitante distinguido
Friday 22 de October de 2010 19:15

CELIBATO, RESURRECCION, AUTOFLAGELACION... RITOS Y COSTUMBRES DE ORIGEN GRIEGO.

CULTO A CIBELES

 

Cibeles era una gran diosa de la fecundidad, venerada en el interior de Anatolia. Pesinunte era el centro principal de su culto. Su representación sobre un carro tirado por leones se halla ya en el tesoro de los Sifnios en Delfos, levantado hacia el año 527 a. C. Se tiene noticia de que en el año 415 A.c. un aspecto de su culto era ya la autocastración con una piedra, rito que repugnaba a

 

Los griegos.

En Grecia el culto a Cibeles fue puramente griego. Se desconocen las particularidades de su culto en Frigia. Es muy probable que los sacerdotes de Cibeles, como losMegabices de Artemis Efesia, fueran eunucos. El culto a Cibeles estuvo vinculado con el del dios frigio Attis. Según la leyenda, Attis se castró en medio de una escena orgiástica, lo que provocó la autocastración de todos los asistentes.

 

El culto oficial a Cibeles se introdujo en Roma en el año 204  A.c., como ya se indicó. Cibeles se instaló en el Palatino, llevada por las matronas romanas, entre invocaciones alegres y los aromas de los quema perfumes. [-143→144-] Cibeles, en el año 191  A.c., contaba ya con un templo en Roma, que dañado por un incendio fue reconstruido en el año 112  A.c. Su imagen era un aerolito. Eunucos habían acompañado a la diosa a Roma. El Senado les confinó en el recinto sagrado del templo, pues a los romanos chocaba cualquier tipo de mutilación corporal.

 

En el año 56  A.c., con motivo de la celebración en Roma de los misterios de la Bon Dea Cibeles, a los que sólo podían acudir las mujeres, en casa de la suegra César estalló un escándalo al descubrirse que Clodio, el peón de brega de César en la  lucha callejera, había sido descubierto en la casa, disfrazado de esclava, donde había  acudido para entrevistarse con la mujer de César.  Varrón, escritor de finales de la República, se ríe del atuendo femenino y de las  canciones delirantes de los galos o sacerdotes y de la corona del sumo sacerdote brillante por las gemas. Lucrecio y Varrón proponen una interpretación simbólica a la castración y a los coribantes, acólitos del culto a Cibeles, que ejecutaban danzas frenéticas al son de panderos y címbalos, chocando sus espaldas contra los escudos. Asimismo, indican que la corona de torres que cubría la cabeza de la diosa aludía a las ciudades que la misma protegía. Los galos castrados se vinculaban con la tierra, que posee todo tipo de semillas. El estrépito de los címbalos recuerda el choque de los instrumentos agrícolas.

 

Los leones que acompañaban a Cibeles indican que la diosa doma a las fieras. Cibeles gozó de especial favor entre los emperadores romanos. En la Gemma Augusta, la diosa corona al emperador, y en un camafeo se representa a Livia, mujer de Augusto, como Cibeles. Augusto reconstruyó el templo del Palatino. Claudio inscribió en el calendario romano una fiesta en honor de Attis, compañero de Cibeles, celebrada el 22 de marzo. En tiempos de Adriano, según testimonio de Arriano de Nicomedia, en Roma se celebraba el ritual fúnebre en honor de la muerte de Attis a la moda frigia. En el siglo II la imagen de Cibeles aparece en muchos medallones.

 

Fiestas y rituales

El culto a Cibeles tenía muchas fiestas. Los dendróforos llevaban en procesión al templo del Palatino el pino, que recordaba al árbol a cuya sombra se castró Attis. Este árbol también significaba el cuerpo muerto de Attis.

