Acceder al foro

Religión

Foro sobre religión.

me
autor Escrito por SOLDADODECRISTO1
Visitante distinguido
Friday 13 de March de 2020 13:41

MUCHO PEOR QUE EL CORONA VIRUS SERÁ EL PRÓXIMO DÍA DE LA IRA DE DIOS POR CULPA DE FRANCISCO SATÁNICO

MUCHO PEOR QUE EL CORONA VIRUS SERÁ EL PRÓXIMO DÍA DE LA IRA DE DIOS POR CULPA DE FRANCISCO SATÁNICO BERGOGLIO

Aunque existen razones poderosas para pensar que la abominación de la desolación, profetizada en las sagradas escrituras, ocurrirá en tiempos del último anticristo, en el video correspondiente al link que se muestra más adelante se visualiza algo que es, sencillamente, diabólico. Para entender que es la abominación de la desolación, el lector debe leer lo que está escrito a continuación:   “Hermanos, hablemos de la venida de Cristo Jesús, nuestro Señor, y del día en que nos reunamos con él. Les ruego que no se dejen perturbar tan fácilmente. No se asusten como si fuera inminente el día del Señor; aunque se les anuncie por revelación o por una palabra espiritual o se les diga que nosotros mismos escribimos al respecto, no se dejen engañar de ninguna manera. Primero tiene que producirse la apostasía. Entonces aparecerá el hombre del pecado, instrumento de las fuerzas de perdición, el rebelde que ha de levantarse contra todo lo que lleva el nombre de Dios o merece respeto, llegando hasta poner su trono en el templo de Dios y haciéndose pasar por Dios ¿No recuerdan que se lo decía cuando estaba con ustedes? Además, saben lo que ahora detiene al misterio de la maldad, de manera que sólo se manifieste a su debido tiempo. Ya está obrando, pero falta que desaparezca el que lo retiene. Entonces se manifestará el Rebelde que el Señor ha de barrer con el soplo de su boca y al que destruirá en el esplendor de su venida. Al presentarse este sin-ley, con el poder de Satanás, hará milagros, señales y prodigios al servicio de la mentira. Y usará todos los engaños de la maldad en perjuicio de aquellos hombres que han de perderse, porque no acogieron el amor de la verdad que los llevaba a la salvación. Por eso Dios les dirigirá las fuerzas del engaño que los lleven a creer en la mentira; así llegarán hasta la condenación todos aquellos que no quisieron creer en la verdad y prefirieron quedarse en la maldad” II Tesalonicenses 2, 1 - 12 “Por tanto, cuando vean al ídolo del invasor instalado en el Templo, según las palabras del profeta Daniel (que el lector sepa entenderlas), los que estén en Judea huyan a los montes” San Mateo 24, 15 - 16 “Aquel príncipe impondrá su ley a gran parte del pueblo durante una semana. Durante la mitad de una semana hará cesar los sacrificios y las ofrendas. El devastador colocará el abominable ídolo en el Templo, hasta que la ruina decretada por Dios caiga sobre el devastador” Daniel 9, 27 “Creció hasta el ejército del cielo y precipitó a la tierra parte de las estrellas y las pisoteó con las patas. Llegó incluso hasta el jefe del ejército, le quitó el sacrificio perpetuo y sacudió los cimientos de su templo y al ejército; en el lugar del sacrificio puso la abominación y echó por tierra la verdad. Y cualquier cosa que emprendiera, tenía éxito” Daniel 8, 10 - 12 Es posible que en las sagradas escrituras se hable de más de una abominación de la desolación, aunque de acuerdo a las citas bíblicas, previamente descritas, la abominación de la desolación ocurrirá poco antes del fin del mundo. El fin del mundo ocurrirá mucho después del día de la ira de Dios. El día de la ira de Dios no puede estar muy lejos de su terrible cumplimiento porque el diablo no ha tenido, hasta ahora, un servidor más mentiroso y más fiel que Francisco I, teniendo en cuenta que Bergoglio es el anticristo que ha llegado hasta el colmo de presidir una homilía en el Vaticano donde se declara públicamente que lucifer es dios y que Jesús es hijo de lucifer. Para creerlo, es necesario dar click sobre el link que se muestra a continuación:    https://www.youtube.com/watch?v=P65qWcw8L-8 Desde el punto de vista bíblico, el día de la ira de Dios no puede estar muy lejos de su terrible cumplimiento. Para entenderlo, lee lo que está escrito:   “Por tanto, cuando vean al ídolo del invasor instalado en el Templo, según las palabras del profeta Daniel (que el lector sepa entenderlas), los que estén en Judea huyan a los montes. Si entonces estás en la azotea de tu casa, no te demores ni vayas dentro a buscar tus cosas. Si te hallas en el campo, no vuelvas a buscar tu capa. ¡Pobres de las que, en esos días, se hallen embarazadas o estén criando! Rueguen para que no les toque huir en invierno o en día sábado. Porque éstos serán tiempos de angustia como no ha habido igual desde el principio del mundo, ni habrá nunca después. Y si esos momentos no se acortaran, nadie se salvaría. Pero Dios acortará esos días en consideración a sus elegidos. Si en este tiempo alguien les dice: Aquí o allí está el Mesias, no lo crean. Porque se presentarán falsos cristos y falsos