Acceder al foro

Ciencia y Tecnología

Foro sobre tecnología, internet, tendencias, herramientas sociales (web 2.0), etc.

me
autor Escrito por apologeta
Gobernador
Friday 22 de November de 2019 21:21

LA TIERRA… SE ESTÁ AGRANDANDO??

Desde hace ya muchos años, tenía la inquietud o curiosidad de saber de qué forma afecta el polvo cósmico que cae sobre nuestro planeta ¿Hace que ésta gane peso con el polvo cósmico? Acaso esté aumentando o engrosando su diámetro?? Tendrá su mismo ciclo de rotación y de traslación en algunos miles de años más por estar más grande y pesada?? Y esto es lo que he encontrado en la web… invito que algunos compañeros aporten lo que vayan encontrando en el internet. 

La masa de la Tierra se incrementa en 40 mil toneladas al año debido al polvo extraterrestre

La masa de la Tierra aumenta continuamente debido a la aportación de materia extraterrestre. Una materia que, además, no llega hasta nosotros en forma de grandes asteroides que pongan en peligro nuestras vidas, sino de una manera mucho menos visible y peligrosa, pero mucho más constante. Un equipo de científicos acaba de calcular, en efecto, que unas 40 mil toneladas de polvo cósmico (unas 10 toneladas al día) y de otros materiales procedentes del espacio que impactan cada año con la Tierra. Y lo que es más, esa enriquecedora “lluvia de partículas” se mantiene constante por lo menos desde hace más de 30 mil años.

 ¿Sabías que cada día respiras una pequeña cantidad de polvo de cometas? ¿Y que en el tejado de tu casa se acumulan pequeños fragmentos de asteroides caídos a la Tierra? El espacio está mucho más cerca de lo que pensabas.

 Nuestro planeta se encuentra en los brazos espirales de nuestra galaxia, estamos entre un remolino de partículas cósmicas… estamos en la Vía Láctea, de allí su nombre. Nuestro sistema solar contiene una gran cantidad de polvo cósmico que cobró en la época de formación de los planetas. Eso lo observamos en los grandes cometas con sus largas “colas o cabelleras” que vemos en el firmamento, con el desprendimiento de polvo cuando se acercan al sol.

En el año 2009 Jon Larsen estaba limpiando una mesa exterior en su casa a las afueras de Oslo cuando una partícula de polvo brillante suspendida en el aire captó su atención. Aquella pequeña mota parpadeaba con la luz del sol y tenía un aspecto metálico y angular, así que una idea cruzó por su cabeza: ¿y si lo que estaba viendo era una pequeña partícula de polvo cósmico de las muchas que entran en nuestra atmósfera? Desde entonces, este músico noruego y científico aficionado de 58 años comenzó una exhaustiva recogida de muestras en los tejados de Oslo y otras ciudades europeas en busca de estos “visitantes del espacio exterior”. A pesar de que algunos expertos habían determinado que encontrar estos restos en las ciudades era altamente improbable- debido a la contaminación industrial -, Larsen no se rindió y buscó ayuda para completar su investigación.

Ocho años después, sus esfuerzos han dado fruto en forma de un libro, "In Search of Stardust", en el que incluye 1,500 fotografías de micrometeoritos recogidos en carreteras, fábricas y tejados de más de 50 ciudades de todo el mundo. El trabajo ha contado con la participación de Matthew J. Genge y su equipo del Imperial College de Londres, quienes ayudaron a Larsen a analizar las muestras con microscopio electrónico y confirmar su origen espacial. El libro, en palabras del autor, es una “colección de prístinas esférulas cósmicas” que tiene una parte en el proyecto Stardust, donde se comparten online las fotografías y la historia de su investigación

El principal valor del trabajo de Larsen es haber documentado la existencia de estos micrometeoritos en ciudades, donde se creía casi imposible su identificación. “Durante muchos años la gente se ha dedicado a recoger restos de las canaletas de los tejados y a pasar luego un imán creyendo que las partículas metálicas que quedaban enganchadas eran micrometeoritos”, explica a Next Jordi Llorca, profesor la Universidad Politècnica de Catalunya (UPC) que investiga las partículas de polvo interplanetarias. “Lo que pasa es que lo que coges es casi todo residuos de la actividad humana, así que se creyó que eran imposibles de recuperar y por eso solo se buscaban en los casquetes polares, sobre el hielo o la nieve”. Sin embargo, con el trabajo de Larsen se demuestra que estos pequeños fragmentos del espacio exterior están por todas partes y caen a diario. “Tu coche está cubierto de polvo cósmico”, asegura el astrónomo Donald E. Brownlee en The New York Times. “Inhalamos ese material. Lo ingerimos cada vez que comemos lechuga. Pero normalmente es increíblemente difícil de detectar”.

