Acceder al foro

Religión

Foro sobre religión.

me
autor Escrito por Apologética EDF
Visitante distinguido
Friday 3 de January de 2020 21:08

¿Qué es la Apologética?

imagen

La Apologética es la parte de la teología que se encarga de presentar defensa racional acerca de la fe. Ello consiste en responder adecuadamente con la finalidad de quitar los obstáculos racionales que separan a las personas de una decisión personal positiva respecto a Jesucristo o al cristianismo.

La base bíblica para la apologética está en 1Pedro 3:15, que dice: «Más bien, honren en su corazón a Cristo como Señor. Estén siempre preparados para responder a todo el que les pida razón de la esperanza que hay en ustedes». Tal como dice EDF Apologética:

En 1Pedro 3:15 no se nos da un buen consejo, sino un mandato. A través del apóstol se nos exhorta a estar preparados para responder acerca de las verdades de nuestra fe.

La Apologética la usamos cuando compartimos el evangelio con otras personas, pudiendo ser no creyentes, ateos o agnósticos, o quizá miembros de sectas o religiones a las que debemos dar razón de lo que creemos, conociendo y entendiendo lo que ellos creen.


¿Te gustó este tema? puedes compartirlo, ¡es gratis!

Hay 4 respuestas al foro

1
autor camarada06 el 4/Jan, 2020 13:29 Gobernador

@Apologética EDF » La Apologética es la parte de la teología que se encarga de presentar defensa racional acerca de la fe. Ello consiste en responder adecuadamente con la finalidad de quitar los obstáculos racionales que separan a las personas de una decisión personal positiva respecto a Jesucristo o al cristianismo.

La base bíblica para la apologética está en 1Pedro 3:15, que dice: «Más bien, honren en su corazón a Cristo como Señor. Estén siempre preparados para responder a todo el que les pida razón de la esperanza que hay en ustedes». Tal como dice EDF Apologética:

En 1Pedro 3:15 no se nos da un buen consejo, sino un mandato. A través del apóstol se nos exhorta a estar preparados para responder acerca de las verdades de nuestra fe.

La Apologética la usamos cuando compartimos el evangelio con otras personas, pudiendo ser no creyentes, ateos o agnósticos, o quizá miembros de sectas o religiones a las que debemos dar razón de lo que creemos, conociendo y entendiendo lo que ellos creen.

RESPUESTA:

Una apología es una defensa de algo o de alguien a través de unos argumentos. De esta manera, la apología de una persona tiene el propósito de justificar sus actuaciones o sus ideas. Un caso paradigmático es el dialogo de Platón "Apología de Sócrates", en el que el autor defiende a la figura de su maestro. En la esfera de la teología existe una rama orientada a justificar y defender las doctrinas religiosas, la apologética.

ACLARACION:

Hecha la aclaración cualquier persona puede hacer una apologia del tema, cuando el tema es algo tangible, cuando no lo es es se convierte en intangible y puede caer en la metafisica (Conjunto de pensamientos o consideraciones profundos que se realizan acerca de un tema de forma especulativa.)

La principal falsedad de la Apologetica es la inexistencia de los dioses o en este caso de uno solo pero que reune a otros seres de la misma condición llamados angeles que existen en la mitologias de todo el mundo.

CONCLUSION:

La apologetica solo sirve para quienes creen en lo intangible y en la fe de lo invisible e incomprobable ademas de imposible de su propia existencia.  Los tontos y los neofitos siempre existen en todos los ambitos.

La religión puede perseguir fines positivos pero la corrupcion de quienes las dirigen es mayor que el propio fin peor aun de quienes la defienden sin importar la misma logica humana y se aprovechan del pueblo tonto y neofito.

Los ojos del Mau



Mi aporte al tema de la aopologética

2
autor SOLDADODECRISTO1 el 4/Jan, 2020 14:55
Visitante distinguido

@camarada06 » 

He querido anexar un fragmento de un curso de biblia que se encuentra en internet y es muy completo. La dirección de este sitio web es...

http://queeslabibliaonline.blogspot.com

Este curso de biblia, en su parte final anexa un capítulo dedicado a la apologética y me parece muy interesante anexar el contenido correspondiente por es un contenido de mucha actualidad. Espero les guste.

CLASE No 23. LA APOLOGÉTICA O LA DEFENSA DE LA FE

  1. INTRODUCCIÓN. La apologética es la ciencia teológica que estudia la defensa de la fe. La Iglesia Católica, a lo largo de los siglos, ha sido perseguida por falsos profetas y falsas ideologías contrarias a la sana doctrina entregada por Nuestro Señor Jesucristo y sus apóstoles. Esta ha sido la razón, por la cual, la Iglesia siempre se ha visto en la obligación de defender la verdadera doctrina cristiana a través del estudio de la apologética. Son tantos los falsos profetas y las falsas ideologías, que han existido a lo largo de la historia del mundo, que una sola guía de clase resulta, realmente, minúscula frente al enorme y permanente trabajo realizado por los apóstoles del diablo a través de todas las épocas y dentro del corto calendario de la historia de la humanidad. Desgraciadamente, así ha ocurrido y así fue profetizado:

“Esto dice Yahvé: No escuchen las palabras de estos profetas porque los engañan contándoles las visiones de su propia imaginación y no lo que sale de la boca de Yahvé. A aquellos que desprecian la palabra de Yahvé les aseguran: ‘Tendrán paz’, y a todos los que siguen los caprichos de su corazón les dicen: ‘Ninguna desgracia les va a suceder’ “

Jeremías 23, 16 - 17

 “Aparecerán gran cantidad de falsos profetas, que engañarán a muchos; y tanta será la maldad, que en muchos el amor se enfriará. Pero el que se mantenga firme hasta el fin, ése se salvará”