profetas, que harán cosas maravillosas y prodigios, capaces de engañar, si fuera posible, aun a los elegidos de Dios. Miren que se lo he advertido de antemano” San Mateo 24, 15 - 25   Con enorme tristeza debo reconocer que el "ídolo del invasor ya fue instalado en el templo". Aparte del espantoso video previamente relacionado, el lector también puede apreciar los dos videos que se anexan a continuación:   https://www.youtube.com/watch?v=nne_GG1TsFo     https://www.youtube.com/watch?v=-aYFF2MCUcQ   De acuerdo al anterior pasaje del evangelio de San Mateo: "Porque éstos serán tiempos de angustia como no ha habido igual desde el principio del mundo, ni habrá nunca después". Este último fragmento describe, perfectamente, el día de la ira de Dios. Cuando el enojo de Yahvé visite la Tierra será un tiempo de angustia, como no hubo antes, ni lo habrá después, hasta el fin del mundo. Durante el día de la ira de Dios será imperativo: Rezar, cerrar puertas y ventanas y nunca mirar hacia afuera de las ventanas porque la ira de Dios es santa. Así será, porque así está escrito: “Al amanecer los ángeles apuraron a Lot diciéndole: ‘Levántate, toma a tu esposa y a tus dos hijas, no sea que te alcance el castigo de la ciudad ’. Como él vacilaba, lo tomaron de la mano, junto a su mujer y a sus dos hijas, porque Yahvé había tenido compasión de ellos. Los sacaron y los llevaron fuera de la ciudad. Una vez fuera dijeron: ‘Ponte a salvo. Por tu vida, no mires hacia atrás ni te detengas en parte alguna de esta llanura, sino que huye a la montaña para que no perezcas’ ” Génesis 19, 15 - 17 “Será un día de cólera aquel día, de angustia y de congoja; día de destrucción y de abandono, de sombras y tinieblas; día de nubarrones y neblina” Sofonías 1, 15    “Se cubrirán de sacos, pero el terror los envolverá; todos estarán confusos. Toda cabeza será rapada. Tirarán por las calles su plata, y su oro no valdrá más que basura. Ni uno ni otra conseguirán salvarlos en el día de la ira de Yahvé. No les servirán para calmar su hambre ni para llenarse el estómago, ya que oro y plata fueron para ellos causa de tropiezo y de pecado”Ezequiel 7, 18 - 19   Para confirmar que, lamentablemente, la humanidad está viviendo el anterior fragmento del evangelio de San Mateo, se le recuerda al lector el mensaje entregado por Nuestro Señor Jesucristo para este tiempo: "Y si esos momentos no se acortaran, nadie se salvaría. Pero Dios acortará esos días en consideración a sus elegidos. Si en este tiempo alguien les dice: Aquí o allí está el Mesias, no lo crean. Porque se presentarán falsos cristos y falsos profetas, que harán cosas maravillosas y prodigios, capaces de engañar, si fuera posible, aun a los elegidos de Dios. Miren que se lo he advertido de antemano". Hoy en día, la mayoría de los "elegidos", es decir la mayoría de los católicos devotos, está en comunión con Francisco satánico Bergoglio. Esto representa el cumplimiento de la profecía: "Porque se presentarán falsos cristos y falsos profetas, que harán cosas maravillosas y prodigios, capaces de engañar, si fuera posible, aun a los elegidos de Dios". Ningún católico se salvará si muere estando en comunión con Francisco satánico Bergoglio. Por eso, todo católico está en la obligación de denunciar al Falso Profeta del Apocalipsis, Francisco satánico Bergoglio, a fin de evitar la condena masiva de los "católicos devotos" en el infierno, donde el gusano no muere y el fuego no se apaga. El fragmento correspondiente al texto: "Porque se presentarán falsos cristos y falsos profetas, que harán cosas maravillosas y prodigios, capaces de engañar, si fuera posible, aun a los elegidos de Dios" también se refiere a las falsas apariciones sobrenaturales, como la divina misericordia, Garabandal y Medjugorje. Para entender esta profecía, al lector se le recomienda consultar la parte final del blog:   http://elconciliovaticanosegundo.blogspot.com     Los signos como: La espada, el hambre, la peste, los terremotos y el anuncio universal del evangelio dan un claro y alarmante testimonio sobre la proximidad del Día de la Ira de Dios. La conciencia humana sabe que Cristo es Dios y solo en Él está la verdad. Sin embargo, la humanidad se niega, sistemáticamente, a creer porque no quiere apartarse de sus vicios y pecados. El pecado del mundo actual está muy por encima de aquel que fue acometido por las antiguas ciudades de Sodoma y Gomorra. Estas ciudades fueron borradas de la faz de la Tierra por crímenes e inmoralidades insignificantes, comparadas con las que observamos diariamente en los medios de comunicación. Si el mundo no se convierte de corazón a Cristo Jesús, el mundo conocerá la Ira de Dios. Las características del Día de la Cólera del Señor son, sencillamente, escalofriantes. Las sagradas escrituras no ahorran palabras para describir el futuro enojo de Yahvé. El Día de la Ira de Dios será un cataclismo a escala universal que asolará toda la Tierra. Así será, porque así está profetizado:  