¿Y qué son estos pequeños fragmentos de material extraterrestre recopilados cuidadosamente por Larsen? “Cuando entra un objeto en la atmósfera terrestre, un trozo de asteroide o de cometa”, relata Llorca, “hay un rozamiento que hace que la superficie se vuelva incandescente, o sea, que se funda, y entonces al fundirse se van desprendiendo pequeños pedazos que son lo que después se van sedimentando a lo largo de los días y van llegando a la superficie de la Tierra”. Estos meteoroides entran a la atmósfera a una velocidad 50 veces superior a la de una bala y alcanzan temperaturas de hasta 2,000°C. Es cuando se enfrían cuando toman habitualmente la forma de esférula, aunque los hay de varios tipos y morfologías. Y su tamaño va desde 0,1 mm hasta 1 mm de diámetro.

Para conocer con certeza su origen exterior Matthew J. Genge y su equipo identificaron 500 de estos micrometeoritos recopilados por Larsen con microscopio electrónico a partir de su composición y su textura y publicaron su resultado hace unas semanas en la revista Geology. Los autores determinaron que todas tenían una composición mayoritariamente de silicio y estimaron que su caída es bastante reciente, probablemente de los últimos seis años. También examinaron la presencia de níquel, uno de los indicadores más interesantes para conocer el origen extraterrestre de un objeto. “Básicamente porque en la corteza de la Tierra no hay”, explica Llorca. “Durante su formación el níquel se fue hacia el núcleo, mientras que en los asteroides que son más pequeñitos este proceso no se dio y el níquel se mantiene en la proporción que tenía originariamente en el Sistema Solar”.

En agosto de 2014, los científicos anunciaron la recolección de posibles partículas de polvo interestelar de la nave espacial Stardust desde su regreso a la Tierra en 2006. En marzo de 2017, los científicos informaron que se han identificado partículas de polvo extraterrestres en todo el planeta Tierra. Según uno de los investigadores dijo: "una vez que supe qué buscar, los encontré en todas partes".

CONTINUARÁ…

imagen


¿Te gustó este tema? puedes compartirlo, ¡es gratis!

Hay 4 respuestas al foro

1
autor apologeta el 23/Nov, 2019 18:25 Gobernador

Polvo cósmico del Cretácico encontrado en los acantilados blancos de Dover.

El polvo cósmico, también conocido como micrometeoritos, se compone de partículas microscópicas que se originaron en el espacio y pueden encontrarse en la superficie de nuestro planeta. Se estima que entre 30,000 y 40,000 toneladas de esta materia cae a la Tierra cada año, pero dado su tamaño, es bastante difícil de localizar, aunque sea identificable por la composición química, la forma y su estructura cristalina.

Una nueva investigación publicada en la revista Earth and Planetary Science Letters, muestra que en los acantilados blancos de Dover, en Inglaterra, se ha encontrado polvo cósmico fosilizado de una fuente completamente nueva. El hallazgo, aseguran los autores del Imperial College de Londres (Reino Unido), podría ayudarnos a aprender más sobre la evolución del Sistema Solar.

"Los acantilados son una fuente importante de criaturas fosilizadas que nos permiten determinar los cambios y trastornos que el planeta ha sufrido durante millones de años. Y el polvo espacial fosilizado está sepultado junto a estas criaturas, lo que también puede proporcionarnos información sobre lo que estaba sucediendo en nuestro sistema solar en ese momento", cuenta el investigador principal, Martin Suttle.

Comparando la forma y la estructura cristalina con las muestras de polvo cósmico encontrado en la Antártida, el equipo encontró que estos micrometeoritos fosilizados en la tiza blanca, se remontan a la época Coniaciense del Cretácico Superior, hace unos 87 millones de años. Aunque pueden alterarse químicamente, las muestras ofrecen nuevas vías para el estudio del polvo cósmico, debido a la preservación excepcional de su estructura. Las muestras antárticas, que se encuentran conservadas en la nieve y el hielo, a menudo se degradan por su medio ambiente, y son mucho más difíciles de fechar con precisión. Esto significa que podríamos aprender más sobre eventos en el sistema solar que ocurrieron hace casi 90 millones de años, como colisiones entre asteroides. Hasta ahora, los registros de polvo cósmico de este período habían sido difíciles de encontrar.

En la misma publicación, en mayo pudimos leer que un equipo internacional de geólogos había propuesto un nuevo escenario para la formación del planeta Marte, explicando las diferencias de su composición química en comparación con las de la Tierra. Estudios previos señalaban que tanto Marte como la Tierra surgieron a una misma distancia del Sol. Sin embargo, de acuerdo a la nueva investigación, existe una mínima probabilidad (posible en una simulación) de que el planeta rojo haya nacido, efectivamente, cerca de la Tierra, pero se haya formado en las mismas regiones donde ahora se extiende el cinturón de asteroides del Sistema Solar (comprendido entre las órbitas de este planeta con Júpiter), y después haya migrado a una órbita más cercana al Sol por acción de la gravitación de Júpiter.