San Mateo 24, 11 - 13

“Si alguien fomenta sectas en la Iglesia, le llamarás la atención una primera y una segunda vez; después rompe con él, sabiendo que es un descarriado y culpable que se condena a sí mismo”

Tito 3, 10 - 11

“Hijitos míos, es la última hora, y se les dijo que llegaría un Anticristo; pero ya han venido varios anticristos, por donde comprobamos que ésta es la última hora. Ellos salieron de entre nosotros mismos, aunque realmente no eran de los nuestros. Si hubieran sido de los nuestros se habrían quedado con nosotros. Al salir ellos, vimos claramente que entre nosotros no todos eran de los nuestros”

I Juan 2, 18 - 19

Las mentiras de los falsos profetas llevan a muchos a la perdición y a las malas costumbres. Hoy en día, las principales manifestaciones anticristianas que atacan la Iglesia de Nuestro Señor Jesucristo son: Las sectas protestantes, la nueva era, el código Da vinci, el comunismo, el islam, la brujería, el satanismo, la masonería, el ocultismo y todas las demás religiones y doctrinas contrarias al evangelio. Sea en la vida presente o futura, el final de todo falso profeta siempre será cruel y doloroso. Así es, porque así está escrito:

“Por eso dice Yahvé: Por sus falsas palabras y sus profecías engañosas yo me declaro en contra de ellos, dice Yahvé. Mi castigo caerá sobre ellos, no serán admitidos en la asamblea de Israel, ni tendrán su nombre escrito en el libro de la gente de Israel, ni entrarán en la tierra de los hijos de Jacob, y sabrán que yo soy Yahvé”

Ezequiel 13, 8 - 9

“Entonces el diablo, el seductor, fue arrojado al lago de fuego y azufre, donde ya estaban la bestia y el falso profeta. Su tormento durará día y noche por los siglos de los siglos”

Apocalipsis 20, 10

  1. LAS SECTAS PROTESTANTES Y LAS FALSAS IGLESIAS. Poco después de la caída de Jerusalén, hacia el año 70 d.C, se estableció un centro de enseñanza judío en la ciudad de Jamnia. A finales del siglo I, en esta ciudad, se realizó un concilio de fariseos. En esta reunión se estableció el nuevo conjunto de libros aceptados por la tradición judía en lo que se conoce, actualmente, como la biblia hebrea. Este concilio fue, totalmente, anticristiano. Los fariseos reunidos en Jamnia hablaron de Nuestro Señor Jesucristo como un “bastardo”, es decir, como un hijo ilegítimo. En este concilio, todos los libros deuterocanónicos de la biblia Septuaginta fueron retirados del nuevo canon judío. En el año de 1947 y a orillas del mar Muerto, se hallaron unos antiguos manuscritos conocidos como los rollos de Qumrán. Los manuscritos del mar Muerto, o rollos de Qumrán, son una colección de casi 800 escritos de origen judío escritos en hebreo y arameo por integrantes de la congregación judía de los esenios. Estos manuscritos fueron encontrados en once grutas en los escarpados alrededores del mar Muerto. A través de los rollos de Qumrán, los estudiosos bíblicos pudieron establecer que muchos de los pasajes e interpretación propios de la Septuaginta se hallaban, igualmente, reflejados en antiguos manuscritos hebreos y arameos. Al igual que los antiguos fariseos anticristianos de finales del siglo I, muchas de las actuales sectas protestantes niegan, sistemáticamente, la validez de los libros deuterocanónicos, los cuales, han sido aceptados y ratificados por la Iglesia Católica a través de los siglos. Este es, quizás, uno de los signos más concluyentes que atestiguan la falsedad inherente de todo pastor protestante. No es casualidad que la biblia católica contenga 73 libros (46 libros del antiguo testamento y 27 libros del nuevo testamento), mientras que la biblia protestante contenga solamente 66 libros. No es casualidad que a la biblia protestante le falten 7 libros. Como si lo anterior no fuera suficiente, según el precursor de las sectas protestantes, el doctor Martín Lutero:

“La salvación solo puede ser recibida cuando ponemos nuestra fe en Aquel que murió por nosotros, excluyendo la posibilidad de que nuestras obras puedan contribuir”

Esta afirmación hace parte de la doctrina de la sola fide, sola gratia, sola scriptura proclamada por el doctor Martín Lutero en el siglo XVI d.C. Para entender la enorme falsedad contenida en la segunda parte del anterior postulado, lee el pasaje bíblico que se anexa a continuación:

“Así pasa con la fe: Si no se demuestra por la manera de actuar, está completamente muerta. Y sería fácil rebatir a cualquiera: Tú tienes fe y yo hago el bien; ¿dónde está tu fe, que no produce nada? Yo por mi parte te mostraré mi fe por el bien que hago”

Carta de Santiago 2, 17 - 18

El acto de mutilar la palabra escrita de Dios, promoviendo una biblia mutilada, más el hecho de añadir mensajes falsos a las sagradas escrituras encierra un pecado especialmente grave, cuyas consecuencias se explican claramente en el pasaje bíblico que se anexa a continuación:

“Yo, por mi parte, declaro a todo el que escuche las palabras proféticas de este libro: A quien se atreva a añadirle algo, Dios añadirá sobre él todas las plagas descritas en este libro. A quien quite algo de las palabras de este libro profético, Dios le quitará su parte del árbol de la vida y de la ciudad santa, descritos en este libro”

Apocalipsis 22, 18 - 19

A continuación, se entregan algunos datos históricos de interés para todo católico que esté interesado en defender su fe y permanecer fiel a la única iglesia fundada por Cristo Jesús, Señor Nuestro. La Iglesia que es: Una, santa, católica, apostólica y romana.