“Porque está cerca el día de Yahvé contra todas las naciones. Como tú has hecho, así se te hará; sobre tu cabeza recaerá tu merecido. Así como ustedes bebieron sobre mi monte santo, así beberán sin cesar todas las naciones; beberán y se embriagarán, y serán luego como si no hubieran sido”

Abdías 1, 14 - 15

 

“Los cerros tiemblan ante él, y las lomas se estremecen. Ante él se derrumba la tierra, el universo y todos los que en él viven ¿Quién podrá resistir ante su enojo? ¿Quién podrá soportar el ardor de su cólera? Su furor se extiende como el fuego, y las rocas se quiebran ante él”

Nahúm 1, 5 - 6

El Día de la Cólera de Yahvé llegará con un viento fuerte y universal que hará estremecer todo el planeta, como aparece escrito a continuación:

 

“Después de esto divisé cuatro ángeles de pie en las cuatro esquinas de la tierra; retenían a los cuatro vientos para que no se desataran contra la tierra, el mar y los árboles”

Apocalipsis 7, 1

 

“Así habla Yahvé: Voy a levantar contra los habitantes de Babilonia un viento impetuoso”

Jeremías 51, 1

 

“Ustedes afirman: ‘Hemos hecho  un contrato con la Muerte, y con el Lugar de los Muertos hemos firmado un acuerdo. Por eso, cuando pase el vendaval destructor no nos hará nada, pues nos hemos refugiado en la mentira y en el engaño nos hemos escondido’. En vista de todo esto, el Señor Yahvé les dice: Miren cómo yo coloco en Sión una primera piedra cuadrada, preciosa y firme: ‘El que se apoye en ella, no se moverá.’ Pondré el derecho como regla y la justicia como nivel. El granizo aplastará el refugio de la mentira y las aguas inundarán su escondite. Será roto su contrato con la Muerte y el acuerdo con el Lugar de los Muertos ya no tendrá más valor. Cuando pasé el vendaval destructor los aplastará”

Isaías 28, 15 - 18

 

“A cada uno le va a dar su merecido: enojo para sus adversarios y castigo para sus enemigos. Sobre las naciones lejanas caerá su venganza. Los de Occidente conocerán su Nombre y de Oriente verán su Gloria, pues llegará como un torrente encajonado, empujado por un soplo de Yahvé. Pero, en cambio, vendrá como Redentor para Sión y para todos los habitantes de Jacob que se hayan arrepentido de sus pecados”

Isaías 59, 18 - 20

En el Día de la Ira de Dios la Tierra temblará, como nunca antes se ha visto. En el Día de la Cólera de Yahvé lloverá fuego sobre la Tierra y una densa oscuridad cubrirá todo el planeta. Desafortunadamente, no son pocas las citas bíblicas que afirman los mismos desastres, como aparece escrito a continuación:

“El hombre será humillado, el mortal abatido ¡No se lo perdones! Métete entre las rocas, escóndete en el polvo, para no ver la cara de Yahvé, que da miedo o que brilla majestuosa, cuando él aparezca para hacer temblar la tierra”

Isaías 2, 9 - 10

 

“Sólo Yahvé será exaltado aquel día, y todos los ídolos desaparecerán; mientras ellos se meterán entre las rocas, en los huecos de la tierra, para no ver la cara de Yahvé que da miedo o que brilla majestuosa, cuando él aparezca para hacer temblar la tierra”

Isaías 2, 17 - 19

 

“La tierra tembló y se estremeció porque se cumplió lo que Yahvé había decretado contra Babilonia: reducir el territorio de Babilonia a un desierto despoblado”

Jeremías 51, 29

"Por eso, en un solo día, caerán  sobre ella sus plagas: muerte, duelo y hambre. Al fin será quemada, porque poderoso es el Señor Dios que la ha condenado. Llorarán y se lamentarán sobre ella los reyes de la tierra que pecaron con ella y participaron en su lujo al ver la humareda de su incendio. Deteniéndose a distancia por el horror de su castigo exclamarán: ‘¡Ay, ay, ciudad grande, Babilonia, ciudad poderosa! Una hora bastó para castigarte’ "Apocalipsis 18, 8 -  10

“Ustedes sembraron heno y cosecharán sólo paja, mi respiración los quemará como una llama. Los pueblos quedarán reducidos a cenizas, como zarzamora cortada a la que le prenden fuego”

Isaías 33, 11 - 12

 

“Salgan de allí, pueblo mío. Que cada uno de ustedes salve su vida ante el fuego de la cólera de Yahvé”