 

El 15 de marzo, los canóforos transportaban por las calles cañas cortadas a la orilla el Alma, mientras el sumo sacerdote sacrificaba un toro de seis años para obtener la fertilidad de los campos. Los devotos de Cibeles hacían una cuaresma, durante la cual solo se bebía leche y se abstenían de comer carne de cerdo, pan y granadas.

 

El 22 de marzo se cortaba un pino durante la noche y se sacrificaba un carnero en un bosque consagrado a Cibeles. El cortejo fúnebre atravesaba Roma al son de los cánticos entonados por los sacerdotes y por todos los presentes, al tiempo que se golpeaban el  pecho. En el santuario, los fieles adoraban el pino. La mañana se dedicaba a las lamentaciones de duelo.

 

El 23 de marzo, los salíos, sacerdotes danzarines de culto de Marte, desfilaban alrededor del templo de Cibeles al son de las trompetas sagradas pidiendo la bendición para todo el año.

.

El 24 de marzo tenía lugar la fiesta fúnebre. El sumo sacerdote, acompañado de los galos, danzaba frenéticamente alrededor del pino sagrado. Se flagelaban con disciplinas recubiertas de huesecillos al son de los címbalos, de los cuernos y de las trompetas. Se golpeaban el pecho. Se batían furiosamente los panderos. Se cortaban el pecho y los brazos con cuchillos. Se untaba de sangre el pino y los altares. Los sacerdotes danzaban furiosamente. Después de la autocastración, los galos se tatuaban la parte inferior del vientre. A continuación se enterraba el pino, rodeado de flores y de bandas, a imitación del ritual seguido por Cibeles con el cadáver de Attis. En esta fiesta, el sumo sacerdote pedía por la salud del emperador y la protección del Imperio.

 

El 25 de marzo se proclamaba la resurrección de Attis. Se trataba de una fiesta de primavera. Hay que indicar que los cultos mistéricos en origen eran agrarios. Sus protagonistas se perdían en la noche de los tiempos. En muchos de estos cultos había un dios que padecía muerte y resucitaba.

 

La fiesta del 25 de marzo en época de Commodo se convirtió en un carnaval. En unaprocesión, delante de las imágenes de Cibeles, el emperador y la aristocracia romanatransportaban excelentes obras de arte. Desfilaban los senadores y los caballeros, todoscon máscaras sobre el rostro, vestidos con trajes estrafalarios. Las trompetas, las flautas,los címbalos y los cantantes amenizaban la procesión, que acababa en un banquete.

 

El 27 de marzo, una procesión llevaba la imagen de Cibeles, cubierta de flores, a las orillas del Alma, donde el sumo sacerdote, revestido con traje de púrpura, bañaba lapiedra, representación de la diosa, y los utensilios sagrados usados en su culto. Participaban en la procesión los sacerdotes que guardaban los libros sibilinos. El ídolo se transportaba en un carro. Altos funcionarioscaminaban descalzos delante del carro sagrado.Lucrecio ha dejado una viva descripción de esta procesión.

 

Del 4 al 10 de abril se conmemoraba la llegada de la imagen de Cibeles con fiestas, espectáculos teatrales y carreras de carros, costeados por los ediles curules, en el Circo Máximo, donde la estatua de Cibeles desfilaba en compañía de otros dioses; de ahí que a la imagen de la diosa se la represente en los mosaicos romanos con escenas de circoen la spina del mismo —mosaicos de Gerona, Cartago, Piazza Armerina (Sicilia), etcétera,o en el relieve de Foligno—, con el mismo tema. El culto público a Cibeles desapareció en el año 394, después de la victoria deTeodosio sobre el usurpador Eugenio. En el siglo VII, el neoplatónico Damascio integraba a Attis en una teología y Proclo dedicaba un libro a Cibeles; mas fueron casos aislados, dentro del cristianismo en auge.


¿Te gustó este tema? puedes compartirlo, ¡es gratis!

Hola, para seguir leyendo por favor identifíquese con alguna cuenta:
no está identificado, debe identificarse para leer el resto del escrito.