En el año 857 d.C el emperador griego Miguel III, llamado el beodo, y su ministro Bardas expulsaron a San Ignacio el cual era hasta ese momento obispo de Constantinopla (hoy la ciudad de Estambul en Turquía). San Ignacio reprendía la vida escandalosa del emperador y su ministro. El emperador Miguel III reemplazó a Ignacio por Focio que fue ordenado por un obispo que había sido excomulgado por el papa Benedicto III. El nuevo obispo de Constantinopla se sublevó contra el papa y se declaró patriarca universal. La historia describe a Focio como el hombre más artero y sagaz de su época: Hablaba como un santo y obraba como un demonio. La tentativa de Focio fracasó. Fue encerrado en un monasterio donde murió en el 886 d.C. Años más tarde, en el 1054 d.C, el papa León IX mandó una embajada a Constantinopla encabezada por el cardenal Humberto de Silva Candida y conformada por dos arzobispos más. Los legados papales negaron, a su llegada a Constantinopla, el título de ecuménico al patriarca Miguel I Cerulario y, además, pusieron en duda la legitimidad de su elevación al patriarcado de Constantinopla. El patriarca se negó a recibir los legados papales. El cardenal Humberto respondió publicando su “Dialogo entre un romano y un constantinopolitano” y, tras excomulgar a Cerulario mediante una bula que depositó el 16 de julio del 1054 sobre el altar de la basílica de Santa Sofía, abandonó la ciudad. Pocos días después, el 24 de julio del 1054, Cerulario respondió excomulgando al cardenal y a su séquito y quemó públicamente la bula romana. De esta manera, comenzó el cisma de oriente. El cisma de oriente dio origen a la iglesia ortodoxa. Entre otros errores, esta iglesia sostiene que la virgen María fue concebida en pecado original como las demás criaturas, lo cual contradice el dogma de la inmaculada concepción promulgado por el papa Pío IX el 8 de diciembre de 1854 en su bula Ineffabilis Deus. La iglesia ortodoxa no admite órdenes, ni congregaciones religiosas, lo cual deja por fuera la importantísima labor pastoral de grandes santos de la Iglesia Católica, como: San Francisco de Asís, Santo Domingo de Guzmán, San Juan Bosco, etc. Personajes como Focio y el patriarca Miguel I Cerulario dan perfecto cumplimiento a la profecía sobre las antiguas y futuras alianzas entre el falso profeta y el poder perseguidor anticristiano, como aparece profetizado a continuación:

“Después vi surgir del continente otra bestia que llevaba dos cuernos como los del Cordero, pero hablaba como el monstruo. Esta aprovecha todo el poder de la primera bestia y está totalmente a su servicio. Ella ha logrado que la tierra y sus habitantes adoren a la primera bestia, cuya herida mortal fue sanada”

Apocalipsis 13, 11 - 12

Otro ejemplo del cumplimiento de la anterior profecía apocalíptica, lo encontramos en el famoso rey inglés Enrique VIII. Este rey ascendió al trono en 1509 tras la muerte de su padre. El rey de España, Fernando II de Aragón, organizó el matrimonio de su hija Catalina con el nuevo rey de Inglaterra. Enrique VIII desposó a Catalina de Aragón nueve semanas antes de su coronación en Greenwich, el 11 de junio de 1509. El pueblo inglés no estaba de acuerdo con las reglas de sucesión femenina y el rey sintió que solo un heredero varón podría asegurar el trono. Aunque la reina Catalina quedó embarazada por lo menos siete veces, (por última vez en 1518), solamente una de las hijas, la princesa María, sobrevivió a la infancia. Enrique había frecuentado concubinas, incluyendo a María Bolena y a Isabel Blount, con quien había tenido un hijo ilegítimo, Henry Fitzroy, primer duque de Richmond y Somerset. En 1526, cuando estuvo claro que la reina Catalina no podría tener más niños, el rey comenzó a perseguir a la hermana de María Bolena, Ana. Aunque no cabe duda que la motivación principal de Enrique para divorciarse de Catalina era el deseo de tener un heredero varón, Enrique se encaprichó de Ana a pesar de su inexperiencia y su poco atractivo. El largo intento del rey para terminar su matrimonio con la reina Catalina fue conocido como la cuestión real. El 25 de enero de 1533 Enrique VIII y Ana Bolena se casaron. Catalina perdió el título de reina y se convirtió en la princesa viuda de Gales. Catalina de Aragón, reina de Inglaterra, murió de cáncer en 1536. El papa Clemente VIII respondió a estos acontecimientos excomulgando a Enrique VIII en julio de 1533. Rechazando las decisiones del papa, el parlamento inglés validó el matrimonio entre Enrique VIII y Ana Bolena. La hija de Catalina, lady María, fue declarada ilegítima y los descendientes de Ana pasaron a estar en la línea de sucesión real. La publicación de cualquier escrito, alegando que el matrimonio del rey con Ana Bolena era inválido, resultaba en un cargo de alta traición que podía ser castigado con pena de muerte. La oposición a las políticas religiosas de Enrique fue, rápidamente, suprimida. Varios monjes católicos disidentes fueron torturados y ejecutados. Posteriormente, el rey mandó a ejecutar a su esposa Ana Bolena para poderse casar con su nueva amante, Jane Seymour. En total, el rey Enrique VIII se casó cuatro veces antes de morir. En el año de 1535 el canciller del rey, Thomas More, fue enjuiciado por orden de Enrique VIII acusado de alta traición por no prestar el juramento antipapista frente al surgimiento de la iglesia anglicana. Thomas More fue declarado culpable y permaneció en prisión hasta ser decapitado el 6 de julio de ese mismo año. En 1935 Thomas More fue canonizado por la Iglesia Católica.