Jeremías 51, 45

 

“Todos ustedes que pasan por el camino, miren y observen si hay dolor semejante al que me atormenta, con el que Yahvé me ha herido en el día de su ardiente cólera. El fuego que lanzó de lo alto bajó hasta mis huesos; tendió una red a mis pies y me hizo caer de espaldas. Me dejó abandonada y siempre doliente”

Lamentaciones 1, 12 - 13

 

“¡Toquen la trompeta en Sión! Den la  alarma en mi monte santo ¡Tiemblen todos los habitantes del país, porque llegó el día de Yahvé, que se acercaba! ¡Día de tinieblas y de oscuridad, día de nubes y de espesa niebla! Un pueblo numeroso y fuerte, como jamás hubo otro ni lo habrá después de él, avanza y se extiende como aurora sobre los cerros”

Joel 2, 1 - 2

 

“Pues habrá llantos en todas las viñas cuando yo pase en medio de ti. ¡Ay de aquellos que suspiran por el día en que vendrá Yahvé! ¿Cómo será ese día para ustedes? Será un día de tinieblas, no de luz”

Amós 5, 17 - 18

 

“Será un día de cólera aquel día, de angustia y de congoja; día de destrucción y de abandono, de sombras y tinieblas; día de nubarrones y neblina”

Sofonías 1, 15

Durante toda la historia de la humanidad, el satanismo nunca se había propagado como en el actual mundo pecador. Manifestaciones tan diabólicas como la nueva era, o new age, y la masonería illuminati han venido promocionando el culto a satanás. El origen del movimiento conocido como new age se remonta a 1875 con Helena Petrovna Blavatsky, mejor conocida como madam Blavatsky. Helena Petrovna Blavatsky era una bruja y espiritista que fue acusada de fraudes y engaños deliberados a lo largo de su vida terrenal. Esta bruja funda la sociedad teosófica que más tarde daría origen a lo que se conoce, actualmente, como la nueva era. Según el Nuevo Catecismo Católico Explicado, Madam Blavatsky afirmó: “Lo que nos proponemos con esta doctrina no es propagar el hinduismo, sino acabar con el cristianismo”. La nueva era se termina de consolidar en 1920 con otra bruja y espiritista, Alice Bailey. En 1922, Alice Bailey fundó la compañía publicitaria Lucifer, en la cual se imprimían y se distribuían las enseñanzas propias del diablo. La mayoría de los estudiosos del fenómeno de la masonería illuminati coinciden en el hecho de que los integrantes de esta sociedad secreta rinden culto directo a lucifer como, fácilmente, se puede verificar al observar los videos de los testimonios entregados por masones de alto grado en el portal de internet youtube.com. Igualmente, en internet se puede confirmar, sin temor a equivocación, que la mayoría de los actuales mandatarios del mundo pertenecen a la orden illuminati. De esta manera, no es un error afirmar que: El mundo actual está gobernado por el mismísimo diablo. Hoy en día es fácil hallar un sinnúmero de personajes famosos entre artistas, cantantes, actores y actrices que promocionan, abiertamente, simbología illuminati y letras de canciones con mensajes subliminales satánicos. Incluso, hoy en día se pueden apreciar videos musicales que ilustran rituales satánicos bajo la mirada complaciente de los escandalosos dueños de los actuales medios de comunicación social, como lo han hecho las conocidas intérpretes Lady Gaga y Christina Aguilera. Como si esto no fuera lo suficientemente grave, un alto número de parlamentos y gobiernos en el mundo han promovido leyes tan anticristianas como: El derecho al aborto, la eutanasia, el matrimonio entre personas del mismo sexo, el derecho al consumo de marihuana, etc. Estos parlamentos y gobiernos están conformados por miembros de la masonería illuminati, los cuales han vendido su propia alma al diablo, al igual que todos los grandes personajes y artistas mencionados con anterioridad. El diablo es la fuente universal del pecado. Con el pecado entró la muerte al mundo. La “muerte” y el diablo son una misma cosa. El “lugar de los muertos” es el infierno porque todo demonio y toda alma condenada son muertos vivientes. En el Día de la Ira de Yahvé, al igual que en el fin del mundo, todo satánico gritará e insultará a Dios al presenciar la destrucción del mundo que él mismo ayudo a construir. De nada servirá la fama asfixiante y el poder político que unos cuantos acumularon durante su corta vida terrenal, porque todo esto será destruido. Así será, porque así fue profetizado:

“Ustedes afirman: ‘Hemos hecho  un contrato con la Muerte, y con el Lugar de los Muertos hemos firmado un acuerdo. Por eso, cuando pase el vendaval destructor no nos hará nada, pues nos hemos refugiado en la mentira y en el engaño nos hemos escondido’. En vista de todo esto, el Señor Yahvé les dice: Miren cómo yo coloco en Sión una primera piedra cuadrada, preciosa y firme: ‘El que se apoye en ella, no se moverá.’ Pondré el derecho como regla y la justicia como nivel. El granizo aplastará el refugio de la mentira y las aguas inundarán su escondite. Será roto su contrato con la Muerte y el acuerdo con el Lugar de los Muertos ya no tendrá más valor. Cuando pasé el vendaval destructor los aplastará”