La rotación de la Tierra sobre su eje (un día) produce la impresión de que todo el cielo gira alrededor del planeta. Una vuelta completa de la Tierra sobre su eje, tomando como referencia a las estrellas, dura 23 horas con 56 minutos y 4 segundos y se denomina día sideral. Pero no es de 24 horas el día. Le faltan 3 minutos y 56 segundos.

Para la traslación de la Tierra se toma como referencia la específica posición de una estrella, la Tierra realiza una vuelta completa al sol en un año sidéreo, cuya duración es de 365 días, 6 horas, 9 minutos y 9.7 segundos, para eso se implementó el año bisiesto cada 4 años, y cubrir esas 6 horas de diferencia cada año, haciendo un día más en el mes de febrero. El año sidéreo es de poca importancia práctica. Ya que para las actividades terrestres es más importante la medición del tiempo según las estaciones.

Y las preguntas: La Madre Tierra ya más gordita y pasadita de "kilos" con tanto polvo cósmico ¿dará el giro en su propio eje en las mismas horas y minutos que lo hace hoy en día? ¿Dará la circunvalación alrededor del sol en los mismos días, horas y minutos dentro de un millón de años? ¿Será más lenta? ¿Qué opinan ustedes?

Algunos lectores podrán preguntarse ¿y qué tanto podrá engrosar la Tierra con esas miles de toneladas al año en una superficie tan inmensa que tiene nuestro planeta?

Y yo les contestaré: La superficie de la Tierra es de 510 millones de Km cuadrados y un metro cúbico de polvo estelar o cósmico pesa entre 10 y 15 gramos. Y si hablamos de 40 mil toneladas de polvo al año que recibimos del cosmos. Hagan sus cuentitas de cuántos metros cúbicos de polvo cósmico nos están cayendo anualmente y luego lo multiplican por mil años.

A LA TIERRA LE ESTÁ ENGROSANDO LA CINTURA!!     

https://youtu.be/iM24wzLBKjA

¡¡Deja que los perros ladren...es señal de que vamos avanzando!!



2
autor Aureliana el 30/Nov, 2019 14:10
Visitante distinguido

Creo que es uno de los temas más interesantes ya que en micaso estoy muy metida en el tema de la ecnología, no entiendo de forma completa aún sobre el impacto que se puede tener a futuro pero, creo que es importante considerar que una de las formas de evitar el daño a nuestro planeta es utilizando morralitos de manta para evitar que se sigan generando problemas con el plástico ya que si es inevitable que este polvo caiga, al menos podemos ayudar a evitar su contaminación por nuestra culpa.




3
autor apologeta el 30/Nov, 2019 22:40 Gobernador

@Aureliana »      Dice nuestra amiga Aureliana: Creo que es uno de los temas más interesantes, ya que en mi caso estoy muy metida en el tema de la ecnología

- Amiga Aureliana, por principio de cuentas, ya no supe qué me quisiste decir con la palabra “ecnología”, si es tecnología o etnología… me lo puedes aclarar??

Y me dices: no entiendo de forma completa aún sobre el impacto que se puede tener a futuro…

- OK, lo que menciono no es a un futuro inmediato, es una contaminación galáctica a miles de años. Pero que nos llegará!! 

Y finalmente metes el comercial de los morralitos diciendo: pero, creo que es importante considerar que una de las formas de evitar el daño a nuestro planeta es utilizando morralitos de manta para evitar que se sigan generando problemas con el plástico ya que si es inevitable que este polvo caiga, al menos podemos ayudar a evitar su contaminación por nuestra culpa.

- Esos morralitos no nos sirven para detener ese polvo de estrellas, pero te felicito por mostrar tu inquietud de lo que estamos provocando con los plásticos. Y te lo está diciendo alguien que vive en Los Cabos y Mazatlán… donde los delfines están muriendo por la ingesta de los plásticos. Pero en las ciudades que no tienen costas, no le veo el caso a prohibirlo!!

Saludos!!   

¡¡Deja que los perros ladren...es señal de que vamos avanzando!!



4
autor paty14 el 5/Dec, 2019 14:26 Diputado local

@apologeta » 

Interesante tema. Con usted siempre se está aprendiendo.

Algo tan común es que respiremos, de lo que no me había percatado es que respiramos polvo cósmico y que en nuestros techos de nuestras casas lo tenemos, pero a simple vista no se puede ver .

Pues según entiendo se dice que el polvo cósmico son pequeñas partículas de  silicatos, sulfatos o carbón que se generan en estrellas de masa relativamente mediana en su última etapa de vida, cuando el gas que se expande de la estrella se enfría al alejarse de ella se coagulan, dando origen al polvo extraterrestre y es considerable lo que se acumula en ciertos períodos de tiempo en el planeta y que al transcurso de algunos años(no sé cuantos) pueda considerarse importante en cuanto al movimiento, modificación  y traslación de la tierra.

Saludos-

paty14





¿Te gustó este tema? puedes compartirlo, ¡es gratis!


Foros de el Lector en El Siglo de Torreón.