Las iglesias protestantes no fueron fundadas por Nuestro Señor Jesucristo. Estas iglesias fueron fundadas por hombres y mujeres de carne y hueso. Entre estos hombres y mujeres se distingue el doctor Martín Lutero, un monje alemán que en 1520 se reveló contra la Iglesia Católica y se casó con una ex-monja, siendo el fundador de la iglesia de los evangélicos. Por la misma época de Lutero aparece Juan Calvino, un reformador protestante de origen francés. Este falso profeta proclamó una doctrina que sería conocida, años más tarde, con el nombre de calvinismo. Esta doctrina sostiene que una persona es salvada mientras otra es condenada, no por su propia voluntad o su fe o alguna otra virtud de la misma persona, sino por causa de la elección soberana de Dios. Según esta falsa teoría: El ser humano desde antes de nacer ya está “predestinado” a ser salvado o condenado, por tanto, no haría falta realizar obras de amor y misericordia para alcanzar la salvación. Esta doctrina es tan falsa que no hace falta intentar rebatirla.

En el siglo XIX el norteamericano Joseph Smith funda la iglesia de Jesucristo de los santos de los últimos días cuyos integrantes son, actualmente, conocidos como mormones. En 1827 Joseph Smith declaró que: Un ángel le había mostrado un registro antiguo, escrito en egipcio y en planchas de oro, que describía la visita de Jesús, inmediatamente después de su crucifixión, a los antepasados de los indígenas de todo el continente americano y que el ángel le había encomendado a Joseph Smith la tarea de organizar la iglesia cristiana. Evidentemente, Joseph Smith era un experto en proclamación pública de mentiras. Este falso profeta tuvo un total de 27 esposas. Igualmente y en los Estados Unidos de América a finales del siglo XIX, un tendero de New York y sin mayores estudios bíblicos, Charles Taze Russell, funda los testigos de Jehová, quizás, una de las sectas más falsas y peligrosas que existen en la actualidad. En 1836, al volver de la escuela, una niña le lanza una piedra a Ellen White. Esta piedra le da en la cara, le fractura el tabique de la nariz y por tres semanas permanece inconsciente, virtualmente en estado de coma. Este accidente le ocasiona continuos transtornos mentales y alucinaciones a Ellen White, quien, finalmente, funda la iglesia adventista del séptimo día.

No hace falta ser un teólogo de renombre para entender las raíces diabólicas que han ayudado a construir tantas sectas protestantes e iglesias falsas que aún permanecen rebeldes frente a la autoridad de la santa madre Iglesia Católica. No podemos olvidar que nuestra Iglesia es apostólica porque tiene sus cimientos en los doce apóstoles del Cordero. El Cordero es Nuestro Señor Jesucristo. Los sucesores de los apóstoles son los obispos. Los representantes de los obispos, en cada parroquia católica, son los párrocos. Los párrocos, por lo general, son presbíteros. Todo aquel que critica con rabia a su hermano es porque también odia a su hermano. El que critica a los presbíteros, igualmente, critica a los obispos. El que critica a los obispos también critica a los apóstoles del Cordero. El que odia a los apóstoles del Cordero odia al mismo Cristo y, en consecuencia, odia a la Iglesia que Cristo fundó. Nuestra Iglesia es apostólica porque tiene como cimientos los doce apóstoles del Cordero. Así es, porque así está escrito:

“Cuando el mundo los odie, recuerden que, primero que a ustedes, el mundo me odió a mí. No sería lo mismo si ustedes fueran del mundo, pues el mundo ama lo que es suyo”

San Juan 15, 18 - 19

“La muralla de la ciudad descansaba en doce piedras de cimientos en las que están escritos los nombres de los doce apóstoles del Cordero”

Apocalipsis 21, 14

Los errores más relevantes de las sectas protestantes son:

No aceptan los siete sacramentos. El único sacramento, que es aceptado por todas las sectas, es el sacramento del bautismo.

Niegan la validez de los libros deuterocanónicos.

Atacan la presencia de las imágenes en los templos católicos y en las distintas procesiones religiosas.

Son enemigos de la veneración dirigida a María santísima, como si los cristianos no tuviéramos el derecho de amar a nuestra madre del Cielo.

Dicen que basta con la fe para salvarse, dejando a un lado las buenas obras.

Niegan la presencia de Jesucristo en la eucaristía.

No aceptan el sacramento de la confesión, ni tampoco creen en el perdón de los pecados que se obtiene mediante este sacramento.

Afirman que la biblia es de libre interpretación personal.

No creen en el purgatorio, ni aceptan la importancia de orar por los difuntos.

No aceptan la intersección de los santos del Cielo por nuestras necesidades personales.

Muchas sectas protestantes atacan la santa eucaristía.

A diferencia de las sectas protestantes y de otras falsas iglesias, como la iglesia ortodoxa y la iglesia anglicana, nuestra Iglesia es romana porque está fundada sobre San Pedro apóstol, primer papa y primera fuente de sucesión apostólica.  Precisamente, en el evangelio Cristo le pregunta tres veces a Pedro “si lo ama” por cada una de las tres veces que Pedro lo negó delante de los judíos. En cada ocasión, Cristo le encarga a Pedro la misión de pastorear su rebaño universal de hombres y mujeres que conforman la Iglesia. Esta es nuestra Iglesia, esta es la Iglesia que es: Una, santa, católica, apostólica y romana. No existe otra Iglesia que cumpla con estas características porque, sencillamente, no hay otra iglesia que haya sido fundada por Cristo Jesús, Señor Nuestro. Las otras iglesias y denominaciones religiosas han sido fundadas por hombres y mujeres de carne y hueso. Las otras iglesias y denominaciones religiosas pueden tener una parte de la verdad, mas no tienen toda la verdad. La doctrina de la Iglesia Católica contiene toda la verdad. Así es, porque así está escrito:

“Jesús le respondió: ‘Feliz eres, Simón Bar-jona, porque no te lo enseñó la carne ni la sangre, sino mi Padre que está en los Cielos’ Y ahora, yo te digo: Tú eres Pedro, o sea piedra, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia y las fuerzas del infierno no la podrán vencer”