Isaías 28, 15 - 18

"Tocó el tercer ángel, y cayó del cielo una estrella grande, como un globo de fuego, sobre la tercera parte de los ríos y de las fuentes. La estrella se llama Ajenjo, y la tercera parte de las aguas se convirtió en ajenjo y mucha gente murió a causa de las aguas, que se habían vuelto amargas"

Apocalipsis 8, 10 - 11

“El lugar donde van los muertos ensanchará su garganta y abrirá su enorme hocico, para tragar a toda esa gente adinerada: ahí bajarán con toda su bulla”

Isaías 5, 14

“El cuarto ángel derramó su copa sobre el sol y su calor comenzó a quemar a los hombres. Pero los hombres que se quemaban empezaron a insultar a Dios, que tiene poder sobre estas plagas, en vez de reconocerlo”Apocalipsis 16, 8 - 9

El número tres, en las sagradas escrituras, se refiere a la Santísima Trinidad. La Santísima Trinidad es Dios manifestado en tres personas diferentes: Padre, Hijo y Espíritu Santo. El pecado, el diablo y los demonios están representados por el inverso de tres, es decir, “un tercio” o “la tercera parte”. Dios reprende al necio y sabe librar del castigo al justo. En el Día de la Ira de Dios, todos los pecadores, sin excepción, perderán la vida. Dios protegerá a sus elegidos en el Día de la Cólera de Yahvé. Si el mundo actual no se convierte de corazón a Cristo Jesús, la humanidad entera experimentará aquello que fue profetizado desde la antigüedad:

"Ya llega el día cruel de Yahvé, con furia y rabia inmensa, para dejar la tierra hecha un destierro y acabar con todos los pecadores. Las estrellas del cielo y sus constelaciones no alumbrarán más, el sol se oscurecerá desde que aparece y la luna no enviará más su luz. 'Voy a castigar a todo el mundo por su maldad y a los impíos por sus crímenes; acabaré con el orgullo de la clase alta y humillaré la soberbia de los dictadores. Haré que los hombres sean más escasos que el oro fino y no se hallen más que el oro de Ofir '. Por eso temblarán los cielos y la tierra se moverá de su sitio, al ver el furor de Yahvé de los Ejércitos, cuando estalle su cólera"Isaías 13, 9 - 13

“La tierra ha sido profanada por los pies de sus habitantes, que pasaron por alto las leyes, violaron los mandamientos y no cumplieron el contrato eterno. Por eso, una maldición ha devorado la tierra por culpa de sus habitantes; por eso se han ido muriendo y solo quedan unos pocos”

Isaías 24, 5 - 6

 

“Los siete ángeles de las siete trompetas se prepararon para tocar. Tocó el primero, y se produjo granizo y fuego, mezclado con sangre, que fueron lanzados a la tierra. Y la tercera parte de la tierra se quemó con la tercera parte de los árboles y toda la hierba verde”

Apocalipsis 8, 6 - 7

 

“Y soltaron a los cuatro ángeles que esperaban la hora, el día, el mes y el año, listos para exterminar a un tercio de los hombres. El número de los soldados a caballo era de doscientos millones; es el número que oí. En mi visión yo vi esos caballos y a quienes los montaban. Estos llevan corazas color de fuego, de jacinto y azufre. Las cabezas de los caballos son como cabezas de leones, y de sus bocas sale fuego, humo y azufre. Entonces un tercio de los hombres fue exterminado por estas tres plagas: el fuego, el humo y el azufre que los caballos lanzaban por el hocico”

Apocalipsis 9, 15 - 18

 

“Otro ángel subió del oriente llevando el sello del Dios vivo y gritó con voz poderosa a los cuatro ángeles autorizados para hacer mal a la tierra y al mar: ‘No hagan mal a la tierra, ni al mar, ni a los árboles hasta que hayamos señalado en la frente a los servidores de nuestro Dios’ “

Apocalipsis 7, 2 - 3

 

“Y porque guardaste con perseverancia mis palabras, yo por mi parte te protegeré en la hora de la prueba que va a venir sobre el mundo entero para probar a los habitantes de la tierra”

Apocalipsis 3, 10

 

“Le tomaré cuenta a Sión; entonces será rescatada; y son los justos los que se salvarán. Pero los rebeldes y los pecadores van a ser destrozados al mismo tiempo, y aquellos que se alejen de Yahvé, perecerán”

Isaías 1, 27 - 28

 

“A cada uno le va a dar su merecido: enojo para sus adversarios y castigo para sus enemigos. Sobre las naciones lejanas caerá su venganza. Los de Occidente conocerán su Nombre y de Oriente verán su Gloria, pues llegará como un torrente encajonado, empujado por un soplo de Yahvé. Pero, en cambio, vendrá como Redentor para Sión y para todos los habitantes de Jacob que se hayan arrepentido de sus pecados”

