Acceder al foro

Religión

Foro sobre religión.

me
autor Escrito por apologeta
Gobernador
Wednesday 24 de October de 2018 19:34

Y Toda la Culpa… es de FILIOQUE!!

El pleito entre la Iglesia Católica Romana y la Iglesia Ortodoxa se originó en el siglo VI por una simple palabra del Credo de la Misa… y fue “FILIOQUE”, que significa “y del hijo”. En un determinado punto del Credo original, utilizado en la Iglesia Cristiana primitiva, se decía:

Creo en el Espíritu Santo... que procede del Padre”… y sólo eso. Pero en el concilio del año 589, esta frase se modificó quedando así: “Creo en el Espíritu Santo que procede del Padre y del Hijo”. Pero leamos lo que dice Juan 15: 26 “Cuando venga el Consolador, a quien yo enviaré del Padre, es decir, el Espíritu de verdad que procede del Padre, Él dará testimonio de mí”… son palabras de Jesús, y dice: del padre, no se menciona él en ningún momento como el hijo.

Y así quieren que uno crea en la Biblia?? Si ponen y quitan palabras a su antojo… ¿y eso es la palabra de Dios?… QUÉ POBREZA!!  

Así que el “Hijo de Su”, solo vino a regar el tepache. La diferencia es tan pequeña, que valdría madres pelear por eso. Pero no… los “estudiosos” de teología que están en condiciones de comprender enteramente su significado, le atribuyen una gran importancia. Todos los teólogos de entonces estuvieron de acuerdo con la nueva modificación, menos los de la Iglesia de Oriente. Ellos continuaron rezando el Credo según la fórmula antigua y así lo hacen hoy en día los sacerdotes y fieles de todas las iglesias ortodoxas, llámese griegas, rusas, etc.

Los cristianos de las provincias orientales del imperio habían sido siempre reacios a reconocer a Roma como el centro de la Iglesia Cristiana. Ellos estaban unidos a los patriarcados de Jerusalén, de Antioquía, de Alejandría, de Constantinopla y consideraban a Roma demasiado lejos y más preocupada por los intereses de Occidente que por los suyos de Oriente. La diversidad de la lengua, de la cultura y de las costumbres contribuyó a distanciar cada vez más a los cristianos de los dos imperios, siempre en discordia. Entonces ya sabemos que así surgió la primera controversia en materia de fe.

Además, justamente en ese momento, Roma pasaba por sucesos muy graves; su riqueza y su fuerza no eran sino un lejano recuerdo, mientras que el Imperio de Oriente gozaba un maravilloso renacimiento de riqueza y poderío. Esta situación fue aprovechada por los emperadores de Constantinopla quienes hacía mucho tiempo, ansiaban liberarse de toda dependencia romana, aún de la religiosa. Su capital Constantinopla habíase transformado en un nuevo gran centro religioso y por lo tanto, no les fue difícil lograr su designio.

Continuará el hijo de Su…

                                      imagen  


¿Te gustó este tema? puedes compartirlo, ¡es gratis!

Hay 3 respuestas al foro

Hola, para seguir leyendo por favor identifíquese con alguna cuenta:
no está identificado, debe identificarse para leer el resto del escrito.