San Mateo 16, 17 - 18

“Después de comer, Jesús dijo a Simón Pedro: ‘Simón, hijo de Juan, ¿me amas más que estos?’ Él le respondió: ‘Sí, Señor, tú sabes que te quiero’. Jesús le dijo: ‘Apacienta mis corderos’. Le volvió a decir por segunda vez: ‘Simón, hijo de Juan, ¿me amas?’  Él le respondió: ‘Sí, Señor, sabes que te quiero’. Jesús le dijo: ‘Apacienta mis ovejas’ Le preguntó por tercera vez: ‘Simón, hijo de Juan, ¿me quieres?’ Pedro se entristeció de que por tercera vez le preguntara si lo quería, y le dijo: ‘Señor, tú lo sabes todo; sabes que te quiero’. Jesús le dijo: ‘Apacienta mis ovejas’ ”

San Juan 21, 15 - 17

  1. LA NUEVA ERA. La nueva era, o en inglés “new age”, se refiere a la era de acuario, la cual tiene que ver con el concepto del ciclo equinoccial determinado por el fenómeno astronómico de la precesión de los equinoccios. La precesión de los equinoccios es el cambio lento y gradual en la orientación del eje de rotación de la Tierra. El eje de rotación de la Tierra gira trazando un cono y delineando una circunferencia completa cada 25776 años, como lo haría el movimiento de bamboleo de un trompo. En conclusión: El concepto de era corresponde, simplemente, a un fenómeno natural e inofensivo que nada tiene que ver con el futuro de la humanidad, ni mucho menos, con el futuro de una determinada persona que nació en un cierto día, mes y año.

Entre otros pecados, el error que cometen los falsos profetas de la nueva era es hacerle creer a la gente que una nueva era astronómica produce grandes ciclos cósmicos, cuya relación con un signo zodiacal determina el destino de la humanidad en ese periodo de tiempo. De esta manera, todas las ideas relacionadas con eras astrológicas son “puro cuento” y “pura mentira”. Estas ideas hacen parte esencial de las obras de Satanás, porque tienen que ver con prácticas tan detestables como: El ocultismo, la teosofía, la astrología y la brujería. La teosofía es un movimiento filosófico-religioso esotérico que dio origen al teosofismo, el cual afirma tener un contacto especial con lo divino a través del espiritismo.

El origen del movimiento conocido como new age se remonta a 1875 con Helena Petrovna Blavatsky, mejor conocida como madam Blavatsky. Helena Petrovna Blavatsky era una bruja y espiritista que fue acusada de fraudes y engaños deliberados a lo largo de su vida terrenal. Esta bruja funda la sociedad teosófica que más tarde daría origen a lo que se conoce, actualmente, como la nueva era. Según el Nuevo Catecismo Católico Explicado, Madam Blavatsky  afirmó: “Lo que nos proponemos con esta doctrina no es propagar el hinduismo, sino acabar con el cristianismo”. La nueva era se termina de consolidar en 1920 con otra bruja y espiritista, Alice Bailey. En 1922 Alice Bailey fundó la compañía publicitaria lucifer, en la cual se imprimían y se distribuían las enseñanzas propias del diablo.

Resulta muy desagradable continuar detallando las diferentes obras de Satanás asociadas a la nueva era. Que al lector no le quede ninguna duda que: Lucifer es el fundador y el autor intelectual de la new age. No hace falta explicar el enorme peligro que puede llegar a representar el solo hecho de asistir a una sola conferencia, o a un solo evento, que esté relacionado con este diabólico movimiento.

  1. LAS FALSAS IDEOLOGÍAS. El diablo no se vale, solamente, de un alto número de herejías y blasfemias promulgadas por falsas sectas y falsas iglesias. Nuestro enemigo, Satanás, no se vale, exclusivamente, de movimientos tan diabólicos y peligrosos como la nueva era. El diablo también ha engañado los corazones de los grandes líderes mundiales que han existido desde la aparición del hombre sobre la Tierra. Los hombres y mujeres; que pertenecieron a imperios tan sanguinarios como el imperio caldeo, el imperio seléucida, el imperio romano, entre otros; tenían sus propios dioses paganos inventados por ellos mismos. Este antiguo paganismo fue evolucionando con el paso de los siglos dando origen a nuevas ideologías anticristianas. Estas ideologías se crean para justificar el uso indiscriminado de la fuerza en contra de la población civil, entre otras manifestaciones anticristianas. Estas ideologías, que están al servicio del “gran dios poder” y del “gran dios dinero”, son la causa de los grandes males que han venido destruyendo a la sociedad humana en los últimos siglos. Entre estas falsas ideologías, son de especial importancia: El comunismo, el socialismo, la masonería, el fascismo, el nazismo.

En los últimos siglos se ha abierto paso uno de los grandes males de toda sociedad, la masonería. La francmasonería se autodefine como una sociedad secreta de iniciación, no religiosa, simbólica y filosófica. Esta definición plantea algunas preguntas obvias: ¿Por qué la masonería es una sociedad secreta? ¿Por qué la masonería utiliza símbolos y que significan esos símbolos?