Isaías 59, 18 - 20

 

“Caminas muy molesto por la tierra, con ira pisoteas las naciones. Has salido en socorro de tu pueblo, a salvar a tu ungido. Has demolido la casa del impío y arrasado sus cimientos hasta el fondo”

Habacuq 3, 12 - 13

El diablo es la fuente universal del pecado. Con el pecado entró la muerte al mundo. La “muerte” y el diablo son una misma cosa. El “lugar de los muertos” es el infierno porque todo demonio y toda alma condenada son muertos vivientes. Los pecados de los actuales hijos de Adán son tan negros, como negra será la noche en el Día de la Ira de Dios. En el Día de la Cólera del Señor el “lugar de los muertos” estará, totalmente, desocupado porque todos los espíritus infernales irán a parar a la Tierra. En el Día de la Ira de Dios el diablo recibirá la “llave del pozo del abismo”, entonces todas las legiones de ángeles infernales tomarán posesión del actual mundo pecador y de todo lo que hay en él. La gente morirá de espanto y desesperación al verse rodeada por demonios y ángeles caídos. Donde hay demonios, hay azufre. En el Día de la Cólera del Señor: El fuego, el humo y el azufre serán responsables de la desaparición de las dos terceras partes de la humanidad, como fue profetizado desde la antigüedad:

 

“Hiere al pastor para que se dispersen las ovejas, que yo me encargaré de matar a los corderitos. Y en todo el país, amenaza Yahvé, dos tercios serán exterminados, y sólo se salvará un tercio”

Zacarías 13, 8

 

"Tocó el tercer ángel, y cayó del cielo una estrella grande, como un globo de fuego, sobre la tercera parte de los ríos y de las fuentes. La estrella se llama Ajenjo, y la tercera parte de las aguas se convirtió en ajenjo y mucha gente murió a causa de las aguas, que se habían vuelto amargas"

Apocalipsis 8, 10 - 11

 

“Cuando abrió el cuarto sello, oí el grito del cuarto viviente: ‘Ven’. Se presentó un caballo verdoso. Al que lo montaba lo llaman la muerte, y detrás de él montaba otro: el lugar de los muertos. Se le dio permiso para exterminar la cuarta parte de los habitantes de la tierra por medio de la espada, del hambre, de la peste y de las fieras”

Apocalipsis 6, 7 - 8

 

 “En ese momento empezó una batalla en el cielo. Miguel y sus ángeles combatieron contra el monstruo. El monstruo se defendía apoyado por sus ángeles, pero no pudieron resistir, y ya no hubo lugar para ellos en el cielo. Echaron, pues, al enorme monstruo, a la serpiente antigua, al Diablo o Satanás, como lo llaman, al seductor del mundo entero, lo echaron a la tierra y a sus ángeles con él”

Apocalipsis 12, 7 - 9

 

“Gritó con voz poderosa: ‘Cayó, cayó Babilonia la grande; ahora quedó transformada  en guarida de demonios, en asilo de toda clase de espíritus impuros, en refugio de aves impuras y asquerosas”

Apocalipsis 18, 2

 

“Y tocó el quinto ángel. Vi entonces una estrella que del cielo había caído a la tierra. Le entregaron la llave del pozo del abismo. Al abrir este pozo, subió una humareda como la de un inmenso horno, que oscureció el sol y el aire”

Apocalipsis 9, 1 - 2

 

“Y soltaron a los cuatro ángeles que esperaban la hora, el día, el mes y el año, listos para exterminar a un tercio de los hombres. El número de los soldados a caballo era de doscientos millones; es el número que oí. En mi visión yo vi esos caballos y a quienes los montaban. Estos llevan corazas color de fuego, de jacinto y azufre. Las cabezas de los caballos son como cabezas de leones, y de sus bocas sale fuego, humo y azufre. Entonces un tercio de los hombres fue exterminado por estas tres plagas: el fuego, el humo y el azufre que los caballos lanzaban por el hocico”

Apocalipsis 9, 15 - 18“Yo le quitaré su alegría de ciudad muy populosa, su orgullo se cambiará en duelo. Por largos días caerá fuego sobre ella de parte del Eterno, será por mucho tiempo morada de demonios" Baruc 4, 34 - 35

El Día de la Cólera del Señor dejará montañas de cadáveres por doquier. No habrá quien los entierre. Desgraciadamente, así está profetizado:

 

“Y añade Yahvé: La catástrofe se extiende de nación en nación, y una tempestad inmensa estalla desde los confines de la tierra. Y las víctimas de Yahvé se extenderán de uno al otro extremo de la tierra, y no serán lloradas ni recogidas ni enterradas, sino que quedarán tiradas por el suelo como guano”

Jeremías 25, 32 - 33

 

“Mira como Yahvé está enojado con todas las naciones y no quiere saber nada con todos sus ejércitos. Los ha condenado a la destrucción, los ha entregado a la matanza. Los muertos están tirados por las calles, y se siente la fetidez de sus cadáveres”