En primer lugar, todo aquello que está oculto o que, sencillamente, no se puede hacer público es porque, posiblemente, guarda algo perverso o reprochable ¿Por qué los masones utilizan un lenguaje simbólico para ser reconocidos, solamente, entre ellos mismos? ¿Porqué no quieren ser identificados? Tal vez es porque nadie que vive en pecado le gusta acercarse a la luz, no sea que se vean sus maldades. Así es, porque así está escrito:

“La luz vino al mundo, y los hombres prefirieron las tinieblas a la luz, porque sus obras eran malas: ahí está la condenación. El que obra el mal, odia la luz y no viene a la luz, no sea que su maldad sea descubierta y condenada. En cambio, el que camina en la verdad busca la luz, para que se vea claramente que sus obras son hechas según Dios”

San Juan 3, 19 - 21

Los masones se organizan en estructuras de base denominadas logias, que a su vez pueden estar agrupadas en una organización de ámbito superior conocida como gran logia o gran priorato. Entre otras leyendas, existe una, según la cual: La masonería fue fundada por Hiram Abif, el mítico arquitecto del templo de Salomón en Jerusalén. Otras leyendas afirman que los fundadores de la masonería son los mismos que construyeron las antiguas pirámides en Egipto. La hipótesis más aceptada afirma que la francmasonería moderna procede de las agremiaciones europeas de constructores medievales de castillos y catedrales. Los estatutos de Bolonia, redactados en el año de 1248, recogen el documento masónico original más antiguo que se conoce. La propagación de la masonería en américa tuvo consecuencias importantes en el desarrollo de la independencia de los Estados Unidos, puesto que todos los firmantes de la constitución americana eran masones. Desde esa época, entre los grandes líderes del mundo occidental siempre se ha encontrado un alto número de masones.

La masonería utiliza unos símbolos a los cuales se les rinde, en mayor o menor grado, culto. Este culto, lógicamente, es un culto pagano. Un ejemplo se encuentra en el gran arquitecto del universo, el cual es un símbolo tradicional de la masonería, cuya importancia varía según la corriente masónica a ser estudiada. Para la masonería anglosajona, por ejemplo, el gran arquitecto del universo representa el ser supremo, un símbolo imprescindible en el momento de realizar la invocación en el correspondiente ritual masónico. La masonería, al igual que la magia blanca, le rinde culto a fuerzas y poderes mágicos que pueden ser desconocidos o, peor aún, diabólicos. Este culto termina siendo dirigido a los demonios. Todo ritual pagano, no cristiano, siempre será bien recibido por el diablo y sus ángeles caídos. Así es, porque así está escrito:

“Con esto no quiero decir que la consagración de la carne al ídolo tenga algún valor, ni que el ídolo mismo sea alguien. Sin embargo, cuando los paganos ofrecen un sacrificio, el sacrificio va a los demonios y no a Dios”

I Corintios 10, 19 - 20

Un ejemplo de la nefasta influencia de la masonería lo podemos hallar en México. En 1927 el presidente Plutarco Elías Calles, un general revolucionario y masón, promovió la expedición de leyes anticristianas, según las cuales: Se obligaba a que los sacerdotes fueran personas casadas, se prohibía la existencia de comunidades religiosas católicas y se restringía el número de presbíteros católicos en algunos de los estados mejicanos. Los decretos promulgados por el presidente Plutarco Elías Calles desencadenaron lo que se conoció con el nombre de la guerra de los cristeros. Aproximadamente, esta guerra arrojó un total de 250000 muertos. Otro ejemplo de la nefasta influencia de la masonería, tiene que ver con la aprobación de leyes tan anticristianas como la despenalización del aborto, el matrimonio entre personas del mismo sexo, la eutanasia, etc. Un alto número de países en el mundo ha despenalizado el aborto, tratándolo como un “simple derecho” que tiene la mujer de hacer lo que quiera con su cuerpo. Muchos de estos países están gobernados por líderes masones illuminati. 

La orden de los illuminati fue fundada por Johann Adam Weishaupt en 1776. Hoy en día los illuminati promueven un nuevo orden mundial, fundamentado en un gobierno universal, un banco mundial y una única religión en todo el mundo. Según expertos en el tema, esta única religión sería la religión del anticristo. Desde el punto de vista bíblico, estaríamos hablando del último anticristo, puesto que existen anticristos desde la primitiva comunidad cristiana de los primeros apóstoles de Nuestro Señor Jesucristo, como aparece escrito a continuación:

“Hijitos míos, es la última hora, y se les dijo que llegaría un Anticristo; pero ya han venido varios anticristos, por donde comprobamos que ésta es la última hora. Ellos salieron de entre nosotros mismos, aunque realmente no eran de los nuestros. Si hubieran sido de los nuestros se habrían quedado con nosotros. Al salir ellos, vimos claramente que entre nosotros no todos eran de los nuestros”

I Juan 2, 18 - 19


La mayoría de los estudiosos del fenómeno de la masonería illuminati coinciden en el hecho de que los integrantes de esta sociedad secreta rinden culto directo a Lucifer como, fácilmente, se puede verificar al observar los videos de los testimonios entregados por masones de alto grado en el portal de internet youtube.com. Igualmente, en internet se puede confirmar, sin temor a equivocación, que la mayoría de los actuales mandatarios del mundo pertenecen a la orden illuminati. De esta manera, no es un error afirmar que: El mundo actual está gobernado por el mismísimo diablo. Desgraciadamente, esta última afirmación coincide, perfectamente, con los pasajes del evangelio que se anexan a continuación:


Ahora es el juicio del mundo; ahora el amo de este mundo va a ser echado fuera”

San Juan 12, 31

Cuando él venga, rebatirá las mentiras del mundo, y mostrará cuál ha sido el pecado, quién es el justo y quién es condenado. ¿Cuál ha sido el pecado? No creyeron en mí. ¿Quién es el justo? Soy yo, pero ya no me verán porque voy al Padre. ¿Quién es el condenado? El Amo de este mundo, que ya ha sido sentenciado”

San Juan 16, 8 - 11

Los gobiernos comunistas se valen de una falsa estructura ideológica para construir: Hambre, pobreza, injusticia y guerra. Para que el lector se dé una pequeña idea de “la gran mentira” que representa el comunismo, basta con decir que los dos fundadores de esta ideología, Karl Marx y Friedrich Engels, eran dos alemanes judíos nacidos y criados en familias que practicaban la cábala. Ambos se convirtieron en adoradores de satán, gracias a la intervención del filósofo alemán de origen judío, Moisés Hess. Karl Marx y Friedrich Engels se instalaron en Londres, Inglaterra, donde escribieron la teología del comunismo, el Manifiesto comunista, publicado en 1848 y El Capital, publicado por primera vez en Berlín en 1867. Al igual que el diablo, el Manifiesto comunista pretende construir odio y conflicto, especialmente, entre los trabajadores y sus empleadores. Este odio es bautizado por los comunistas como la lucha de clases.