Isaías 34, 2 - 3

 

“Por eso Yahvé se enojó mucho con su pueblo y levantó su mano para pegarle; los cerros se estremecieron y los cadáveres quedaron tirados como basura en las calles. Pero no se le pasó el enojo, pues siguió con su mano levantada”

Isaías 5, 25

 

“Ustedes sabrán que yo soy Yahvé cuando sus cadáveres estén allí en medio de los ídolos, alrededor de sus altares, en cada loma elevada, en la cumbre de todos los cerros, bajo todo árbol verde, bajo toda encina frondosa, dondequiera que hayan quemado incienso a sus ídolos”

Ezequiel 6, 13

La gran Babilonia del libro del Apocalipsis, el actual mundo pecador, desaparecerá con la llegada del Día de la Ira de Dios. Ya no se oirán: Flautas, trompetas, guitarras eléctricas, ni tambores. Ya no se oirá el estruendo y el escándalo, propios de agrupaciones musicales e intérpretes tan aberrantes, como: Metaleros, reggaetoneros, raperos, etc. Ya no se escucharán melodías con mensajes subliminales satánicos, ni letras de canciones, tan anticristianas, como las que se escuchan en la actualidad. Después del Día de la Cólera de Yahvé, serán cosas del pasado: El lujo desproporcionado, la riqueza desmedida y la fama asfixiante de los más grandes y renombrados: Actores, artistas, políticos y deportistas de un mundo idólatra y pecador. Un mundo que se niega a cumplir la santa voluntad del Creador de Cielos y Tierra. Después del Día de la Ira del Señor, desaparecerán manifestaciones, tan anticristianas, como: El homosexualismo, la pornografía, el satanismo, el narcotráfico y el permanente escándalo promovido por los actuales medios de comunicación social. Para creerlo, lee lo que está profetizado:

“El lugar donde van los muertos ensanchará su garganta y abrirá su enorme hocico, para tragar a toda esa gente adinerada: ahí bajarán con toda su bulla. El orgullo del hombre será doblegado, la soberbia humana será humillada. Yahvé de los ejércitos aparecerá grande en su intervención, y el Dios Santo mostrará su santidad por su justicia”

Isaías 5, 14 - 16

"Después de esto, vi bajar del cielo a otro ángel muy majestuoso; su resplandor iluminó la tierra. Gritó con voz poderosa: ‘Cayó, cayó Babilonia la grande; ahora quedó transformada  en guarida de demonios, en asilo de toda clase de espíritus impuros, en refugio de aves impuras y asquerosas. Porque con el vino de sus idolatrías se emborracharon todas las naciones, y los reyes de la tierra pecaron con ella, y los comerciantes de la tierra se enriquecieron con su lujo desenfrenado’. Después vino del cielo esta profecía: ‘Pueblo mío, sal de ella, aléjate, no sea que te hagas cómplice de sus pecados y tengas que sufrir  sus castigos; porque sus pecados se han amontonado hasta el cielo y Dios se ha acordado de sus maldades. ¡Páguenle con la misma moneda! Castíguenla doblemente por sus crímenes, denle a beber el doble de lo que preparó para otros. Que sufra tantos tormentos y desdichas como fueron su orgullo y su lujo. Porque se sentía orgullosa: Domino como reina, y no soy viuda, no conoceré jamás el luto. Por eso, en un solo día, caerán  sobre ella sus plagas: muerte, duelo y hambre. Al fin será quemada, porque poderoso es el Señor Dios que la ha condenado’. Llorarán y se lamentarán sobre ella los reyes de la tierra que pecaron con ella y participaron en su lujo al ver la humareda de su incendio. Deteniéndose a distancia por el horror de su castigo exclamarán: ‘¡Ay, ay, ciudad grande, Babilonia, ciudad poderosa! Una hora bastó para castigarte’. Llorarán y se lamentarán por ella los comerciantes de la tierra, porque ahora nadie les compra las mercaderías que traen en sus barcos: oro, plata, piedras preciosas y perlas, telas de hilo y de púrpura, de seda y escarlata; maderas perfumadas, objetos de marfil y de maderas preciosas, bronce, hierro o mármol; canela, perfumes, mirra e incienso, vino y aceite, harina y trigo, vacunos y corderos, caballos, carros y esclavos, mercadería humana. ‘Ya no verás las frutas maduras que tanto te gustaban; se fueron de ti; has perdido los productos refinados y preciosos y ya no volverás a tenerlos’. Los comerciantes que en ella se enriquecen con sus negocios, temerosos ante su castigo, se quedarán lejos, llorando y gimiendo: ‘¡Ay, ay, ciudad inmensa, que te vestías de hilo, de púrpura y de escarlata, que te adornabas con oro, piedras preciosas y perlas! En una hora se acabó tanta riqueza’. Los pilotos, los navegantes, los marineros y todos aquellos que trabajan en el mar, se detuvieron a distancia y gritaron al contemplar el humo de su incendio: ‘¿Dónde hubo otra ciudad igual a ésta?’. Se echaban polvo en la cabeza llorando y lamentándose. Decían: ‘¡Pobre, pobre Ciudad grande! Su lujoso vivir enriquecía a todos los que tenían barcos en los mares. En una hora ha sido devastada’. ¡Alégrate, cielo, por su ruina! ¡Alégrense, santos, apóstoles y profetas, porque al condenarla Dios les hizo justicia a ustedes! Un ángel vigoroso tomó una piedra, una piedra de molino inmensa y la arrojó al mar, diciendo: ‘Así, con igual violencia, será arrojada Babilonia, la gran ciudad, y no se encontrará nunca jamás. Nunca más se oirán en ti ni arpas, ni cítaras, ni flautas, ni trompetas, artesanos de diversos oficios no trabajarán, ruido del molino no se oirá, luz de lámpara no brillará, y voz del esposo y de la esposa no se oirá. Es que tus comerciantes eran los magnates de la tierra y tus brujerías han seducido a las naciones. Miren que en esta ciudad se encontró sangre de profetas y de santos; sí, la sangre de todos los que fueron muertos en la tierra’ “