A continuación se anexa un fragmento del Manifiesto comunista, escrito por Karl Marx y Friedrich Engels, en el cual los autores proclaman, claramente, una enorme falsedad por lo demás inaceptable cuando se sabe, por ejemplo, que la doctrina perteneciente a la Iglesia Católica siempre ha sido objeto de persecución desde la primitiva comunidad cristiana de los primeros apóstoles.

“Los sistemas económicos y los intereses de las clases explotadoras, son los que determinan las leyes, la moral, la religión y en general todo el entramado ideológico de una sociedad”

Manifiesto comunista, Karl Marx y Friedrich Engels

Otra de las grandes mentiras proclamada por el comunismo es la famosa frase “la religión es el opio del pueblo”, como se deduce de la obra Contribución a la crítica de la filosofía del derecho de Hegel, de la cual se anexa el texto de interés que aparece a continuación:

“La miseria religiosa es a la vez la expresión de la miseria real y la protesta contra la miseria real. La religión es el suspiro de la criatura oprimida, el sentimiento de un mundo sin corazón, así como el espíritu de una situación sin alma. Es el opio del pueblo… Se necesita la abolición de la religión entendida como felicidad ilusoria del pueblo para que pueda darse su felicidad real. La exigencia de renunciar a las ilusiones sobre su condición es la exigencia de renunciar a una condición que necesita de ilusiones. La crítica a la religión es, por tanto, en germen, la crítica del valle de lágrimas, cuyo halo lo constituye la religión”

Contribución a la crítica de la filosofía del derecho de Hegel, Karl Marx

Aún en nuestros días se habla de la insaciable sed de sangre de Adolph Hitler durante la Segunda Guerra Mundial. Lo que muchas personas olvidan es la crueldad propia del líder comunista Joseph Stalin. Este líder comunista preside el gobierno durante el segundo mandato de la Rusia soviética desde el año de 1934. Stalin, al igual que el antiguo emperador romano Nerón, manda a asesinar a sus más cercanos copartidarios por considerarlos adversarios que, eventualmente, podían sustraerlo del poder absoluto. Durante el gobierno de este tirano era común el encarcelamiento y la posterior ejecución de presos políticos. Algunos historiadores describen el genocidio de Stalin con las siguientes y macabras cifras: Cinco millones de encarcelados hasta enero de 1937, siete millones de detenidos entre enero de 1937 y diciembre de 1938, un millón de ejecutados y dos millones de muertos en los campos de concentración soviéticos.

Una de las grandes mentiras del diablo, la cual ha sido proclamada por el comunismo, es afirmar que “Dios no existe”. Una falsedad tan grande solo puede ser obra de satanás y de sus seguidores en la Tierra. El ateísmo representa la cima de toda necedad humana. No hace falta ser teólogo para entender que todo lo que existe en el universo tiene un creador. Este creador es Dios. De acuerdo con la teoría del Big Bang, la edad del universo es de unos trece mil setecientos millones de años. Esto significa que Dios no construyó el universo de la noche a la mañana. Dios creó el universo por etapas.

Los científicos actuales han encontrado otros planetas que giran alrededor de una estrella, como la Tierra gira alrededor del Sol. La diferencia se encuentra en que en estos planetas no hay vida inteligente como la tenemos nosotros en la Tierra, entre otras cosas, porque el planeta descubierto, como tal, no es capaz de girar sobre su propio eje y tiene dos caras: Una primera cara iluminada todo el tiempo por su estrella donde es imposible la vida al manejar temperaturas elevadísimas. La segunda cara no recibe la luz de su estrella, por lo cual, maneja temperaturas bajísimas que hacen imposible la vida. Gracias a la rotación de nuestro planeta, más otros complejos fenómenos físicos como el campo electromagnético y gravitacional de la Tierra, son posibles todos los procesos geológicos, climáticos y biológicos de nuestro planeta. Todos los procesos y fenómenos mencionados con anterioridad se rigen por complicadísimas formulaciones matemáticas, físicas y químicas, muchas de las cuales aún no han sido descubiertas por los científicos más prestigiosos del mundo. Bajo estas circunstancias, es, totalmente, falso que cualquier teólogo, filósofo, comunista o científico, por más importante que sea, proclame como verdad que “Dios no existe”.

Dios sí existe, porque no importa si el planeta bajo estudio gira alrededor de su eje. Aún así, si no cumple, exactamente, con un enorme número de condiciones físicas es imposible que haya vida inteligente en él. La vida en la Tierra es el gran milagro de Dios. Lo natural sería que no existiera vida en ninguna parte del universo. Lo natural sería que el ser humano nunca hubiese aparecido sobre la faz de la Tierra. Lo sobrenatural es que existamos, que seamos seres inteligentes, porque, sencillamente, somos creaturas hechas por Dios.