Apocalipsis, Capítulo 18

"Haré cesar el rumor de tus canciones y no volverá a oírse el son de tus cítaras. Te convertiré en una roca desnuda, como para colgar redes, y no volverás a ser reconstruido. Porque así lo he resuelto yo, dice el Señor. Esto añade el Señor: ¿No se estremecerán las islas cuando te desplomes con gran ruido, con el gemido de tus heridos, cuando hierva la matanza en medio de ti? Bajarán de sus tronos todos los jefes de las islas, se quitarán sus capas y sus lujosas vestiduras; se vestirán de luto y se sentarán en tierra, temblarán incesantemente y estarán como alocados. Entonarán sobre ti este canto doloroso: ¡Ay! ¡Cómo has caído, cómo has desaparecido de los mares, tú, la ciudad famosa, tan poderosa en el mar, que infundía terror a los habitantes del mar! Ahora, en el día de tu caída, las islas se estremecen y se aterran al ver tu fin"

Ezequiel 26, 13 - 18

Después del Día de la Cólera de Yahvé, el planeta, con todo lo que hay en él, quedará convertido en un inmenso desierto. Esta profecía es muy coherente con lo previamente interpretado, puesto que en el Día de la Ira de Dios lloverá fuego sobre la Tierra. Desgraciadamente, así está profetizado:

 

“Como el león ha dejado su guarida, y ante el ardor de su cólera, la tierra se ha convertido en un desierto, bajo los golpes de la espada destructora”

Jeremías 25, 38

 

“Que su madre será totalmente humillada, y roja de vergüenza la que los dio a luz. Ahora es la última de las naciones, un desierto seco y triste. La cólera de Yahvé la ha dejado sin habitantes, será un lugar completamente abandonado. Todo el que pase cerca de Babilonia se detendrá asombrado, y silbará al ver tantas heridas”

Jeremías 50, 12 - 13

 

“Sus ciudades se han convertido en un desierto seco y triste, donde nadie vive y por donde nadie pasa más”

Jeremías 51, 43

 

“Convertiré el país en desierto, porque me han sido infieles, dice Yahvé”

Ezequiel 15, 8

 

“Esta tierra la dejaré reducida a una soledad y desierto; se acabará su antiguo poder, y los cerros de Israel quedarán arruinados de modo que no habrá nadie que pase por ellos. Cuando transforme su país en soledad y destierro, conocerán que yo soy el Señor, que castigo todos los pecados que han cometido”

Ezequiel 33, 28 - 29

MÁS DETALLES SOBRE EL PRÓXIMO DÍA DE LA IRA DE DIOS SE PUEDEN HALLAR EN UNA PÁGINA, A MI JUICIO EXTRAORDINARIA, ESCRITA POR UN EXPERTO EN EL TEMA. ESTA PÁGINA ES...

http://profeciasdelfindelmundomasapocalipsis.blogspot.com

EL ÚNICO DEFECTO DE LA ANTERIOR PÁGINA ES QUE NO DENUNCIA A FRANCISCO SATÁNICO BERGOGLIO, QUE REPRESENTA UNA DE LAS CAUSAS MÁS IMPORTANTES PARA LA APARICIÓN DEL HORROROSO E INMINENTE DÍA DE LA IRA DE DIOS. POR ESO, TODO CATÓLICO ESTÁ EN LA OBLIGACIÓN DE DENUNCIAR A FRANCISCO SATÁNICO BERGOGLIO. PARA ESTO, LEE Y PROMOCIONA EL SIGUIENTE BLOG CATÓLICO:

http://elconciliovaticanosegundo.blogspot.com


¿Te gustó este tema? puedes compartirlo, ¡es gratis!

Hay 26 respuestas al foro

Hola, para seguir leyendo por favor identifíquese con alguna cuenta:
no está identificado, debe identificarse para leer el resto del escrito.