  1. LAS FALSAS RELIGIONES. Nuestra religión católica es la verdadera religión porque es fundada por Cristo Jesús, verdadero hombre y verdadero Dios. Jesucristo, en comunión con el Padre celestial y el Espíritu Santo, es verdadero Dios porque nadie ha hecho tantos milagros como los que Él nos ha regalado. Durante su vida pública Jesucristo entregó señales irrefutables que dan testimonio de su naturaleza divina. A través de la historia de la humanidad, Jesucristo continúa realizando grandes prodigios en su propio Nombre y a través de la santísima virgen María y de todos los santos que han sido canonizados en la Iglesia, que es: Una, santa, católica, apostólica y romana. Así es, porque así está escrito:

“Quien me odia a mí, odia también a mi Padre, Si no hubiera hecho ante ellos cosas que antes nadie había hecho, no estarían en pecado. Pero las han visto y me odian a mí, y a mi Padre”

San Juan 15, 23 - 24

Si nuestra religión católica es la única y verdadera religión, es posible afirmar que el resto de las religiones son falsas. El hinduismo, por ejemplo, es una religión politeísta que venera falsos dioses, los cuales son producto de la misma cultura hindú. En esta religión se distinguen, fundamentalmente, cuatro dioses, a saber: Visnú, Krisná, Brahman y Shivá. De estos cuatro el peor es Shivá, el cual representa al “dios destructor”.

El budismo es una filosofía importante en todos los países que conforman el continente asiático. El budismo, al igual que el hinduismo, cree en la reencarnación, una doctrina inaceptable para todo cristiano auténtico. El budismo se desarrolló a partir de las enseñanzas propagadas por Siddhartha Gautama alrededor del siglo V a.C en el noreste de la India. El fundador del budismo después de casi morir de hambre, a causa de un estricto ascetismo, se dio cuenta de que la moderación entre los extremos de la mortificación y la experiencia extrasensorial lograba incrementar sus energías, su lucidez y su meditación. Con este hallazgo, que llamó camino medio, Siddhartha Gautama comió algo y se sentó bajo una higuera bodhi, una especie sagrada en la India, con la promesa de no levantarse hasta hallar la solución al sufrimiento y llegar a ser un buda. Finalmente, y según la leyenda, Siddhartha llegó a un estado definitivo de “no retorno”, al cual llamó nirvana. Para los budistas, el nirvana representa el fin del sufrimiento.

El budismo es una falsa religión porque le rinde culto al poder de la mente. El ser humano puede tener grandes habilidades, como la inteligencia, la concentración y la capacidad de aprender cosas nuevas. Esto no significa que el ser humano sea Dios, o que la mente humana esté por encima de Dios. Además de lo anterior, el sufrimiento es inherente a toda condición humana, por tanto, no se puede negar su existencia. El sufrimiento hay que aceptarlo, tratando de solucionar los problemas que lo causan mediante nuestro propio esfuerzo y colocando todo en manos de Nuestro Dios y Salvador Jesucristo. Así es, porque así está escrito:

“Vengan a mí los que se sienten cargados y agobiados, porque yo los aliviaré. Carguen con mi yugo y aprendan de mí, que soy paciente de corazón y humilde, y sus almas encontrarán alivio. Pues mi yugo es bueno, y mi carga liviana”

San Mateo 11, 28 - 30

Son las falsas ideologías y las falsas religiones las que edifican el reino de satanás en la Tierra. Desde la aparición del Islam, la humanidad ha padecido terribles guerras y atentados terroristas como consecuencia del fanatismo religioso. Fundamentalmente, el Islam predica el ayuno, el rezo cotidiano, la peregrinación a La Meca por lo menos una vez en la vida, la limosna y la “guerra santa contra los infieles”. La pregunta a resolver es: ¿Quién puede ser el autor intelectual de una religión que predica la “guerra santa contra los infieles”?

El imperio otomano fue el reino musulmán de mayor extensión sobre la Tierra. Este imperio perduró desde 1299 hasta 1923. En su máximo esplendor, entre los siglos XVI y XVII, los musulmanes se expandieron en tres continentes controlando una vasta parte del sureste europeo, el medio oriente y el norte de África, limitando al oeste con Marruecos, al este con el mar Caspio y al sur con Sudán, Eritrea, Somalia y Arabia. Fue el imperio turco-otomano el encargado de acometer una de las masacres más impresionantes de la historia reciente de la humanidad, el genocidio armenio. El holocausto armenio fue la masacre de más de un millón y medio de civiles cristianos armenios, en medio de una infrahumana deportación forzosa a Medio Oriente, en el gobierno de los jóvenes turcos desde 1915 hasta 1917 durante la primera guerra mundial.

SOLDADO DE CRISTO



3
autor camarada06 el 4/Jan, 2020 21:12 Gobernador

@SOLDADODECRISTO1 » 

@camarada06 » 

He querido anexar un fragmento de un curso de biblia que se encuentra en internet y es muy completo. La dirección de este sitio web es...http://queeslabibliaonline.blogspot.com    ---> Solo de interes para creyentes.

Este curso de biblia, en su parte final anexa un capítulo dedicado a la apologética y me parece muy interesante anexar el contenido correspondiente por es un contenido de mucha actualidad. Espero les guste.

RESPUESTA:

Es patetica tu participacion copiando todo un larguisimo tema sin nisiquiera TU LO LEISTE y te atreves a publicar solo porque no hay moderadores que te lo prohiban, es la IMPUNIDAD DEL TONTO, eso creo que eres SOLDADODECRISTO,  te deberias de llamar MENTIROSODECRISTO ya que solo publicas y copias sin saber el contenido, porque? tal vez porque no sabes nada.....

TONTO Y NEOFITO

Los ojos del Mau



4
autor apologeta el 4/Jan, 2020 22:44 Gobernador

@camarada06 @SOLDADODECRISTO1 »   Si así son los soldados de aburridos… cómo serán los Generales?? Da hueva leerte amigo, vienes y avientas tu basura… hasta para eso se tiene gracia!! 

¡¡Deja que los perros ladren...es señal de que vamos avanzando!!





¿Te gustó este tema? puedes compartirlo, ¡es gratis!


Foros de el Lector en El Siglo de Torreón.